Tipos de sueños que tienen las personas con trastornos mentales (uno de ellos es muy recurrente)

En el mundo de los sueños no hay nada imposible, ya que, al dormir, literalmente podemos convertirnos en multimillonarios, salir con una estrella y vivir en un lugar fabuloso. Pero también podemos vernos robando un banco, deshaciéndonos de enemigos o incluso suicidándonos... Resulta que los sueños con las tramas del segundo tipo pueden ser síntomas de cierto trastorno mental.

Genial.guru descubrió cuáles son los sueños más comunes que pueden señalar un trastorno mental. Por supuesto, estamos hablando de casos en donde los episodios se presentan con demasiada frecuencia.

1. Con qué sueñan los esquizofrénicos

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave. Un estudio confirmó que cuanto más tiempo lleva una persona con este trastorno, más coloridos son sus sueños. Los tonos se vuelven más brillantes, y la experiencia emocional, más intensa.

Por ejemplo:

  • Imágenes espantosas no relacionadas entre sí.
  • Contenido duro y violento.
  • Sueños en los que una persona se ve a sí misma desde los ojos de alguien más, con la forma de un niño pequeño, un hombre muerto o como un animal.
  • Objetos moviéndose hacia atrás, como personas o autos.
  • Experimentación de emociones y sentimientos olvidados hace mucho tiempo.
  • Mundos irreales o paralelos, el infierno o el cielo.
  • La misma trama recurrente. Doctores han revelado el hecho de que, con esquizofrenia aguda, los mismos sueños se repiten varias veces durante una sola noche.
  • Sueños en colores con detalles claramente visibles. Las personas con esquizofrenia sueñan en colores 20 veces más a menudo que los sujetos sanos.
  • Experimentación de la realidad absoluta de lo que está sucediendo en un sueño. Tras despertarse después de un episodio de este tipo, los pacientes no pueden comprender durante mucho tiempo si se trataba de un sueño o si lo vivido sucedió en realidad. El fenómeno fue descrito por primera vez por Fiódor Dostoyevski en la novela Los hermanos Karamazov, en donde Iván Karamazov no lograba entender si realmente estaba hablando con el diablo o si se trataba de un sueño.

2. Sueños de las personas con trastorno bipolar

El trastorno bipolar es una psicosis maníaco-depresiva caracterizada por un cambio atípico de humor. Como regla general, los esquizofrénicos son lacónicos describiendo sus sueños, pero, por el contrario, las personas con trastorno bipolar los describen en detalle:

  • Experimentan una felicidad indescriptible. Tales sueños se llaman maníacos, ya que la mayoría de las veces se observan en estados de hipomanía. Estos son muy brillantes y coloridos, por lo que se quedan grabados en la memoria por mucho tiempo. Por ejemplo, puedes convertirte en un ser divino adorado por todo el mundo, y sentir el poder y la felicidad de lo que está sucediendo. La neuropsicología explica tales sueños como la transición de la depresión a un estado maníaco.
  • Sueños en serie o que pueden durar varios años. Las tramas en tales sueños son una especie de serie en donde cada nuevo “capítulo” comienza desde el lugar en donde se interrumpió el último.

3. Sueños de las personas deprimidas

A veces, los síntomas de la depresión son difíciles de notar. Pero, si te persiguen sueños aterradores todas las noches, podrías estar padeciendo este trastorno.

  • Un lugar oscuro (por ejemplo, un cementerio) o incluso tu propio funeral. Durante tal sueño, y después de despertarse, el paciente a menudo se siente culpable.
  • Muertos como si fueran vivos. Es curioso que, si durante el sueño se llega a comprender que estas personas no están vivas, adoptan la apariencia de seres fallecidos.
  • Pesadillas acompañadas de un sentimiento de indescriptible horror. Al despertar, la persona tarda en comprender que todo se trató de un sueño, pero en el momento en el que lo comprende se siente aliviada: “Gracias a Dios, solo fue un sueño”. Tales episodios son considerados el equivalente de los ataques de pánico.
  • Sueños paralelos: son varios sueños no relacionados, cada uno de los cuales reemplaza a otro durante una noche.
  • Sueño dentro de un sueño. Sucede cuando sueñas que quieres dormir, entonces duermes y ves otro sueño. Ves lo que sucede en ese sueño como una realidad, reconociendo con claridad que anteriormente también estabas soñando. Pero cuando te despiertas, te cuesta entender si realmente estás despierto o sigues soñando. Por cierto, por primera vez, tales sueños fueron descritos por el escritor ruso Nikolái Gógol en su novela El Retrato, en donde cada despertar del protagonista resultaba ser solo una parte de una pesadilla.
  • Sueños con la experiencia de reduplicación de la autopercepción. Descifrando: por ejemplo, mientras te entierran, puedes ver tu propio funeral. Al mismo tiempo, te sientes muerto y vivo. También puedes soñar con participar en algo y, al mismo tiempo, darte cuenta de que solo sueñas con eso. Además, puedes soñar con algo y analizarlo en el mismo momento.

4. Detalles de sueños que pueden ser síntomas de anestesia mental

La anestesia mental es una pérdida incompleta de la capacidad de experimentar emociones positivas y negativas, no solo durante la vigilia, sino también durante el sueño:

  • Pérdida de sí mismo, cuerpo o emoción. Por ejemplo, sientes tu alma en el sueño, pero no percibes tu propio cuerpo. O te miras en un espejo, pero no ves tu reflejo.
  • Sueñas que mueres varias veces durante la misma noche.
  • Sentido de “irrealidad” de lo que está sucediendo en el sueño. Es decir, eres claramente consciente de que todo es solo una fantasía.
  • Falta de cualquier sentimiento o, por el contrario, experimentación de emociones olvidadas que no han estado presentes en tu vida real durante mucho tiempo. Puedes soñar, por ejemplo, que un perro te ataca y te muerde, pero no sentir miedo por eso.
  • Sueños de despersonalización: los lugares familiares y las personas cercanas se perciben como algo ajeno y desconocido. Por ejemplo, puedes soñar con tu propia casa, pero te parecerá que la estás viendo por primera vez.
  • Pérdida de la sensación de sueño: puedes controlarlo completamente e incluso despertarte cuando lo desees.
  • Percepción de lo que está sucediendo con los ojos de otras personas, pero sin perder el sentimiento de tu propio “yo”.

5. Sueños recurrentes en los pacientes con trastorno obsesivo-compulsivo

El deseo de lavarse las manos 10 veces al día o regresar constantemente a casa para verificar si la plancha está apagada son síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo. Este no deja descansar a los pacientes nunca, ni siquiera a la hora de dormir.

Aquí están los sueños más recurrentes en personas con trastorno obsesivo-compulsivo:

  • Lucha contra obsesivos deseos contrastantes. Puedes soñar que estás luchando con algún tipo de miedo, pero te rindes. Cuando despiertes, te sientes culpable por rendirte.
  • Emocionalidad, fuertes sentimientos de culpa, vergüenza y rabia.
  • La comprensión de que tienes algún tipo de poder mágico y eres capaz de controlar a los demás.

6. Sueños provocados por el estrés postraumático

El estrés postraumático es diferente del habitual ya que se produce como resultado de una situación psico-traumática. Y, como regla general, provoca pesadillas.

  • Las personas con este síndrome sueñan repetidamente con la situación traumática. Entonces, un hombre que sobrevivió a una guerra a menudo sueña con que le están disparando y, en ese momento, se queda sin municiones.
  • Sueños recurrentes iguales y sin significado. Logras recordarlos e incluso saber cómo terminarán, también cambiar su final.
  • Sueños interrumpidos que siempre terminan en el mismo lugar.
  • La percepción de las partes de las imágenes que aparecen en el sueño. Por ejemplo, podrías soñar con la mitad de un hombre o una boca que habla con una voz siniestra.
  • Sueños en un solo color.
  • Estás huyendo de alguien y sientes que te estás ralentizando. Ves la imagen grabada a “cámara lenta”. Por lo general, no ves a tu perseguidor, pero la mayoría de las veces adivinas quién es.
  • Reencarnación en un animal o en un árbol. Generalmente, tales sueños transcurren sin palabras y pensamientos.
  • Sueños que controlas de principio a fin.
  • Sueños de cambio de sexo. Una mujer, por ejemplo, puede sentirse como un hombre con bigote.
  • Sueños en donde te identificas como un criminal, incluso si solo “robaste” una barra de chocolate. Tales episodios ocurren en el 30 % de los condenados por actos ilegales.

¿Alguna vez has tenido algún sueño de los que mencionamos en nuestro artículo? Cuéntanos en la sección de comentarios y comparte tus experiencias más extrañas con nosotros.

Ilustrado por Leonid Khan para Genial.guru
Compartir este artículo