Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Tu relación vale la pena, así que repárala en solo 4 pasos con el método psicológico “H-E-A-L”

A muchas personas les encantaría tener una relación como la de Diario de una pasión, pero el amor de las películas solo se queda en las pantallas. En la realidad, una relación sentimental tiene sus momentos buenos y sus temporadas difíciles, pero, aunque los problemas sean graves, para la psicóloga Melanie Greenberg, quien tiene más de 20 años de experiencia, existe una solución. Ella es la creadora de la técnica “H-E-A-L” (“Sanar”, en inglés), la cual puede ayudar a salvar a una pareja con tan solo 4 pasos: “H” de hear (escuchar); “E” de empatizar, “A” de actuar, y “L” de love (amar).

Paso 1: escucha

En el momento en el que tu pareja y tú inicien una conversación seria, realiza un esfuerzo mental por enfocarte en lo que está diciendo. Para hacerlo, debes recordar dos puntos básicos: eliminar tus prejuicios y entender que no es momento de defenderte. Se trata de escuchar con atención, no solo lo que tu pareja dice, sino cómo lo dice verbal y físicamente.

Préstales atención a sus señales no verbales: identifica la emoción en su tono de voz o en sus ojos, ¿es enojo o tristeza? Lee su lenguaje corporal, ¿quiere acercarse o protegerse de ti? Intenta entender qué necesidad tiene: es posible que no se sienta amado, respetado o entendido. Tu objetivo es hacerle evidente que lo escuchas, entiendes lo que le hace falta y que estás dispuesto a hacer algo al respecto.

Paso 2: empatiza

Cuando ya hayas comprendido lo que tu pareja siente, deberás enfocarte en ti y luego en el otro. Primero presta atención a qué es lo que sientes en lo más profundo de tu ser al ver a la persona así. Puede que sientas preocupación, tristeza o miedo.

Ahora céntrate en tu pareja y tómate unos instantes para conectarte con ella a un nivel emocional: siente lo que ella percibe y muestra compasión. Si ella tiene miedo, trata de sentirlo tú. Si se siente sola, piensa cómo te sentirías sin compañía. Si está sufriendo, trata de compartir su dolor. Cuando compartes las emociones negativas con tu pareja, no solo se tornan menos pesadas, sino que el otro se siente consolado.

Paso 3: actúa

El siguiente paso es crítico. Se trata de comprometerse a hacer voluntariamente una o varias acciones dirigidas a satisfacer las necesidades de tu pareja, todo para apaciguar sus inquietudes. Estas pueden variar en complejidad, desde prometer lavar los platos después de la cena, diseñar y cumplir un presupuesto familiar para minimizar preocupaciones financieras, hasta avisar que se llegará tarde a cenar.

Para tu pareja, estas acciones serán una señal de que has escuchado, empatizado y tomado en serio sus preocupaciones. Que no te sorprenda que su comportamiento hacia ti comience a ser más positivo, ya que será el resultado de sentirse más amado y respetado. Seguir practicando esas acciones, no importa si no las completas de manera perfecta, será suficiente para él, ya que comprenderá que quieres cumplir tu compromiso.

Paso 4: ama

Reserva un espacio en tu rutina para reconectarte deliberadamente con el sentimiento de amor que sientes hacia tu pareja y para renovar tu decisión voluntaria de escogerla por sobre los demás. Deja de lado aquellos pensamientos negativos que los llevaron a discutir y, tal vez, a herirse mutuamente.

En su lugar, recuerda las cualidades que más te atrajeron de tu pareja. ¿Es guapa, inteligente, honesta? Piensa en los sueños que tenían juntos: tal vez puedan rescatar algunos o ajustarlos a sus situaciones actuales. Aspira a encontrar el modo de perdonarlo y perdonarte por aquellos errores que cometieron. Y, por último, procura traducir ese amor que sientes en una acción, como escribirle una notita romántica o prepararle su postre preferido.

¿Le agregarías algún paso a este método? ¿Qué trucos te funcionaron para reconectarte con tu pareja? ¡Comparte tu sabiduría con nosotros en los comentarios!

Ilustrado por Marat Nugumanov para Genial.guru