Las personas atractivas revelaron los pro y los contra de ser hermosas, y es difícil decir si tienen suerte o no

Muchos suelen pensar que la vida de las personas hermosas es fácil, y, de alguna manera, tienen razón. Sin embargo, hay muchos estudios que demuestran que su rutina diaria no es un paraíso. Algunas incluso pueden sorprenderte, ya que aseguran que la belleza es más una maldición que una bendición.

En Genial.guru somos conscientes de que la apariencia no lo es todo, y, al parecer, muchas personas guapas están de acuerdo con nosotros.

1. A las personas del mismo género les gusta degradarlas, y muchas veces lo logran

Un estudio demostró que las personas se sienten amenazadas por la belleza, por lo que, cuando se encuentran con alguien hermoso, pueden planear degradarlo por temor o por celos. Por ejemplo, si una persona atractiva se presenta a una entrevista de trabajo y es entrevistada por alguien del mismo género, es probable que no obtenga el empleo, ya que el entrevistador se sentirá amenazado.

Las personas en la oficina suelen cotillear acerca de gente atractiva porque no pueden quitarle la apariencia, pero sí destruir su personalidad. Los sujetos bien parecidos admiten esto y asumen que los humanos se vuelven cada vez más competitivos, específicamente con ellos, ya que se enojan si no se sienten felices y proyectan su inseguridad en ellos, alejándolos por temor a la competencia, los celos, o por cualquier otra razón. Se sienten juzgados continuamente, como si estuvieran en un escenario.

2. La gente suele tener mayores expectativas de estas personas

Los psicólogos llaman a este fenómeno el “Efecto halo”, el cual consiste en la forma en que las personas relacionan todo tipo de características positivas con su belleza. Pero en el caso de gente atractiva, muchos la asocian no solo con cualidades buenas, sino también con resultados positivos. Por lo tanto, si alguien es guapo, esperan que tengan una familia amorosa, un buen trabajo y una vida fácil. Las personas atractivas sienten que la gente tiene muchas expectativas de que tengan un buen desempeño profesional y sean exitosas en su carrera profesional. Naturalmente, tienen que estar al nivel de su apariencia.

Pero eso no es simple, porque los sujetos guapos también fallan. Y lo malo es que serán juzgados continuamente por ello. Además, no tienen derecho a quejarse. Muchas personas creen que, si alguien es atractivo, todo lo malo que le sucede es culpa suya.

3. Son más inteligentes que otros, incluso si algunas personas creen lo contrario

Un estudio sugirió que las personas atractivas podrían ser un poco más inteligentes que otros, ya que se descubrió que el nivel intelectual depende de las proporciones corporales. Sin embargo, los individuos guapos luchan con el estereotipo de que, debido a su buena apariencia, deben ser estúpidos. Incluso han llegado a declarar que sus amigos han confesado que pensaban que eran demasiado bonitos para ser inteligentes.

Las personas atractivas pueden experimentar las consecuencias de este estereotipo continuamente. A la gente no le gusta que demuestren de alguna manera que son inteligentes. Creen que no se le permite a alguien ser atractivo, amable, ingenioso y autosuficiente al mismo tiempo.

4. Muchos piensan que las personas atractivas también son agradables, divertidas y confiables

Debido al “Efecto halo”, sin importar la edad, muchas personas creen inconscientemente que, si alguien es guapo, entonces también será amable, divertido, honesto y confiable.

Algunas personas atractivas han confesado que han experimentado esa situación, y han admitido que las personas suelen ser más amables con ellas. También pueden ser más abiertas porque la gente les tiene una mayor tolerancia. Incluso los niños se sienten cómodos en su presencia.

5. Son más persuasivos, incluso si no desean serlo

Ser atractivo les da a las personas más confianza en sí mismas, lo que les otorga el poder de persuadir a los demás. Se ha demostrado, por ejemplo, que cuando los reclutadores entrevistan a personas del sexo opuesto es más probable que contraten a alguien atractivo porque su belleza tendrá influencia en su decisión. E incluso si los sujetos lindos no intentan persuadir a alguien para que siga su camino, solo necesitan pedir algo para obtener lo que desean.

Como resultado, individuos bonitos han confesado que pueden salirse con la suya cuando se trata de aprobar un examen, evitar multas de estacionamiento o entrar gratis a una discoteca. Afortunadamente, muchas de estas personas no suelen aprovecharse de su encanto. Saben que tienen poder sobre mucha gente, pero tienen poco o ningún interés en usarlo.

6. La gente suele pensar que son sanas

Una investigación sugirió que la simetría facial se puede percibir como un signo de buena salud, y que las personas con rasgos faciales que no se consideran bellas son más propensas a enfermarse. Aparte del rostro, el cuerpo también cuenta. Se sabe que los individuos que se consideran atractivos tienen un cuerpo en forma y un peso corporal promedio, lo que hace que produzcan la impresión de estar sanos. Muchas personas hermosas cuidan sus figuras y tratan de mantenerse en forma. Siguen dietas saludables, hacen un poco de ejercicio, beben mucha agua y usan protector solar a diario.

7. Les cuesta entender si alguien los ama o simplemente están jugando con ellos

Al comienzo de una relación, suelen tener algunas dudas sobre las intenciones de su pareja. Las personas guapas no están seguras de si un hombre o una mujer las ama profundamente o simplemente se siente atraído por ellas. Incluso pueden pensar que sus parejas solo quieren presumir de su apariencia.

Por eso se quejan de que es difícil formar una relación. Sienten que los demás solo toleran su personalidad y no la aceptan. Algunas mujeres hermosas admiten que no están seguras de si los hombres están interesados en conocerlas bien, o si solo quieren una novia trofeo.

8. Reciben demasiada atención no deseada, la cual puede ser agotadora, intimidante y peligrosa

La sonrisa de un hombre guapo estaba bien, pero después de un tiempo, estar en el centro de atención hace que las personas atractivas se sientan incómodas y pierdan su confianza. Tienden a ser inseguras debido a la atención extremadamente enfocada en sus cuerpos, y sienten que no tienen en dónde esconderse. Además, las miradas obscenas que reciben de los desconocidos malintencionados las hacen ser muy cuidadosas a la hora de elegir un lugar al cual ir.

9. La apariencia no es eterna, y lo saben

Por supuesto, ser bello puede tener sus ventajas, pero todavía tiene sus limitaciones. Es un activo que se desvanece. A medida que envejecen, las personas atractivas sienten que su belleza física se marchita. Es casi como tener una superpotencia que se les escapa de las manos. Sin embargo, lo importante es recordar que la belleza no es fundamental para tener éxito en la vida.

Al igual que la mayoría de las cosas en la vida, incluso la belleza tiene sus pros y sus contras. ¿Cuál de estas ventajas crees que es la más importante? ¿Cuál de las desventajas es más insoportable? ¡Comparte tus pensamientos con nosotros en la sección de comentarios!

Compartir este artículo