Genial

11 Animales sorprendentes hallados en la fosa de las Marianas, el lugar más profundo conocido

Considerando que casi el 72 % del planeta está cubierto por océanos, es válido afirmar que el mundo aún tiene mucho de misterioso. Un viaje a las profundidades marinas, aunque difícil debido al aumento de la presión y al desvanecimiento de la luz, revelaría (de poder verse) relieves fascinantes como la fosa de las Marianas, una cavidad natural ubicada al oeste del océano Pacífico. Esta cuenta con aproximadamente 11 kilómetros de profundidad, y es el hábitat de animales adaptados a las sombras que tienen un aspecto importante en común: una apariencia casi sacada de un relato de ciencia ficción.

Genial.guru se sumergió en aguas profundas en un viaje virtual por la fosa de las Marianas, y quiere compartir con sus lectores una lista de animales que viven allí y que vale la pena aventurarse a conocer.

1. Pez duende

El recorrido empieza con este pequeño, pero curioso animal, el cual mide entre 15 y 25 centímetros. Vive entre los 200 y 1000 metros de profundidad, y posee una fuerte, pero transparente cabeza que deja ver parte de sus órganos. Gracias a esto, a través de sus ojos frontales, los cuales están ubicados en posición vertical dentro del cráneo, puede observar hacia la superficie mientras nada. Los pigmentos de sus ojos verdes pueden filtrar la luz solar para ayudarlo a detectar el brillo bioluminiscente de sus presas.

2. Tiburón duende

Para toda regla hay una excepción, y, en este caso, hablamos sobre la que hace referencia al color rosa, que suele representar inocencia y suavidad. El tiburón duende suele localizarse entre los 200 y 1300 metros de profundidad, pero lejos de lucir tierno, puede, según los científicos, deberle su color rosa a la sangre que se encuentra cerca de la superficie traslúcida de su piel. Puede medir más de 5 metros, y se lo considera flotante, poco móvil y lento, pero con unas mandíbulas con un sistema de propulsión consideradas las más rápidas que cualquier otra especie de tiburón tiene.

3. Tiburón anguila

Descendiendo a los 1500 metros debajo del mar se encuentra un verdadero fósil viviente poco observado: el tiburón anguila. Este es un animal marino ovovivíparo, lo que quiere decir que la gestación de especies proviene de huevos que eclosionan dentro del útero de la madre, de donde luego se alimentan las crías. Posee 300 dientes afilados de 3 puntas que utiliza para atrapar presas, incluidos otros tiburones.

4. Anoplogaster

Este pez carnívoro de 17 cm (tamaño de un adulto) se encuentra comúnmente entre los 500 y 2000 metros de profundidad, pero puede hallarse a incluso 5000 metros debajo del mar. Sus dientes afilados son los más largos del océano en comparación con su cuerpo. Además, realiza migraciones diarias: de día se encuentra en aguas menos profundas, mientras que, por la noche, busca mayor profundidad para alimentarse.

5. Pez dragón

Pequeño, pero intimidante. Con apenas 25 cm de tamaño, posee dientes más fuertes que otros depredadores como los tiburones blancos y las pirañas, cosa que ha despertado la curiosidad de los científicos, pues aún hay muchas cosas relacionadas con este animal por explicar. Se cree que su dentadura transparente sirve para dispersar la luz mientras espera con la boca abierta a que caiga alguna presa en su mortal cueva bucal. Adicional a esto, los peces dragones están dotados de pequeños fotóforos que generan luz, bastante útiles a los 2,173 metros de profundidad hasta donde se sabe suelen nadar.

6. Pez fantasma

¿Primera vez que observas a estos animales? Lo mismo les sucedió a los científicos, quienes vieron por primera vez a una especie de la familia Aphyonidae vivo durante una exploración en curso de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) en 2016. El pez fantasma, como se lo conoce, fue visto a una profundidad de 2500 metros debajo del mar. Mide 10 cm, y es largo, con una piel translúcida para evitar ser visto, sin escamas y ojos misteriosos e incoloros.

7. Pepino de mar

Para sobrevivir en un mundo helado y sombrío, algunos optan por ser la luz en el camino, pero más que ser un razonamiento filosófico, se trata de una adaptación. Un ejemplo de eso fue lo que sucedió en 2016, cuando especies de pepinos de mar como los Paleopatides fueron vistas a 2970 metros debajo del mar.

8. Demonio marino

En este punto puedes comenzar a ver peces de apariencia realmente temible, como el demonio marino. Este vive en las profundidades del mar, entre los 1000 y 3000 metros. Como características destacan su “accesorio” bioluminiscente (el cual, en realidad, es un órgano que produce luz y que le ayuda a cazar a sus presas), la diferencia de tamaño entre la hembra y el macho, y la costumbre del macho de alojarse en el cuerpo de la hembra y parasitar en ella de por vida.

9. Pulpo Dumbo

Está criatura vista por primera vez en 1990 se halla a una profundidad entre los 2815 y 3932 metros debajo del mar, aunque se sugiere que puede llegar a la llanura abisal (hasta los 6000 metros), convirtiéndolo en el molusco conocido que alcanza mayor profundidad. Debe su nombre a sus aletas laterales, las cuales recuerdan al famoso personaje de Disney. Su cabeza es, en realidad, una bolsa muscular que contiene todos sus órganos. Aunque su apariencia es adorable, devora a sus presas abriendo su boca como un paraguas.

10. Anguila ciega

La anguila ciega, animal marino aparentemente sin ojos externos, fue descrita originalmente a partir de dos especímenes capturados durante la “expedición Challenger”, la cual fue realizada en la década de 1870. Se localiza entre los 3935 y 5100 metros de profundidad bajo el mar, y alcanza una longitud de 28,7 cm. Es ovípara, y, como muchos animales de las profundidades, sus crías flotan en el mar abierto.

11. Pez babosa

Llegando a una profundidad de 8000 metros bajo el mar, en la llamada zona hadal, entre los 6500 y 11000 metros, se encuentran peces únicos, entre ellos, y considerada la especie que sobrevive a mayor profundidad, el Mariana snailfish (“pez babosa” o “caracol de las Marianas”). Uno de sus rasgos más sorprendentes es que puede soportar la presión a esas profundidades, la cual es comparable con la de un elefante parado sobre tu pulgar.

Bono: algo más que fue hallado en lo profundo del mar

Hasta la fecha, los humanos han llegado a lo profundo de la fosa de las Marianas en tres ocasiones, y esto ha permitido realizar grandes aportes a la ciencia. Como dijo Victor Vescovo, tripulante de la expedición de 2019, “no estamos aquí solamente para sobrevivir o vivir cómodamente, sino para contribuir de alguna forma”. Sin embargo, existe algo más en ese lugar que ha llamado la atención de los científicos: desechos humanos que han llegado a visualizarse durante las exploraciones, y que han logrado abrirse camino hasta llegar a un sitio tan profundo y alejado de la civilización como ese.

La naturaleza nos sorprende con su belleza disponible en todas las formas, colores, y hasta luces. ¿Cuál de todos estos animales te impactó más? ¿Alguno te asustó? ¡Comparte tus pensamientos con nosotros en los comentarios! Nos encanta leerte.