Científicos explican por qué es tan bueno para la salud cantar en la ducha

Imagínate esta escena: estás en la ducha; el agua caliente y la espuma del jabón se mezclan mientras corren por tu piel, el rico aroma del champú invade tus sentidos mientras tú entonas a voz en cuello tu canción favorita. Relajante, ¿verdad? Es que en el momento del baño se unen dos cosas que el ser humano disfruta muchísimo: la música y la higiene. Un estudio científico descubrió que existe una conexión entre ambas cosas que resulta excelente para nuestra salud mental.

Genial.guru investigó lo que dice un estudio y te lo cuenta para que disfrutes de la hora del baño. Lee hasta el final, pues tenemos un bono con 10 canciones para interpretar en la ducha.

Por qué es tan saludable cantar

Puede que desentonemos al cantar, pero aun así, cuando lo hacemos, nuestra salud se beneficia. Según un estudio publicado en la revista Frontiers in Neuroscience, cantar ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés. A su vez, se generan endorfinas que contribuyen a levantar nuestro ánimo. El vapor y el aire caliente hidratan las cuerdas vocales, se refuerzan los músculos intercostales y abdominales y se activa la circulación sanguínea.

Este no es el único beneficios del canto. Los investigadores señalan que, al cantar, el ritmo cardiaco se normaliza, pues el aire entra y sale como si estuviéramos realizando ejercicios de respiración. Si lo pensamos, cantar es casi como guiar la forma en la respiramos. Tomamos aire antes de cada frase y lo exhalamos despacio. Cada vez que esto sucede, una señal llega al cerebro indicando que todo está bien. Como resultado, nos relajamos.

Cantar brinda seguridad

El canto nos proporciona una agradable sensación de seguridad. Los expertos explican que nos sentimos así porque, desde la infancia, nuestros padres nos calmaban con canciones. De hecho, en todas las culturas se utiliza el canto como forma de enseñar a los niños a hablar. También se lo usa para tranquilizar a los bebés. Por eso, cuando escuchamos ciertas canciones, nos sentimos inmediatamente seguros y calmados.

Cantar mejora la memoria

Cantar no solo es bueno para relajarnos, también potencia otras funciones. Por ejemplo, nos ayuda a entrenar la memoria. Piénsalo, ¿cuántas canciones te sabes de principio a fin? Checa tu playlist y sorpréndete. Otro estudio realizado en la George Mason University determinó que cantar bajo la ducha puede mejorar la calidad de vida de las personas que padecen alzhéimer. Incluso, es posible que también nos ayude a prevenir enfermedades degenerativas del sistema nervioso.

Nuestra propia sala de grabación: el cuarto de baño

Pero, ¿por qué se siente tan bien cantar bajo la ducha? El baño resulta la habitación de la casa con mejor acústica. Esto se debe a que las paredes del cuarto de baño tienden a ser más gruesas y lisas. El sonido del agua corriendo nos produce una agradable sensación de bienestar. Es en el baño donde estamos a solas con nosotros mismos. Todo se confabula para que la ducha diaria sea tan reconfortante y se transforme en un momento litúrgico en los que somos los protagonistas.

Bono: 10 canciones para cantar en la ducha

Aquí te dejamos una lista para que disfrutes de tu ducha diaria al ritmo de la música:

  • Bohemian Rhapsody” de Queen. Esta canción tiene 44 años de edad, es una mezcla de rock heavy, balada, ópera y dura 5:55 minutos. Casi lo que dura una ducha rápida.

  • Singin’ In The Rain” de Gene Kelly. Fue escrita en 1930 y es una de las canciones más representativas del cine americano. El agua, tu imaginación y la alegre letra de la canción te transportarán a una calle bajo la lluvia como en la película.

  • Vivo per lei” de Andrea Bocelli y Marta Sánchez. Es un homenaje a la música. Combina balada y lírica de una manera excepcional. Te sentirás en el escenario del mejor teatro de ópera.

  • Viva la Vida” de Coldplay. Desde que fue lanzada, estuvo en el primer lugar en la lista de iTunes Top 100 y fue reproducida millones de veces. Es un canto a la vida que te va a dejar feliz, además de limpio.

  • Sweet Child o’ Mine” de Guns N’ Roses. La canción fue creada en cinco minutos, el grupo pensó que no tendría éxito. Sin embargo, alcanzó el puesto número uno en el Billboard Hot 100 en 1988. Perfecta para hacer catarsis con unos buenos agudos al estilo Axl Rose.

  • I Feel Good” de James Brown. Con este tema, James Brown alcanzó fama mundial y es una de las canciones con más versiones de la historia, incluidas las que se cantan en la ducha.

  • My Heart Will Go On” de Céline Dion. Es el tema principal de la banda sonora de Titanic, la película que marcó un hito cinematográfico. Ideal para un momento emotivo entre el champú y el acondicionador.

  • Perfect” de Ed Sheeran. Una de las canciones del cantante que ganó varios premios. Romántica y pacífica, viene muy bien para bajar el estrés.

  • Imagine” de John Lennon. Desde que se lanzó el disco que contiene esta canción, se han vendido cinco millones de copias físicas y cuatro millones de copias digitales. La letra es tan especial que no puede faltar en la lista.

  • Express Yourself” de Madonna. Con esta optimista canción, Madonna inspira a expresarse sin vergüenza. El cuarto de baño puede ser el espacio perfecto para hacerlo.

  • Thriller” de Michael Jackson. Tiene efectos de sonido similares a los de una película de terror que ponen los pelos de punta. La parte preferida de todos es cuando se escucha la terrorífica voz de Vincent Price de fondo.

¿Cuál es tu canción favorita para cantar en la ducha? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Compartir este artículo