Genial
Genial

10 Cosas que podrían hacer la dieta de tu perro más saludable y sencilla

Nuestros amigos caninos son cada vez más importantes en las familias. Cuidamos a nuestro perrito porque nos acompaña en momentos alegres o tristes. Por todo esto, nos preocupamos por él y queremos que su alimentación lo mantenga sano. Un perro necesita una dieta saludable para tener toda la energía para pasar tiempo con nosotros.

En Genial.guru queremos que nuestros amigos peludos tengan una dieta que les permita jugar y a nosotros disfrutar de su compañía, por eso recopilamos los mejores consejos para encontrar el alimento ideal para nuestro canino.

1. Aléjalo de los colorantes artificiales

A veces, los alimentos con formas y colores llamativos pueden darnos curiosidad, pero esa estrategia de venta es para nosotros, los humanos, porque a los perros no les interesa el color de sus croquetas. Es mejor elegir alimentos que contengan la menor cantidad de colorantes artificiales.

2. Dale porciones más pequeñas

La pérdida de apetito en los perros es muy normal y puede deberse a muchos factores como estrés, cambios en la dieta e incluso el tamaño de las porciones. A veces, los caninos prefieren que les sirvan platos más pequeños con mayor frecuencia, pero siempre a la misma hora, para que su proceso digestivo sea más regular.

3. Verifica el fabricante del alimento

En muchos lugares venden croquetas a granel que no tienen el nombre del fabricante en las bolsas. Esto impide verificar que cumplan con todas las regulaciones que cada país tiene para la producción de alimentos para animales. Recuerda que estos se elaboran en laboratorios y pasan por procesos que deben realizarse en las condiciones correctas, así que no compres un producto que no contenga datos de su procedencia.

4. Cambia gradualmente la dieta

Los caninos, al igual que nosotros, se acostumbran a ciertos alimentos y hasta a sabores. Si alguna vez notaste cambios en las heces o problemas de digestión en tu perro, y lo único que hiciste fue cambiar la marca o modelo del alimento, seguramente eso desestabilizó la digestión. Lo mejor es hacer cambios graduales, añadiendo por partes y poco a poco el nuevo producto.

5. Toma en cuenta la dentadura de tu perrito

Es importante pensar en el estado de los dientes de tu perro. Si este tiene algunos años encima y su dentadura ya no es la de un cachorrillo, entonces tal vez se beneficiaría de una alimentación húmeda. En cambio, si es más joven y sus dientes se encuentran en buen estado, lo mejor podría ser un alimento seco que lo ayude a mantenerlos de esa manera.

6. Piensa en el tamaño de tu perro

A veces vemos los alimentos para perros pequeños o grandes y pensamos que quizá eso no haga una diferencia realmente en la nutrición de nuestro canino. En realidad, las croquetas para canes más grandes tienen un mayor tamaño debido a que estos perros tienen más apetito, pero un metabolismo más lento. Por lo tanto, las croquetas grandes les generan mayor satisfacción, ya que mastican más.

7. Cambia el tazón de tu perro si pierde el apetito

Algunos perros pueden ser muy quisquillosos a la hora de la comida, e incluso su tazón puede ser la razón por la que varios pierden su apetito. Si se utiliza un cuenco metálico para su comida, el perro puede verse reflejado en el recipiente, y esto quizá no le guste. Una buena opción es cambiarlo por uno de cerámica o plástico.

8. Alimenta dos veces al día a tu perro grande

Si alguna vez has visto a cualquier perro grande comer, habrás notado que suelen engullir la comida con rapidez y emoción. Por eso es recomendable alimentar a estos canes de mayor tamaño dos veces al día en una cantidad moderada. Si consumen una porción grande en una sentada, pueden experimentar problemas intestinales.

9. Cuida la alimentación casera

Algunas familias eligen preparar ellas mismas la comida de sus amigos peludos. Esto puede tener algunos beneficios: muchos expertos están de acuerdo y otros no. Lo importante, y en lo que muchos coinciden, es no darles alimentos crudos. Las carnes crudas pueden contener bacterias e incluso pueden contaminar las superficies y afectarlos a ellos y a nosotros. Lo mejor es cocinarlas, e incluso las verduras, como la calabacita y los espárragos.

10. Alimenta a tu canino en el momento indicado

Los perros, al igual que nosotros, necesitan tener horarios para comidas establecidos. Esto significa que a la hora en que podamos alimentarlo es la mejor, pero debe ser constante. Ayudará a mejorar el funcionamiento digestivo y a que él sepa sus horarios para hacer sus necesidades. Eso sí, es importante no alimentarlo ni justo antes ni inmediatamente después del ejercicio.

¿Cómo mantienes a tu amigo canino saludable y feliz? ¿Cómo es la dieta de tu perro?

Genial/Animales/10 Cosas que podrían hacer la dieta de tu perro más saludable y sencilla
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos