Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

25 Juegos y actividades que puedes hacer con tu bebé para fomentar el aprendizaje y cariño mutuo

Ya sean los padres, tíos, abuelos y hasta niñeros, cuidar a un bebé es toda una experiencia. Los pequeños detalles que son para nosotros algo cotidiano, como sentarse y caminar, son para ellos grandes acontecimientos. Por eso, los juegos son una manera con la que los niños pueden explorar el mundo y aprender en cada etapa de su desarrollo.

Genial.guru comparte estos juegos tan sencillos como extraordinarios que pueden fomentar el vínculo y aprendizaje en los bebés durante la experiencia de verlos crecer.

0 a 3 meses

En el primer mes de vida, mientras tú intentas acostumbrarte a sus horarios desordenados y al cambio de pañales, los bebés empiezan a desarrollar los sentidos y a coordinar los movimientos. Por un tiempo, deberás esperar a hacer juegos con expresiones faciales para hacerlo reír, ya que definitivamente no le dará gracia. Y no es porque no seas divertido, sino porque los bebés recién nacidos no pueden ver más allá de 30 a 35 centímetros de distancia desde su cara. Entonces, al momento de interactuar con él, acércate para que te pueda ver. En este primer período puedes hacer actividades que le ayuden a explorar sus sentidos, como la vista y el tacto.

En esta etapa ciertamente fascinante en la que cada progreso es un logro y una oportunidad para estrechar el vínculo, las actividades que puedes hacer son:

  • Acostarlo boca arriba y utilizar juguetes con colores llamativos y con contrastes cromáticos claros, como el blanco y negro, moviéndolos lentamente de un lado al otro cerca de él para que pueda seguirlo con los ojos y aprender a enfocar la mirada. Más adelante puedes hacer burbujas frente a él para que vea el movimiento, pero hazlo en una distancia prudente, para que las burbujas no exploten en su carita.
  • De vez en cuando, toca brevemente la punta de su nariz con la yema de tu dedo para desarrollar el reflejo del parpadeo. Aunque no lo creas, esta actividad tan sencilla puede ser significativamente interesante para un recién nacido.
  • Puedes ponerle música o cantarle cerca de su oído, a los bebés les gusta escuchar sonidos y canciones, especialmente si es una voz que le está empezando a sonar conocida, como la tuya.
  • Léele cuentos o háblale. Por más que no entienda lo que le estás diciendo, le ayudará a familiarizarse con tu voz, así que tus diferentes matices de entonación le resultarán interesantes.
  • Acuéstalo en tu brazo sosteniendo con la otra mano su cuello y cabeza, de esta manera acúnalo hacia arriba y abajo. El movimiento lo mantendrá entretenido, pero ten presente que debes hacerlo lentamente.
  • El mejor sitio para que él aprenda a conocer el mundo es entre tus brazos. Cuando está contigo tiene la altura perfecta para un mejor campo de visión, así que llévalo de paseo aunque sea por la casa para que conozca el entorno desde tu altura. También podrías acompañar la caminata hablándole de las cosas que están a su alrededor.

3 a 6 meses

En este período se aceleran los cambios; el bebé sonríe y empieza a reconocer a las personas a su alrededor, exigiendo su atención. Poco a poco, adquiere la facultad de levantar la cabeza y podrás escuchar su risa. La interacción y formas de entretenimiento pueden ser muy variadas, ya que ahora responden a nuevos estímulos. Los juegos pueden ser ejercicios que les ayuden a erguir la cabeza y, conforme pase el tiempo, a estar boca abajo.

Las actividades que puedes hacer en este período son:

  • Las cosquillas y caricias le gustarán y te permitirá apreciar su hermosa sonrisa más a menudo. Esto no solo fomenta el vínculo con quien juega, sino que también continúa desarrollando la sensación del tacto.
  • Tumbado boca arriba, puedes mover sus pies para enseñarle a pedalear y estirar los pies.
  • También, tumbado boca arriba, puedes mover objetos frente a él que estén a su alcance pero que no llegue a tomarlos para que se esfuerce en hacerlo, puedes incluso hacerlo girar de derecha a izquierda.
  • Si le lees señalando palabras con dibujos, le ayudará a desarrollar habilidades del lenguaje y ten por seguro que lo disfrutará, porque querrá pasar tiempo contigo.
  • Pon música y baila con tu bebé abrazado a ti con movimientos no tan bruscos, permitirá que asocie la música con el baile y diversión, y a su vez disfrutará la cercanía.
  • Cuando esté despierto y bajo tu supervisión, colócalo boca abajo frente a un espejo para que el querer mirar su reflejo le obligue a levantar la cabeza y ejercitar el tórax.

9 a 12 meses

Muchos hemos escuchado alguna vez la frase los bebés crecen rápido", pues desde este momento lo hará a un ritmo sumamente veloz, absorbiendo todo lo que observa del mundo a su alrededor. ¡Y ten cuidado con distraerte! En esta época empiezan a ser muy inquietos y curiosos, querrán explorar las cosas del hogar, precisamente las que no deben tocar, como artículos que pueden romperse, enchufes y cualquier otra cosa que no sean precisamente juguetes. Así que lo mejor será mantenerlo distraído por su bien (y el de la casa).

  • Gatea al lado del bebé, seguramente te verás gracioso y le incentivarás a hacerlo a él también (tal vez quieras hacerlo cuando no haya una cámara fotográfica cerca).
  • Juega a tirarle la pelota, devolverla le resultará muy divertido.
  • Toma al pequeño de la mano y llévalo frente a un espejo. Mientras continúan de pie, haz caras divertidas para que él observe tu reflejo y quiera imitarte.
  • Si el bebé está en la cuna, puedes mostrarle juguetes desde afuera para que quiera ponerse de pie y recogerlo.
  • Muéstrale dibujos de animales y enséñale a imitar su sonido, eso desarrollará su lenguaje, intentado expresar letras que usualmente le resultan difíciles.
  • Con tres cajas, puedes colocar una pelota dentro de ella y hacerle adivinar al bebé dónde está, le divertirá la dinámica de buscarla cada vez que la cambias de lugar.
  • Pon en una caja objetos de todo tipo y enséñale a decir “sí” cuando son juguetes y “no” cuando pueden ser cosas perjudiciales para ellos como tijeras.

1 año

Para este entonces, el bebé está empezando a caminar solo y es una máquina con baterías de larga duración correteando de un lado a otro por la casa. Más allá de sus travesuras, podrá agacharse y comprender algunas órdenes sencillas, también puede decir más palabras que “papá” y “mamá” y saludar con sus manitos. Ahora, juegos como masas, pelotas y piezas de construcción le resultarán muy divertidas e interactivas.

  • Puedes esconder algún juguete que haga ruido, un reloj o una caja musical y hacer que lo busque, para que al encontrarlo lo invites a que lo esconda él. Una actividad tan sencilla como esta fomenta sus habilidades auditivas y su orientación.
  • Finalmente, llegó el momento de que le enseñes a bailar y cantar al ritmo de las canciones infantiles, tú serás su maestro y coreógrafo, así que échale ganas.
  • Otra actividad relacionada con la música es enseñarle a bailar cuando la canción se está reproduciendo y quedarse congelado cuando se detiene, al verte hacerlo varias veces lo asociará y sabrá que cuando la canción no está en marcha debe quedarse quieto.
  • Con ollas, sartenes y utensilios sin filo puedes enseñarle a hacer música para que desarrolle su lado creativo, y tú la paciencia.
  • Haz burbujas para que persiga y rompa, este juego fomenta sus habilidades de coordinación.
  • Sienta a tu bebé en una sábana o alfombra y desplázala suavemente por la habitación, este juego no solo le ayudará a desarrollar el equilibrio, le soltará muchas risas.

Es importante destacar que todos los bebés viven la experiencia de crecer en tiempos y formas distintas, ten paciencia y adapta las actividades que mejor consideres para él en el momento oportuno.

Déjanos en los comentarios cuáles de estas actividades te gustaría poner en práctica, y si tienes algún juego con tu hijo que no figure, no dudes en recomendarlo.

Imagen de portada 2081671 / Pixabay
Compartir este artículo