Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Una veterinaria compartió algunas recomendaciones para proteger a las mascotas de los cambios climáticos

El ambiente está en constante cambio, y debes saber que los animales se ven afectados con las variaciones de las condiciones climáticas. Respirar aire contaminado o estar expuesto a cambios de temperatura no solo puede causar daños en tu salud, sino que tu mascota también puede convertirse en una víctima. Además de cuidar de ti y de tus familiares, es importante tomar medidas para que más adelante no se presenten problemas respiratorios, dolores en las articulaciones o secuelas en la piel de un animal. Por fortuna, existen algunas recomendaciones que te pueden ayudar a mantener a tu compañero en óptimas condiciones de salud.

En Genial.guru sabemos que las mascotas son muy importantes en la vida de una familia, y por ello entrevistamos a la veterinaria Pamela Mayén, para investigar a fondo cómo podemos proteger a nuestros queridos compañeros a la hora de afrontar cambios climáticos.

1. Contingencia ambiental

Las recomendaciones para mascotas son muy similares a las de los humanos. Son medidas para prevenir afecciones de vías respiratorias e incluso oculares.

  1. Es importante mantener a los animales dentro de casa, con un poco de actividad física para evitar que se estresen, sobre todo a las mascotas que están muy acostumbradas a los paseos o que hacen sus necesidades en el exterior.
  2. Si es necesario sacar a los animales, es fundamental que inmediatamente regresen a casa. En caso de contingencia ambiental se debe generar un espacio seguro con buena aireación, ayudándose con un aire acondicionado o ventiladores, y manteniendo las ventanas cerradas.
  3. Se puede realizar alguna actividad dentro de casa que no implique demasiados movimientos físicos para que los animales se mantengan ocupados y tranquilos. Así evitarás que hagan desastres.
  4. Para prevenir enfermedades respiratorias, lo mejor es mantener a los animales bien hidratados y sin estrés. De esta manera, su sistema inmune no sufrirá ese tipo de problemas.
  5. Si el agua se encuentra dentro de casa, y no entran corrientes de aire al lugar, no es necesario cambiarla varias veces en el día. Lo importante es mantener los recipientes limpios, y alejarlos del Sol y del aire.

  6. No es necesario colocar trapos húmedos en el espacio que hay entre la puerta y el piso. Seguir las recomendaciones anteriores es suficiente.

Perros y gatos que requieren cuidados especiales

Algunos animales con características distintas a los comunes requieren cuidados especiales, por ejemplo, todas aquellas razas consideradas braquicefálicas (perros y gatos con narices “chatas”). El término braquicefálico hace referencia a los seres que tienen las vías respiratorias más cortas que otros, y esto afecta a canes como los American Bully, bóxer, bulldog, bulldog francés, pug, Lhasa Apso, pekinés, Shih Tzu y Shar Pei; y a gatos persas e himalayos. De igual forma, estos animales suelen tener ojos más prominentes o “saltones”, y esto genera que se irriten con mayor facilidad. Estás dos condiciones los ponen aún más en riesgo en caso de una contingencia ambiental.

Otros animales

Respecto a las aves en cautiverio, se recomienda tener las jaulas dentro de casa y bien ventiladas. Con estos animales sí es necesario cambiar el agua con mayor frecuencia y vigilar qué tanto la ensucian para evitar que tengan agua contaminada.

En el caso de las tortugas es diferente. Hay que controlar si su recinto cuenta con buenos sistemas de filtración de agua. Si ese es el caso, solo hay que protegerlas de las corrientes de aire medioambientales.

2. Calor

Afortunadamente, la mayoría de las especies animales tiene la piel cubierta de pelo. Esto funciona como protección de los rayos del Sol o de temperaturas muy elevadas, ya que desempeña un papel de termorregulación.

  1. Para que el calor no afecte a los animales, es necesario mantener su agua limpia y fresca. Es importante que esta no esté expuesta al Sol.
  2. Aunque a algunas mascotas les gusta asolearse, se tiene que crear un espacio en donde puedan tener sombra para descansar y se sientan frescos.
  3. Cualquier raza (a cualquier edad) puede presentar golpes de calor si existen las condiciones para que eso suceda. Un ejemplo muy clásico es cuando dejamos a los perros en el carro con las ventanas cerradas y expuestos a los rayos del Sol. Si se ven afectados por este padecimiento, es posible que los animales presenten un jadeo excesivo y una respiración acelerada, diarrea, vómitos, mucosas cianóticas y, en algunos casos, también podrían llegar a tambalearse, tener convulsiones o perder la conciencia.
  4. Lo mejor es no sacar a los animales a pasear cuando el pavimento está hirviendo, porque esto puede quemar sus almohadillas plantares.

Perros y gatos que requieren cuidados especiales ante el calor

En el caso de los perros blancos o que no tienen pelo, se recomienda no sacarlos a pasear durante las horas en las que la radiación es más fuerte. Es mejor hacerlo en un horario cuando el Sol no está presente.

Razas como los bull terrier, bóxer, Whippet, Pitbull o dálmatas, y los perros albinos son más vulnerables al Sol que el resto de canes.

Se les puede colocar bloqueador solar (factor 25 o 30) a todos los perros en caso de fotosensibilización, únicamente si no padecen enfermedades de piel muy complejas. Lo ideal sería que este producto se aplicara en las razas más susceptibles para prevenir irritación o quemaduras en su piel. La aplicación debe ser en la nariz, alrededor de la boca, las orejas, el pecho, el vientre y la ingle.

Los gatos son más sensibles al calor, pero no es recomendable aplicarles protector solar.

Otros animales

En cuestión de aves, no se deben exponer las jaulas al Sol. Si están en el exterior, es necesario que se cubran. Hay que mantener una buena aireación para que haya flujo de oxígeno y los animales no se expongan a golpes de calor.

Lo ideal es que las peceras se encuentren en la sombra, aun si están dentro de casa con ventanas cerradas.

En el caso de los roedores, muchas de las casas o jaulas para ellos que se venden en el mercado son de materiales térmicos. Se recomienda buscar ese tipo de contenedores para evitar problemas o accidentes. Estas características hacen posible que la temperatura se ajuste de manera automática.

3. Frío

Hemos humanizado tanto a las mascotas que, por ejemplo, si nosotros tenemos la necesidad de vestir un suéter, pensamos que ellos también.

  1. Aunque la piel y el pelo juegan un papel importante para que su temperatura se regule de manera automática, hay casos en los que debemos prevenir los cambios drásticos. Uno de ellos serían los perros que salen a pasear en horarios en donde el clima es muy frío. Si la mascota está en casa y después se expone a una temperatura baja, podría presentar problemas respiratorios. La recomendación es ponerle un suéter antes de salir. De esa forma, se evitarán esas enfermedades.
  2. Si el perro duerme en el patio o en el exterior de la casa, debe contar con cobijas y con un espacio o refugio para resguardarse del frío.
  3. Si la temperatura es muy baja y se considera necesario adquirir un calefactor, es posible hacerlo y es adecuado, siempre y cuando se vigile que la mascota no sufra cambios abruptos entre frío y calor.

Especies que requieren cuidados especiales ante las temperaturas bajas

  1. Las aves, los Chihuahuas, los hámsteres y los conejillos de Indias son muy susceptibles al frío.

  2. En caso de aves, lo ideal es resguardarlas al anochecer para que no queden expuestas a la intemperie, así como mantener una ventilación adecuada.
  3. En los acuarios o peceras es más sencillo, pues se puede controlar el ambiente más fácilmente con algunos accesorios, como termostatos y sistemas de filtración.
  4. Para los roedores, la casa o jaula térmica funciona de igual manera. Ante el clima frío, gracias a su composición, puede variar su temperatura para adecuarla a las necesidades de la mascota.

“No debemos hacer caso omiso a las circunstancias. Las mascotas dependen de nosotros en un 100 %, y, si nosotros no usamos nuestro razonamiento para ayudarlas a estar bien, evidentemente tendremos muchas complicaciones y nos tocará verlas mal. Solo hay que poner atención a nuestras necesidades y, a su vez, a las de ellas, porque, en muchos casos, son muy similares”, agregó la experta.

¿Conoces alguna otra recomendación para cuidar a tu mascota de los cambios bruscos del ambiente? ¿Cómo proteges a tus amigos peludos en caso de frío o calor extremo? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo