Genial
Genial

10 Detalles que muestran lo particular que era la moda en la Edad Media

A lo largo de la historia, la vestimenta ha tenido un sinfín de variantes y estilos que fueron cambiando de acuerdo a las costumbres, la época y los recursos que la gente tenía a mano. En la actualidad, por ejemplo, los materiales naturales y sintéticos se integran para ofrecer un inmenso abanico de posibilidades. Un período interesante con respecto a este tema fue la Edad Media, cuya duración fue de unos mil años —desde el siglo V hasta el XV—. Durante esta etapa, la vestimenta representaba en un grado importante el estatus social de quien la llevara puesta. Algo curioso es que los diseños no siempre eran adecuados: imagina caminar con unos zapatos de plataforma de hasta 50 centímetros de alto.

En Genial.guru revisamos algunas tendencias de la moda medieval y te presentamos las más llamativas y curiosas vistas desde nuestra actualidad.

1. Suelas delgadas = nuevo estilo al caminar

En el medioevo, la mayor parte del calzado tenía suela de cuero. En cada paso que uno daba, existía el riesgo de pisar piedras o trozos de madera. La gente, por lo tanto, tenía por costumbre caminar apoyando primero la punta del pie y luego el resto; de esta manera, la pierna podía elevarse lo suficiente como para evitar lastimarse.

2. “Leggings” para hombres

Las calzas, muy utilizadas desde el siglo VII, cubrían la parte inferior del cuerpo de los hombres. Se trataba de prendas ajustadas a las piernas que podían ir desde la cadera hasta los pies o ser más cortas. Debido a sus características, se las considera predecesoras de los calzoncillos, los calcetines y los leggings, entre otras prendas que hoy utilizan mujeres y hombres.

3. Colores que distinguían a los doctores

Durante la Edad Media, la vestimenta era un indicador del extracto social o del oficio. Esta categorización en cuanto al aspecto alcanzó a los doctores, a quienes desde el siglo XIV se les exigía usar prendas de color escarlata. Incluso quienes enseñaban medicina en París, a partir de 1350, debían portar ropa violeta de buena calidad. El objetivo era que se destacaran entre el resto de los habitantes.

4. Revalorización de la ropa negra

La nobleza les otorgaba un significado a los tonos que vestía; por ejemplo, el verde representaba el amor; el gris, el dolor; el amarillo, la hostilidad; y el azul, la fidelidad. Hacia finales de la Edad Media, comenzaron a ser más comunes las prendas negras, consideradas anteriormente pasadas de moda y exclusivas de los pobres.

5. Zapatos de puntas largas

Durante los siglos XIV y XV, los poulaines dominaron el gusto de los hombres. Se trataba de zapatos con una pronunciada punta rellena de pelo de caballo o musgo; en ocasiones era tan larga que el usuario debía atar un listón a su pierna para poder caminar. Esta moda no le gustó a la Iglesia, que consideraba que su forma era pecaminosa, por lo que se crearon leyes para contener su uso, sin mucho éxito.

6. Ropa interior muy holgada

Durante 500 años, la ropa interior de las mujeres consistió en una prenda de lino similar a un camisón, sin que exista registro del uso de calzón ni de brasier. Por su parte, los hombres vestían braies y túnicas, que se pueden comparar con los bóxeres y las camisetas actuales. Se trataba de prendas holgadas que en ocasiones estaban a la vista.

7. Ropa de segunda mano

Para la gente pobre y de clase media, la ropa usada tenía un gran valor, debido a que podía venderse y comprarse a comerciantes de segunda mano para ganar o ahorrar dinero. Por otro lado, también se regalaba a los seres queridos y se donaba caritativamente, como les ocurría a los sacerdotes, quienes recibían las prendas que la nobleza por vanidad ya no quería usar.

8. Algo indigno de ver

Los nobles se podían distinguir por el color y el material de la vestimenta. Además, el estatus social se reflejaba en el largo de las túnicas, que favorecían o no la visibilidad del trasero masculino. Así como la nobleza podía darse el lujo de dejar al descubierto incluso hasta la cadera, los pobres debían cuidarse de ofrecer espectáculos vulgares y cubrirse estas partes del cuerpo.

9. Plataformas de hasta 50 cm

Originarios de la Italia medieval, los chopins eran unos zapatos de plataforma que pretendían facilitar el andar de las mujeres por las calles al evitar que se ensuciaran, y además les brindaban estatus. El problema era que debido a su altura —algunos alcanzaban los 50 centímetros—, resultaba prácticamente imposible caminar con ellos sin la ayuda de alguien más.

10. Sombreros de paja para todos

Se podría pensar que los sombreros de paja eran de uso exclusivo de los campesinos y los más desfavorecidos, pero la realidad era otra. Durante el verano este accesorio era utilizado por la nobleza para protegerse de los rayos del sol, pero sus modelos tenían detalles que los volvían más elegantes.

¿Qué prenda de la Edad Media es tu favorita? ¿Qué otras historias curiosas de la moda medieval conoces?

Genial/Curiosidades/10 Detalles que muestran lo particular que era la moda en la Edad Media
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos