Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

12 Datos sobre la princesa Diana, quien se veía obligada a hacer reverencia ante sus propios hijos por el resto de su vida

La princesa Diana es un bastión de la pureza y un ejemplo a seguir. Ella ha cambiado una serie de patrones familiares para la familia real, y su estilo todavía se copia hasta el día de hoy. Sin embargo, queremos hablar no solo de Diana, la princesa de Gales, sino de Diana Frances Spencer, una mujer que no nos es tan familiar fuera de la imagen real.

Genial.guru profundizó sobre el otro lado más humano y dramático de la vida de Lady Di. Dos motivos invariablemente se entrelazaron en su destino: el deseo de dar felicidad y la incapacidad de ser feliz ella misma. Esto es lo que indican los hechos que descubrimos.

Fue una de las primeras personas en llamar la atención sobre el problema del SIDA, así como a disipar los mitos sobre esta enfermedad

En la apertura del primer centro médico para enfermos de SIDA en el Reino Unido, la princesa Diana abiertamente se quitó los guantes y estrechó la mano de cada paciente. Este gesto fue intencional: Lady Di trató de disipar los mitos sobre las personas infectadas con SIDA que eran estigmatizadas en ese entonces. Posteriormente, visitó a niños enfermos muchas veces más, donó fondos para la ayuda benevolente y jamás evitó comunicarse personalmente con las personas infectadas por el VIH.

En la infancia, no era la favorita de su madre

Según la propia princesa Diana, sus padres se divorciaron en su infancia. La niña permaneció con su padre, quien recibió el derecho de custodia de los niños, y fue por eso que su madre la condenó durante toda su vida. Sin embargo, Lady Di admitió que no amaba a su madre y la consideraba una alcohólica.

Asumía cualquier trabajo: podía hacer las labores de una empleada domestica así como también de una niñera

Diana Spencer no era lo suficientemente rica como para descuidar el trabajo. Todo el legado del conde Spencer se transmitía a través de la línea masculina, razón por la cual Lady Di, que aún no se había casado, a diferencia de sus hermanas, tenía que ganarse la vida trabajando. Limpiaba las casas de sus amigos, daba clases de baile, trabajaba como asistente de una niñera y como maestra en un jardín de infantes.

Se preocupaba por su peso y padecía de bulimia

“Charles puso la mano en mi cintura y dijo: ’Oh, estás un poco hinchada aquí, ¿no?’ .Y algo dentro de mí se rompió”.

Después de encontrarse como trece veces con su futuro esposo, la pareja tomó la decisión de comprometerse. Luego de eso, Lady Diana empezó a preocuparse seriamente por su peso y comenzó a caer en condiciones no saludables. Todo comenzó con una frase imprudente de su futuro esposo, y terminó con un trastorno alimentario: bulimia. Para el momento de la boda, el tamaño de su cintura disminuyó unos 20 centímetros. De febrero a junio, Diana, pareció simplemente “derretirse”. Los interminables celos también jugaron un rol importante en ese trastorno alimenticio, ya que constantemente veía a Charles intercambiar en secreto regalos con su primer amor, Camilla.

La luna de miel no fue un cuento de hadas, sino una pesadilla

“En este punto, mi bulimia ya era completamente incontrolable. Los ataques se repetían 4 veces al día. Comía todo lo que encontraba y, después de un par de minutos, tenía náuseas incontenibles. Me agotaba”.

La propia Diana llamó su luna de miel una gran oportunidad para dormir, y esto se puede entender, porque, durante el día, ella y su esposo tenían que discutir sobre libros que les habían asignado para estudiar durante el viaje y, por las noches, escuchar a la orquesta naval, sentados en elegantes y estrictos trajes de vestir. Pero el principal problema de la mujer era la falta de fuerza moral: por las noches tenía pesadillas sobre Camilla, la amante de su marido, a quien Charles no había olvidado ni siquiera durante su luna de miel. La bulimia alcanzó su punto máximo durante este período, a la princesa se le empezaron a notar los huesos.

Caminó por un campo en Angola que no hace mucho estaba minado

“Con un chaleco protector traté de pasar una franja despejada deliberadamente y puedo decir que dio mucho miedo. Pero, ¿qué es para aquellos que no tienen ni chalecos ni mineros, que cada vez, para buscar agua, arriesgan sus vidas, aquellos que simplemente tienen que subsistir entre los campos minados?”.

En una de las ciudades de Angola, unos días antes de la llegada de la princesa al campo, que no estaba completamente libre de minas, una mina explotó en unos adolescentes que jugaban al fútbol allí. Fue en este mismo campo donde caminó Lady Diana, vestida con un chaleco y una máscara protectora, y habló en apoyo del movimiento contra las minas.

Los problemas en el matrimonio la perseguían en todas partes: desde la cama hasta los eventos sociales

Después de la boda y la luna de miel, se hizo evidente que Charles y Diana, que era 13 años menor que él, no tenían nada de qué hablar. La princesa tenía gustos específicos, por no decir limitados, en literatura, no estaba interesada en los pasatiempos de su esposo y ridiculizaba su devoción religiosa. En asuntos de amor, como admitió ella misma, el príncipe “no tenía necesidad”: durante 7 años, la pareja tenía intimidad tres veces por semana, lo que le parecía insuficiente; al pasar los años, desapareció por completo.

Abrazó a los pacientes con lepra que visitó en India

Junto con los mitos sobre las personas infectadas por el VIH, la princesa Diana, trató de disipar los rumores sobre la enfermedad infecciosa de lepra. Por primera vez, visitó la colonia de leprosos de la Madre Teresa en India y abrazó a todos los pacientes allí, luego se convirtió en la protectora de la organización “The Leprosy Mission”.

Engañaba a su esposo por venganza

El matrimonio infeliz y su esposo enamorado de otra mujer llevaron a la princesa Diana a tratar de descubrir la existencia del verdadero amor. Muchos hombres se le atribuyeron como amantes: desde un instructor de equitación hasta un cirujano cardíaco. El más famoso es el guardaespaldas Barry Mannakee. Diana, al recordar su despido y, como la propia princesa creía, su asesinato en un accidente simulado, llamó este acontecimiento el mayor golpe de su vida.

Ella visitaba regularmente a los niños que padecían de cáncer

“Algunos de ellos vivirán, algunos morirán, pero todos deberían recibir amor aquí y ahora. Trato de darles este amor”.

A pesar de las dificultades de su propia vida, la princesa Diana siempre tuvo suficiente amor para el resto. Diana, al menos tres veces por semana, visitaba a los niños enfermos de cáncer, dedicándoles aproximadamente 4 horas en cada visita.

Sufría de depresión

“Probablemente fui la primera en la familia real en experimentar depresión o expresarla abiertamente”.

El desarrollo de la depresión posparto de la princesa se convirtió en una ocasión para burla: parecía que a todo el mundo se le permitía decir que Lady Di “no estaba bien de la cabeza”. Ella misma dijo que comenzó a infligirse dolor físico para no sentir el dolor espiritual. Fue la depresión la que gradualmente alejó a Diana de su esposo aún más.

Vendió sus vestidos de princesa a una tienda de segunda mano

El mayordomo de la familia real, Paul Burrell, cuenta en sus memorias que, inmediatamente después del divorcio, Lady Diana vendió 20 de sus trajes de realeza a una tienda de segunda mano y, de ese modo, obtuvo su primer efectivo después del divorcio. No es sorprendente que ella tuviera que hacer esas cosas, porque parte de la joyería de la princesa fue quitada por la familia real.

Por cierto, después del divorcio, Lady Di, ante la insistencia de Charles, también fue despojada del título de Alteza Real. Desde entonces, se llama Diana, princesa de Gales. Precisamente es esta mujer la que posteriormente volverá a enamorarse profundamente, se verá obligada a hacer reverencia ante sus propios hijos, dejará de comunicarse con su madre y morirá trágicamente en un accidente automovilístico el 31 de agosto de 1997.

¿Qué sabes de la princesa Diana? ¿Consideras que su destino es especialmente trágico o, en realidad, es un camino que transitan muchas mujeres que no están familiarizadas con los lujos de la realeza? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada EAST NEWS
Compartir este artículo