Genial
Genial

Los presagios de divorcio a los que la mayoría no da importancia, pero deberían hacerlo

Nicholas H. Wolfinger, un sociólogo de la Universidad de Utah, cree que la felicidad familiar a menudo depende de la edad en la que la pareja se casó. Nos desconcertó un poco este hecho, y encontramos algunas otras razones inhabituales, que, según los científicos y las estadísticas incorruptibles, pueden destruir incluso las relaciones más duraderas.

En Genial.guru creemos en las relaciones felices que pueden durar toda la vida. Es importante conocer algunos de los secretos y poder aplicarlos en tu vida. Especialmente para ti, recolectamos 8 errores con los cuales no deberías comenzar una relación.

1. Un matrimonio precoz o un matrimonio después de los 32 años

Nicholas H. Wolfinger concluyó que el riesgo de divorcio es particularmente alto en los matrimonios precoces, así como en los matrimonios contraídos después de los 32 años. Según el científico, de los 25 a los 32 años es la mejor edad para casarse.

Esta situación se explica por el hecho de que las personas menores de 25 años generalmente no tienen la madurez necesaria y tienen un nivel de educación más bajo, lo que aumenta el riesgo de divorcio. Wolfinger atribuye los divorcios de las parejas que se casaron después de los 32 al "efecto de elección": a menudo, la gente se casa tarde porque no puede encontrar a nadie que quiera formar pareja con él/ella y puede cometer un error.

Por supuesto, esto no significa que tiene sentido rechazar la posibilidad de construir una relación seria si ya tienes 33 años. Solo ten en cuenta el "efecto de elección" antes mencionado y toma las decisiones correctas.

2. Una esposa es mayor que su marido

La edad del cónyuge puede ser otra razón para el divorcio. Por ejemplo, las parejas en las que la esposa es apenas 5 años mayor, tiene 3 veces más de probabilidades de divorciarse que las parejas de la misma edad.

Esto puede tener varias razones: la actitud de la sociedad hacia tales matrimonios, que a menudo aumenta el nivel de estrés en las relaciones; diferentes puntos de vista sobre la planificación de los niños; una mujer en tales relaciones comienza a asumir demasiadas responsabilidades, desempeñando el papel de madre para su esposo, entre otras.

3. La familia tiene 2 hijas

Según las estadísticas, las familias en las que crecen 2 niñas se divorcian un 43% más a menudo que las que crían 2 hijos. Al mismo tiempo, algunos científicos ven un gran peligro precisamente en la adolescencia de las chicas. Los psicólogos explican esto por el hecho de que los padres están más involucrados en la crianza de los chicos, lo que significa que se distraen menos por los problemas familiares.

Pero no trates esta noticia como un veredicto, porque hay muchos ejemplos de familias felices con 2 hijas. Si lo deseas, siempre puedes encontrar formas de conocer mejor a tu pareja y unir a tu familia. Por ejemplo, el fin de semana puede ser un día de campo familiar, y en una noche lluviosa de la semana pueden ven en familia una película o jugar un juego de mesa.

4. Una profesión "inadecuada" para el matrimonio

Los estudios han demostrado que algunas profesiones de los cónyuges aumentan la probabilidad de divorcio, y entre ellos no solo están los policías y militares. Por ejemplo, entre bailarines y coreógrafos existe un 43% de divorcios, entre los camareros es el 38%, y entre las enfermeras y los psicólogos la probabilidad de separación es del 29%.

Los representantes de estas profesiones no solo dedican mucho tiempo al servicio, sino que la mayor parte de su comunicación cercana con personas también se lleva a cabo en el trabajo, lo que afecta negativamente el ambiente familiar.

5. Una esposa gana más que su marido

Los científicos estadounidenses creen que los matrimonios en los que los cónyuges tienen aproximadamente el mismo ingreso son más propensos a divorciarse que aquellos en los que la esposa gana menos. También lograron descubrir que, si una esposa gana el 60% o más de un ingreso familiar, el riesgo de divorcio es el doble que el de las parejas en las que una mujer no contribuye a la economía familiar.

6. Los cónyuges se conocieron en Internet

Las citas en línea no son el mejor cimiento para una familia unida. El estudio de muchas parejas llevó a la conclusión de que esas parejas se separan más que las que se conocieron en la vida real.

Los científicos dicen que los jóvenes que se encuentran a través de Internet están más orientados a tener relaciones íntimas que a formar una familia.

7. Gastaste una fortuna en tu boda

Como lo demostraron los científicos, el resultado positivo del matrimonio depende directamente de los gastos de la boda. Mientras más dinero gastaron los recién casados ​​en la celebración, es más probable que se separen. Por ejemplo, las parejas en los EE. UU. que gastaron más de 20 000 USD en su ceremonia tienen 3,5 veces más probabilidades de separarse que las parejas cuyo presupuesto de bodas fue de entre 5 000 y 10 000 USD.

Las mayores posibilidades de mantener la felicidad familiar las tienen las parejas que gastaron menos de 1000 USD.

8. Faltó la luna de miel

Investigadores de la Universidad de Emory llegaron a una interesante conclusión: las parejas que se van de luna de miel tienen un 41% menos de probabilidades de divorciarse. Los científicos lo atribuyen al hecho de que la luna de miel reduce el estrés, acerca a los recién casados ​​y deja recuerdos felices que unen a los cónyuges aún más.

¿Qué presagios del divorcio agregarías al artículo, basándote ​​en tu experiencia personal? Comparte tu opinión en los comentarios.

Genial/Psicología/Los presagios de divorcio a los que la mayoría no da importancia, pero deberían hacerlo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos