Genial
Genial

12 Lugares con fenómenos tan increíbles que no parecen formar parte de este mundo

El mundo es tan enorme que a veces es difícil darnos cuenta de su dimensión. Aunque nuestro entorno puede parecer algo limitado en cuanto a posibilidades, en realidad, hay tanto a nuestro alrededor que es realmente complicado de asimilar. Entre ellos, hay lugares con características o fenómenos tan increíbles que cuesta creer que formen parte de nuestro planeta.

En Genial.guru, te mostramos algunos paisajes con características naturales tan extraordinarias que podrían formar parte de una película de ciencia ficción.

1. La bahía de Fundy, en Canadá

La bahía de Fundy es un brazo de mar entre las provincias de Nuevo Brunswick y Nueva Escocia cuyas mareas pueden llegar a una amplitud de 16 metros, lo que provoca que, en un ciclo de 12 horas, entren alrededor de 100 millones de toneladas cortas, lo cual representa el doble del flujo de todos los ríos del mundo durante el mismo período.

2. Lago Verde en Estiria, Austria

Grüner See, que se traduce al español como lago Verde, es un paisaje pintoresco que se encuentra en las montañas Hochschwab de Estiria, Austria. Aunque sea un espacio relajante para hacer caminatas durante el invierno, cuando llega la primavera, el deshielo provoca que el parque quede sumergido bajo el agua.

La visibilidad de la misma, combinada con su color verde, hicieron que dicho lugar se denomine “el Caribe de los Alpes”.

3. Caída de Horsetail en California, Estados Unidos

La caída de Horsetail es una cascada estacional que fluye mayormente en invierno y principios de la primavera. Lo particular de dicho lugar es que, en febrero, y si el clima acompaña, el sol ilumina la cascada y la hace brillar de un color naranja y rojo que puede remitir a un lago de fuego.

4. Centinelas del Ártico en Laponia, Finlandia

La región finlandesa de Laponia llega a tener temperaturas tan bajas que los árboles que cubren el bosque quedan enteramente tapados por la nieve, de tal manera que adoptan extrañas formas que remiten a gigantes de hielo.

Los denominados “Centinelas del Ártico” han sido caracterizados por las tradiciones como criaturas mágicas que protegen el bosque, aunque en primavera vuelvan a su estado natural.

5. Géiser Fly en Nevada, Estados Unidos

El géiser Fly es un géiser geotérmico artificial ubicado en Washoe, Nevada. El mismo cuenta con unos colores muy hermosos debido a las algas termófilas que prosperan en ambientes cálidos y húmedos, lo que da como resultado múltiples tonos de verde y rojo.

A su vez, sus aberturas cónicas liberan 1 metro y medio de agua aproximadamente en el aire, con una temperatura de 93 grados centígrados.

6. Playa Roja en Panjin, China

La playa roja de Panjin se encuentra dentro de un enorme humedal en la orilla del río Liahoe, en la provincia de Liaoning. Ese intenso color rojo proviene de una planta llamada suadea, cuyo ciclo de vida comienza en abril o mayo, siendo un alga muy extraña que cambia de color durante las estaciones.

7. Esferas de pierda en Moeraki, Nueva Zelanda

Los cantos rodados de Moeraki son un grupo de grandes piedras esféricas en la playa Koekhoe, en la costa de Otago, en Nueva Zelanda. Las mismas son concreciones que quedaron expuestas a través de la erosión de la costa de los acantilados costeros.

Comenzaron a formarse en antiguos sedimentos del fondo marino hace unos 60 millones de años y se estima que las rocas de mayor tamaño tardaron unos 4 millones de años en alcanzar su estado actual.

8. Luciérnagas sincronizadas en el Parque nacional de las Grandes Montañas Humeantes, Estados Unidos

Las luciérnagas sincronizadas son un fenómeno tan hermoso como anómalo, ya que no es común que ocurran estos sucesos tan extraordinarios en la familia de los insectos. En el Parque nacional de las Grandes Montañas Humeantes de Estados Unidos, podemos observar una sincronía perfecta en la que miles de luciérnagas encienden sus luces 6 veces en un lapso de tres segundos cerca de las 10 p. m. todas las noches.

9. Lago Hillier en Middle Island, Australia

El lago Hillier, ubicado en Australia Occidental, deslumbra por su exuberante color rosa que contrasta de forma magnífica con el color azul del Océano Pacífico y el verde del bosque que rodea la superficie. El rosado de su agua se presume que se debe a la microalga Dunaliella salina, la cual produce carotenoides, un pigmento que puede encontrarse también en las zanahorias.

10. Piscinas de travertino en Pamukkale, Turquía

Los manantiales de agua de Pamukkale son tan exóticos y hermosos que hasta parecen salidos de un cuento de hadas. Sus aguas termales, rodeadas de un hermoso paisaje de rocas blancas que parecen formar un castillo de algodón, tienen poderes curativos, según los mitos que cuentan los habitantes del lugar.

11. Lago manchado en Columbia Británica, Canadá

Casi como si fuera un Twister que se forma en el agua, el Lago manchado que se encuentra en el valle de Oakanagan, en la Columbia Británica, debe su peculiaridad a la evaporación del agua en verano, lo que provoca ese paisaje salpicado de manchas amarillas, verdes y azules.

12. Pavimento teselado en Tasmania, Australia

El pavimento teselado está cerca de la ciudad de Eaglehawk Neck de la península de Tasmania. Las rocas de mosaico que conforman el paisaje se fracturaron por el movimiento de la Tierra y dieron resultado a una unión. Esto, combinado con los cristales de sal y la erosión constante de las olas y los sedimentos del mar, profundizaron el peculiar patrón de dicho lugar.

¿Cuál es el lugar más bonito al que has viajado? ¿Y cuál te gustaría conocer?

Genial/Curiosidades/12 Lugares con fenómenos tan increíbles que no parecen formar parte de este mundo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos