Genial
Genial

8 Maneras de entender si estás siendo manipulado y cómo lidiar con ello

“Te tomas las cosas de forma demasiado personal”, “No tienes sentido del humor” y “Necesitas calmarte” son frases típicas de un manipulador. Gracias a las prácticas de atención plena y empatía, ahora podemos identificar este comportamiento con relativa facilidad. Sin embargo, aún podemos quedar atrapados en el círculo vicioso del abuso psicológico.

Genial.guru está aquí para ayudarte a vivir tu vida en paz y equilibrio, sin que haya lugar para el abuso.

1. Empiezas a cuestionar la realidad

A los manipuladores les encanta crear una atmósfera de confusión y desacuerdo entre otras personas. Sus víctimas se sienten abrumadas y no pueden entender lo que realmente sucede. Empiezan a preguntarse si de hecho pasó algo. Entonces, en lugar de dudar del comportamiento de su manipulador, la víctima intenta prevenir el próximo ataque psicológico.

Como resultado, aumentan las dudas sobre uno mismo y toda la situación se vuelve confusa. Según el Dr. George Simon, las víctimas cuestionan la realidad y a sí mismas. Incluso dudan de su cordura. Puedes sentir que tienes el control, pero, al mismo tiempo, pensar que todo es absurdo.

Qué hacer: utiliza tu pensamiento crítico. Pregunta a tus amigos o familiares si no estás seguro de algo y comparte tus dudas con ellos. Otro gran truco es mantenerte firme sin dramas. Conserva la calma y la serenidad. Usa hechos para juzgar la opinión del manipulador y demuestra cuán absurdo es su juicio.

2. Tus emociones son menospreciadas

Los manipuladores te hacen sentir que tu opinión no importa. Te obligan a creer que estás hablando en el calor del momento. Tus miedos y preocupaciones se trivializan. “Siempre eres tan dramático”, “Estás simplemente paranoico” o “Estás exagerando” son las frases típicas que debes detectar. Entonces, si te acercas a un manipulador en busca de ayuda, probablemente se reirá de ti y te dejará a tu suerte.

Qué hacer: si crees que algo es cierto, no permitas que otros te desacrediten. No caigas en la trampa de aceptar el juicio del manipulador sobre ti.

3. No puedes imaginar tu vida sin el manipulador

Los manipuladores rompen tu resistencia y siembran semillas de duda. Te aseguran que permanecerás bajo su “cuidado” y “protección”. Muy a menudo, pasan de ser crueles a amorosos en segundos, lo que te hace sentir aún más confundido.

Qué hacer: recuerda que los manipuladores controlan a las personas que sienten una oleada de ansiedad malsana ante la idea de perderlos. Sin embargo, no te corresponderán con su amor. También es una gran idea comunicarse con otras personas en lugar de encerrarte en tu habitación. De esta manera, podrás ver la situación desde una perspectiva diferente.

Recuerda mantenerte alejado de aquellos que apoyen al manipulador.

4. Tu pareja finge ser la víctima, convirtiéndote en el abusador

Una vez que comiences a defenderte, el manipulador se hará la víctima. Te culpará y, para colmo, te acusará de cosas que ni siquiera hiciste. Hará esto para desviar la atención de él hacia ti.

Qué hacer: no intentes vengarte del manipulador. Aunque puedes sentirte bien al principio, esto inevitablemente te llevará a la devastación y a la decepción. Además, los manipuladores rara vez se rinden, por lo que también se vengarán de ti.

5. No puedes tomar decisiones sencillas

Según el Dr. Robin Stern, este es uno de los principales signos de la manipulación. Si notas que tienes dificultades para tomar las decisiones más simples, como elegir cuándo acostarte o qué cepillo de dientes comprar, este es un verdadero problema. Los manipuladores ganan el control sobre ti, haciéndote sentir impotente e incapaz.

Qué hacer: aunque las decisiones personales pueden afectar a las personas que te rodean, también debes prestar atención a tu opinión. Establece límites entre tú y el manipulador, y no permitas que se adueñe de todos los aspectos de tu vida.

6. Lo piensas dos veces antes de hablar con tu pareja sobre las cosas

Si alguna vez has intentado pedir ayuda a un manipulador, probablemente sepas que te espera un oleada de ira de su parte. Haces todo lo posible para que la persona mantenga la calma, así que caminas sobre cáscaras de huevo solo para evitar provocar sentimientos negativos en ella.

Qué hacer: no tengas miedo del manipulador. Puede influir en ti, pero solo cuando le permites hacerlo. Expresa tu opinión, adhiérete a tus principios y no reprimas tus emociones.

7. Tu pareja niega algo que acaba de decir

Los manipuladores siempre fingen que nunca dijeron algo que estás completamente seguro sí dijeron. Lo hacen para que empieces a dudar de ti mismo y caigas en su control. Por ejemplo, sabes que a tu pareja le gusta la cocina asiática, pero cuando compras comida de este tipo para llevar, afirma que nunca ha dicho que le guste.

Qué hacer: a veces podemos olvidar algunas cosas, pero si sucede todo el tiempo sin razón aparente, simplemente graba las palabras de esa persona. Usa una grabadora de voz o escribe lo que diga. De esta manera, estarás seguro de que realmente mencionó algo y no imaginaste nada.

8. Sientes que se burla de ti

Los manipuladores se burlan de sus víctimas riéndose de sus miedos y opiniones. Los abusadores te enfrentan a tus amigos y familiares y, como resultado, te aíslan por completo. Una víctima de manipulación puede decir que su pareja finge tener problemas para escuchar cuando habla con ella, por lo que se pone la mano detrás de la oreja y grita “¿Qué?” todo el tiempo, pero cuando está cerca de alguien más, su audición es perfecta.

Qué hacer: respétate a ti mismo y no dejes que el manipulador te pase por encima. Una relación así nunca te traerá felicidad, así que en lugar de torturarte, haz las maletas y vete. Recuerda que la persona intentará recuperarte como pueda, así que no dejes que te convenza de tu “amor”.

¿Te has sentido manipulado? ¿Alguna vez has sido manipulador sin intención?

Compartir este artículo