Genial
Genial

18 Ilustraciones que muestran cómo cambia el amor en las diferentes etapas de la vida

Hay una canción que dice: “Es imposible ser feliz si estás solo”. Esta debe ser la razón por la cual, desde una edad muy temprana, la mayoría de las personas ya están buscando a la pareja perfecta. Sin embargo, a medida que maduramos, es común que cambie nuestra idea de lo que consideramos importante para que una relación sea duradera y sana.

Pensando en ello, en Genial.guru preparamos unas ilustraciones que nos recuerdan cómo era el “príncipe azul” con el que soñábamos en la adolescencia, y cómo este concepto puede cambiar a medida que nos hacemos adultos. ¿Te identificarás con alguna de ellas? ¡Echa un vistazo!

1. En la adolescencia, buscamos ser populares más que nada. Sin embargo, con el tiempo, nos damos cuenta de que el compromiso es algo mucho más importante

2. También descubrimos que compartir una serie es más valioso que ir juntos a una fiesta

3. Nos damos cuenta de que las “locuras de amor”, sobre todo aquellas en las que gastas dinero de manera extravagante, no te garantizan la construcción de un futuro sólido

4. En la adolescencia queremos tener los mismos gustos que nuestra “pareja ideal”. De adultos, comprendemos que no tenemos que renunciar a lo que nos gusta

5. Nos damos cuenta de que un buen compañero puede ser aquel que sabe reconocer el compromiso de los demás sin importar su propia vanidad

6. Logramos valorar más el compromiso y la colaboración que los elogios, especialmente si se trata de nuestros atributos físicos

7. Cuando somos jóvenes, solemos confundir la posesión con el amor. Con el tiempo, entendemos la diferencia entre los celos y la preocupación

8. De adultos, dejamos de buscar al novio más guapo, y empezamos a valorar a aquellos que saben mostrar interés, amabilidad y empatía

9. En la adolescencia, creemos que somos perfectos y sentimos que podemos luchar contra el mundo si es necesario. Las parejas adultas aceptan las dificultades y se esfuerzan por mejorar

10. En vez de “derretirnos” con declaraciones exageradas, percibimos el amor de nuestra pareja por sus gestos de cuidado y preocupación en la vida cotidiana

11. Aprendemos que hay ciertos recuerdos únicos y propios de la pareja, y no merecen ser compartidos con todo el mundo

12. En la juventud, queremos hacer grandes cosas para celebrar el amor. En la edad adulta, preferimos compartir los momentos memorables con quienes forman parte de nuestra historia

13. Comprendemos que para tener una relación sana, debemos estar dispuestos a colaborar y estar presentes en los momentos importantes de nuestra pareja

14. A veces, los jóvenes suelen confundir la falta de control con el amor excesivo. Las relaciones maduras eligen el momento adecuado para resolver los desacuerdos

15. Entendemos que tener libertad no significa no estar comprometidos, es respetar la individualidad de la pareja

16. De adolescentes, buscamos a aquel que comparte nuestros intereses preferidos. De adultos comprendemos que las diferencias pueden ser una oportunidad para conversar sobre cosas interesantes

17. Muchas parejas jóvenes creen que el resto del mundo no importa, ni siquiera los parientes. Los adultos suelen integrarse más a las familias de su pareja de forma natural

18. En la adolescencia, es normal sentirse inseguro y sentir celos por cosas del pasado. Con el tiempo, nos damos cuenta de que cada historia ayudó a la persona que está a nuestro lado a construirse

Generalmente, cuando somos adolescentes, lo que entendemos como prueba de amor puede ser señal de una relación no muy sana. La buena noticia es que crecemos y aprendemos que el amor propio y los valores son los conceptos más importantes a la hora de formar una pareja. ¿Qué es lo que más valoras en una relación? Cuéntanos y etiqueta a ese amigo que está buscando a la persona ideal.

Genial/Psicología/18 Ilustraciones que muestran cómo cambia el amor en las diferentes etapas de la vida
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos