Genial
Genial

10 Consejos para prepararte ante la llegada de un cachorro a casa

La llegada de un cachorro a casa es siempre un suceso emocionante. La ternura que nos provoca activa nuestro instinto de protección. Sin embargo, la adaptación debe darse en las mejores condiciones y sobre todo pensando en el bienestar del cachorro.

Genial.guru comparte contigo algunos consejos básicos y sencillos para ayudarte a preparar la llegada de un nuevo integrante canino a tu familia. Al final del artículo, encontrarás un bono con otros tips útiles para el cuidado general de tu mascota.

1. Prepara la casa y tu rutina

Lo primero que debes definir es el lugar dentro de tu casa que quieres que el cachorro considere como suyo. Si la madre del cachorro se encuentra contigo, esto será más fácil, pues ella decidirá cuál es el mejor sitio para que nazcan sus pequeños y estén seguros. Puedes preparar una “caja de parto” para asegurar que ella se sienta atendida también.

Sin embargo, si vas a adoptar a un cachorro, necesitas adecuar el espacio. Mira a tu alrededor y elimina obstáculos u objetos peligrosos para el cachorro (esto incluye productos de limpieza y cableado). Elige el sitio donde va a dormir, puedes colocar su cama allí y juguetes especiales para cachorro. Si tienes hijos pequeños, habla con ellos respecto a las reglas y los cuidados que habrá ante la llegada del nuevo integrante de la familia.

Asegúrate de tener tiempo suficiente para cuando llegue el cachorro. Los primeros días necesitará mucha atención y cuidados, por lo que es mejor que tengas tiempo libre.

2. Alimentación (mamá y bebé)

Una perra lactante necesita también cuidados, pues durante al menos las primeras seis semanas de vida de los cachorros, ella será su principal fuente de alimento. Todos los nutrientes necesarios para crecer serán transmitidos por la mamá. Generalmente, los cachorros hacen de 12 a 20 tomas diarias, lo que los hace crecer rápidamente.

Si te encuentras en la situación en la que no está la madre presente y tienes un cachorro lactante que necesita fórmula, tendrás que alimentarlo con un biberón o una jeringa. Los expertos recomiendan colocar un trapo o una sábana con textura suave, que simule el pelaje de la madre, de manera horizontal. Luego, habrá que deslizar suavemente la tetina en el hocico y apretar los lados para que se liberen una o dos gotas de leche. El cachorro debe succionar por su cuenta; pero debes cuidar que no saque leche por la nariz, de lo contrario hay que retirar la tetina de inmediato, pues esto quiere decir que ya se ha llenado. Aliméntalo cada dos horas durante la primera semana después del nacimiento, con aproximadamente 15 ml de fórmula.

3. Destete y separación de la camada

Algunos veterinarios sugieren que el destete ocurra entre las cuatro y seis semanas de vida, que es cuando ya comienzan a tener algunos dientes y su estómago aumenta de capacidad. Este procedimiento debe hacerse siempre paulatinamente y cuidando a la mamá y a los cachorros. Lo ideal es tener un tazón con croquetas especiales para cachorro cerca de la mascota para que pruebe y pueda intercalar entre cada toma de leche; es decir, el cachorro toma leche de su mamá, luego come del tazón y así sucesivamente hasta que esté listo para dejar la leche materna.

Este es un buen momento para hacer la separación de la camada, en caso de que los cachorros vayan a tener hogares distintos. La separación debe darse en el momento justo, cuando madre e hijo estén preparados para hacerlo.

4. El primer baño

Los expertos recomiendan que el primer baño del cachorro ocurra recién a los tres meses de edad, o cuando se complete su primer ciclo de vacunas. Llegado el momento, debes tener todas las cosas necesarias para darle un primer baño en casa:

  • Toalla especial para el cachorro
  • Tina para bañarlo
  • Agua caliente, sin que queme
  • Pocillo
  • Champú especial para su tipo de pelo
  • Premios

Asegúrate de que la experiencia sea agradable: deja que olfatee todos los objetos que vas a utilizar para que compruebe que no es nada peligroso. Mientras dure el baño, acarícialo y háblale de manera tranquila. Dale premios de vez en cuando. Seca su pelo con la toalla y nada más.

5. La primera visita veterinaria

Lo ideal es que si la madre del cachorro es parte de tu hogar, haya un veterinario que le dé seguimiento a todo su proceso de gestación y parto. Pero si este no es el caso y has adoptado al cachorro, reserva una visita veterinaria el mismo día que hagas la adopción para asegurarte de que el pequeño se encuentra completamente sano. La atención veterinaria es sumamente importante, pues es el inicio del calendario de vacunación y desparasitación.

6. Procura no dejar solo al cachorro mucho tiempo

A los perros les encanta estar en compañía de su manada, que en este caso eres tú. Por ello, cuando un cachorro nuevo ha llegado a la familia, se recomienda que no se lo deje solo durante mucho tiempo; sobre todo si ha nacido con muchos hermanos. Lo mejor es que hayan pasado algunos días, quizá una semana o dos, y que ya se haya habituado a su hogar, para comenzar a dejarlo solo por periodos cortos de tiempo. También es importante que cuando salgas, lo dejes en una zona totalmente segura (para él y para tus muebles). Para ello se recomienda el uso de una casa transportadora, adecuada a su tamaño, para que la convierta en su sitio seguro y positivo, nunca de castigo.

7. Pero tampoco le des demasiada atención

Los cachorros son tan tiernos y dulces que quisiéramos cargarlos todo el día. Sin embargo, esto es contraproducente. Darle demasiada atención a un cachorro causará que este demande siempre apapachos, mimos o cariños que a la larga cansan a más de un dueño. Por supuesto que se puede acariciar o tomar en brazos por breves momentos, pero procura no hacerlo una rutina.

8. La sociabilización con niños u otros perros

Si hay niños en casa, siempre se les debe explicar cuáles son las reglas con respecto al cachorro. Los niños pequeños no conocen sus límites y, al igual que los cachorros, pueden llegar a lastimar sin darse cuenta. Enseñarles a los niños que un perro es un ser vivo y no un juguete es el principio que todo buen líder de manada debe seguir.

Si hay otro(s) perro(s) en casa y vas a introducir a un cachorro, lo mejor es que esto suceda en un terreno neutral, donde el perro adulto no se sienta amenazado. Quizá le resulte indiferente o quizá le gruña, dependiendo de su temperamento, pero tú no debes intervenir (solo si sientes que hay un peligro real). Deja que el cachorro salude al perro adulto por iniciativa propia. Las primeras semanas en casa procura que el cachorro tenga sus propias cosas, y no dejes a los perros sin supervisión.

9. Ejercítalo

Los cachorros son seres tan dulces como activos. Un cachorro mal dirigido o con energía desbordante por supuesto que causará destrozos. Pero como tú no quieres que esto pase, procura que tu cachorro esté bien ejercitado. Algunos expertos recomiendan que tengan sesiones de cinco minutos de actividad externa, como caminar o trotar, hasta completar treinta minutos al día.

10. Disciplina con respeto

Lo sabemos: nadie se resiste a los ojos de un cachorro. Pero esto no es positivo para su buen desarrollo. La disciplina también puede ser positiva y amorosa a través de premios o recompensas y nunca por medio de castigos, solo ignorando lo no deseado. El adiestramiento temprano garantiza el crecimiento de un perro equilibrado.

Bono: Otros consejos para toda la vida

  • Si te has quedado sin alimento repentinamente, cocinar arroz hervido con pollo y zanahoria podría sacarte del apuro. Solo para cachorros que ya han sido destetados.
  • Compra huesos prensados, NylaboneKong, y salva tus zapatos y/o muebles.
  • Hacer sus necesidades en el exterior se premia, siempre. Compra premios adecuados y verás cómo se facilitará toda la experiencia.
  • Usa tapetes entrenadores si es necesario, sobre todo si vives en un departamento. Son fáciles de limpiar y te salvan de encontrar “sorpresas” desagradables por toda la casa.
  • No lo saques a pasear hasta que esté vacunado.
  • Todo lo que creas que tu perro se puede comer ¡se lo va a comer! Quita objetos peligrosos y pequeños de su alcance.
  • Enciende la radio o la televisión cuando tengas que salir y dejar al cachorro. Lo hará sentirse acompañado.

¿Qué otros consejos le darías a alguien que está por adoptar a un cachorro? ¿Qué es lo que te ha funcionado para hacer la adaptación amigable para todos?

Compartir este artículo