Por qué tu tipo de apego puede provocar relaciones poco saludables y cómo puedes cambiarlo

Las experiencias vividas y los vínculos emocionales que recibimos desde nuestra infancia forjan la forma en cómo nos relacionamos con los demás. A esto se le conoce como apego. Existen distintos tipos, los cuales identifican comportamientos específicos y que incluso influyen en la conexión que tenemos en la relaciones de pareja.

Algunos de los comportamientos de los distintos estilos de apego pueden generar relaciones de pareja tóxicas. Pero aprender de ellos puede ayudar a entendernos y a establecer vínculos saludables con los demás.

En Genial.guru investigamos qué recomiendan los expertos para mejorar estos tipos de apego y favorecer el tener relaciones de pareja más saludables.

Tipos de apego

1. Apego seguro

Lo que distingue a las personas con apego seguro son las relaciones de pareja basadas en la confianza y la comunicación. No temen ser auténticas y mostrarse vulnerables ante su compañero o compañera. La cercanía con otros no les molesta, y suelen expresar abiertamente sus sentimientos.

La calidez y el amor que expresan es natural. Son independientes, pero eso no les impide formar vínculos estables. Se caracterizan por una buena autoestima, que las hace comprender y aceptar los pequeños defectos de su pareja. Ante los conflictos, prefieren enfrentarlos y solucionarlos de la mejor manera. Esto hace que el apego seguro sea el estilo ideal para establecer relaciones saludables.

2. Apego ansioso

En este tipo de apego, la persona se siente angustiada por la relación. Constantemente se cuestiona si su pareja la ama o sigue interesada. Prefiere satisfacer las necesidades del otro antes que las suyas, lo que provoca un sentimiento de infelicidad. Tiene dificultad para ser autónoma, por lo que genera vínculos dependientes, hasta el grado de invadir el espacio de la pareja.

Estas personas se sienten inseguras de sí mismas. Tienden a ser manipuladoras, celosas o inclusive provocan los celos de su pareja cuando consideran que se están alejando. Proyectan escenarios negativos sobre su relación y tienen mayor dificultad para romper relaciones amorosas.

3. Apego evitativo

Las personas con el tipo de apego evitativo son aquellas que no buscan relaciones estables. Cuando sienten que su pareja les exige mayor compromiso o se presentan situaciones estresantes, deciden alejarse. Para ellas, expresar sus emociones y sentir sensibilidad por otros es sinónimo de debilidad, por lo que prefieren cortar lazos que les generen un contacto cercano.

En este tipo de apego se valora más la independencia que estar junto a alguien, por tanto, no necesitan la ayuda de nadie. Su mecanismo de protección a la vulnerabilidad es una alta autoestima. Irónicamente, a pesar de ser algo positivo, es una autoestima engañosa con tendencia hacia el narcisismo y de carencia de empatía por los sentimientos de su pareja.

4. Apego desorganizado

Las situaciones que se presentaron en la infancia de estas personas estuvieron asociadas a que los responsables de su cuidado actuaron de manera irresponsable, desorganizada e impredecible. Por tanto, en su vida adulta tienen dificultad para identificar sus emociones y confusión para entender qué es lo que otros pueden sentir. La cercanía de sus parejas les provoca temor.

Estas personas se caracterizan por tener problemas para concentrarse y pensar organizadamente. Son inestables emocionalmente y sienten un malestar interno de forma constante. Pueden ser muy caóticas para relacionarse, mostrándose distantes o agresivas; o pueden controlar a la pareja mediante el cuidado. Están divididas entre querer al otro y el miedo a que las lastimen.

Cómo convertir nuestro apego en uno seguro

Control de emociones

No debes avergonzarte o sentirte culpable si te identificas con alguno de estos tipos de apego. Recuerda que el apego que desarrollaste fue el medio de protección para sobrevivir a lo largo de la vida. Por ello es importante identificar nuestras emociones y aprender a controlarlas.

Analizar los pensamientos y emociones que estás experimentando te ayudará a sentir tranquilidad, a sentirte positivo sobre ti mismo y, de esta forma, a poder comunicar tus emociones de manera respetuosa y comprensible.

Establece relaciones de apego seguro

Es común que una persona con apego ansioso busque relacionarse con alguien de apego evitativo. Esto pareciera una fórmula: la pareja ansiosa que considera ser insuficiente se suma a una persona evitativa que al menor conflicto, huye. Esto da por resultado que se reafirmen las creencias de ambos tipos de apego. Estos últimos pueden cambiar a través de la terapia informada.

Comprender que tu pareja es un ser independiente y que está contigo porque te quiere, te respeta y te acepta como eres ayudará a tener una mejor comunicación y relación saludable. Probar el apego seguro te permitirá cambiar patrones para crecer y entender que la codependencia es síntoma de una relación tóxica.

No olvides cuánto vales

Un gran error es cuando la seguridad y el amor que la pareja ofrece se vuelven la única fuente de fortaleza. El amor y la confianza en uno mismo deben provenir del interior. Quererse y valorarse hará que las relaciones de pareja sean más saludables. Todos los días, no olvides recordar lo valioso que eres. Al hacerlo, tu autoestima se reforzará.

Acude a terapia

Los expertos sugieren que la terapia informada es la mejor forma de ayudar y entender las situaciones que han marcado la vida adulta. Esta permite que las personas aprendan a ampliar sus sentimientos y expresar mejor sus emociones. No hay que tener miedo al cambio, sino saber manejarlo.

La terapia puede ser la mejor manera de establecer relaciones de apego seguras. Tal vez sea complicado en un principio, pero con el tiempo aprenderás a ser más tolerante contigo y sabrás que a pesar de estar en pareja o separada de ella, sigues siendo una persona completa.

¿Cómo ayudarías a alguien a cambiar su tipo de apego? ¿Qué acciones pones en práctica para recordarte lo valioso que eres? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Compartir este artículo