Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Cosas que tienen que hacer las niñeras si quieren trabajar para la realeza

Para la familia real, el cuidado de sus bebés no es un trabajo para cualquiera. Las niñeras deben tener ciertas habilidades y parecerse más a agentes especiales de la CIA que a las institutrices a las que estamos acostumbrados. Deben tener conocimientos sobre nutrición y hasta de salvavidas, y tienen que hacer ciertos sacrificios para poder servir a la familia real.

Genial.guru te hablará sobre cosas por las que las niñeras tienen que pasar para poder servir a la familia real cuidando a sus bebés.

1. Las niñeras reales viajan todo el tiempo

¿A quién no le gustaría viajar todo el tiempo? Bueno, para las niñeras de la familia real, esto es lo habitual. Ellas tienen que hacerlo de ser necesario: si los niños viajan, ellas también. Pero no todo es tan bello como parece. Las niñeras siguen trabajando, por lo que no tienen tiempo de conocer los diferentes sitios por su propia cuenta, y mucho menos de pasear, ya que, aparentemente, las visitas de la familia a lugares muy concurridos suelen durar no más de 40 minutos.

2. Forman parte de un gran equipo de trabajo

La niñera María Borrallo es la encargada de cuidar al príncipe George, la princesa Charlotte y al príncipe Louis, hijos de Kate Middleton y el príncipe William. Sin duda, cuidar de 3 niños pequeños es un gran trabajo, más aún si forman parte de la familia real. Afortunadamente, María solo es la niñera principal de todo un grupo de personas que están para satisfacer las necesidades de los niños. El personal incluye a un chef, enfermeras, gente de limpieza, publicista, equipo de viaje y, por supuesto, un grupo de seguridad para mantenerlos a salvo.

3. Viven en habitaciones modestas y libres de lujos

Al pensar en el personal contratado por la familia real, podemos creer que a los que les corresponde trabajar a tiempo completo les asignan habitaciones hermosas dignas de la realeza. Sin embargo, no es así. Un exmiembro de este grupo reveló que los cuartos son más parecidos a los de un campus universitario que a habitaciones de un palacio. Además, su estadía no es gratuita: deben apartar parte de su salario para poder pagarla. En el caso de María, ella tiene a su disposición un cuarto, cocina, baño, entre otras cosas.

4. A menudo reciben regalos de parte de la familia

La reina y el resto de la familia real a menudo reciben muchos regalos, generalmente costosos, pero esto no quiere decir que ellos se queden con todos. Lo que suelen hacer cuando el obsequio no es deseado es entregarlo a cualquier miembro del personal real. El exmayordomo de la princesa Diana reveló que, cuando el príncipe Carlos llegaba lleno de regalos, como relojes y otras cosas, se los daba al personal. Además, todas las Navidades, la reina acostumbra a repartir regalos a todos los empleados, y mientras más antigüedad tengan trabajando para la familia, más valioso es el objeto.

5. No siempre tienen que usar sus uniformes

En la mayoría de las fotos de estas niñeras, generalmente las vemos con un vestido de color beige, guantes blancos y un sombrero bombín característico de la firma Norland. Sin embargo, a simple vista, no es la ropa más cómoda de todas. Esta vestimenta es la que utilizan para eventos y ocasiones especiales. Pero si la niñera está en la hora de juegos con los niños, tiene permitido utilizar ropa más practica y cómoda para tener mejor movilidad. No obstante, mientras todavía están estudiando, tienen que seguir un código de vestimenta muy estricto exigido por Norland.

6. Están conscientes de los fotógrafos

La obligación principal de las niñeras es cuidar a los niños de todo riesgo, y en el caso de los miembros de la familia real, se suma el peligro de ser perseguidos por fotógrafos. Tienen que estar constantemente pendientes de la presencia de los paparazis y las miradas indiscretas del público en general. Esto quiere decir que las niñeras deben mantener a los niños controlados y con el mejor comportamiento posible cuando son el centro de atención.

7. Están sujetas a una revisión de antecedentes

Cuando cualquier padre contrata a una niñera para que esté en casa, generalmente intenta conseguir a la más indicada para que pase un buen rato con sus hijos a diario. Por eso, trata de preguntar o investigar si la persona no tiene malas intenciones o si alguna vez las tuvo. En el caso de la familia real, van un poco más allá, porque no solo ellos tienen que cuidarse de contratar a gente honesta y con buenas intenciones, sino que el público mismo se encargará de investigar si esa persona tiene algún tipo de antecedente. Por lo tanto, la familia previene y hace una revisión al contratar a nuevas niñeras. Además, controla que todo siga bien cada 3 años.

8. Hasta ahora, la familia real no ha contratado a ningún niñero

Hasta ahora, no ha existido ningún niñero en la familia real, pero puede que todo cambie. Recientemente, en 2018, dos hombres se graduaron por primera vez después de 126 años de historia de la escuela Norland. Ellos buscan inspirar a todos aquellos chicos que aman tanto a los niños para convertirse en niñeros de élite.

9. Saben más de un idioma

Las niñeras de Norland ocupan un papel importante en la vida de los niños, por lo que deben tener grandes habilidades y conocer varias lenguas. María Borrallo es española, niñera real y, al parecer, habla seis idiomas. Además, aparentemente, ya está enseñándoles español al príncipe George y a la princesa Charlotte, quienes también están aprendiendo francés.

10. Necesitan tener mucha experiencia como niñeras

Como en cualquier otra carrera, donde justo después de graduarte puede que no consigas el trabajo de tus sueños, en Norland pasa lo mismo: estudiar allí no garantiza un pase directo a trabajar en el palacio real. Las niñeras necesitan tener mucha experiencia para ser consideradas buenas candidatas. María Borrallo contaba con más de diez años de carrera antes de ser contratada por Kate y el príncipe William.

11. No pueden usar maquillaje pesado ni grandes joyas

Las niñeras que trabajan para la familia real no deben llamar la atención de ninguna manera. Esto quiere decir que no vamos a verlas ni con un maquillaje muy elaborado ni con joyas que puedan incomodar. Con unos simples aretes es más que suficiente. Ellas mismas solicitan mantener una vestimenta más practica y natural para poder desenvolverse mejor en todo momento.

12. Conocen de nutrición

Debido a que las niñeras son las encargadas de la ingesta diaria de las princesas y príncipes, ellas, junto con todo un equipo de cocina, controlan y se aseguran de que los niños obtengan todos los minerales y vitaminas necesarios para su perfecto crecimiento.

13. Tienen que ser buenas nadadoras

La educación en Norland es más que completa. Las niñeras, aparte de aprender a luchar y a ser excelentes conductoras, también deben saber nadar a la perfección y, principalmente, cómo rescatar a los niños si tienen problemas en el agua. Ellas hacen un curso de salvavidas y se forman en primeros auxilios. En conclusión, estas niñeras son a prueba de todo, y están más que preparadas para salvar a los pequeños en cualquier situación peligrosa.

14. Kate Middleton quería que su mamá formara parte del grupo de niñeras

Al quedar embarazada de su primer hijo, el príncipe George, Kate realmente quería que su madre, Carole, la ayudara a cuidar de sus niños en lugar de cualquier niñera. Pero como eso va en contra del protocolo real, su deseo no pudo hacerse realidad. Además, la familia real no podía dejar el cuidado del futuro rey en manos de alguien no capacitado. Entonces, María fue contratada, convirtiéndose prácticamente en parte de la familia.

Sin duda, para las fanáticas de Mary Poppins, este debe ser el trabajo ideal. ¿Qué opinas de las niñeras de élite? ¿Crees que todas deberían tener estas habilidades?

Compartir este artículo