Genial

14 Intentos de coqueteo que se suponía que serían románticos

Por lo menos una vez en la vida, a todos nos ha ocurrido una historia de coqueteo fuera de lo común. Por supuesto que los “maestros del flirteo” que hacen bromas monótonas no sorprenderán a nadie. Pero todavía quedan personas cuyo arte de abordar es particularmente original. Y no es en vano que las historias sobre ellos reciban activamente montones de “me gusta” en Internet, porque ese enfoque definitivamente ayuda a levantar el estado de ánimo.

Genial.guru espera que completes nuestra selección con tus propias historias, y, mientras tanto, te ofrece lo mejor que han contado los usuarios de la red.

  • Hace poco, en un micrófono abierto, un chico se me acercó, me regaló una flor e inmediatamente se fue. Fue agradable, por supuesto, pero me pregunto por qué se fue. Desde afuera, parecía que fue porque me vio bien de cerca. © tanchaizer / Twitter

  • Un chico en la calle:
    — Hola, ¿podemos conocernos?
    Pienso: “¡Oh, no!” y subo el pantalón para mostrar mi pierna peluda, esperando que me deje en paz.
    El chico:
    — ...
    Yo:
    — Estoy tratando de espantarte.
    Él, mostrando su pierna:
    — Método equivocado. © _tomato_hater / Twitter

  • Recuerdo que un chico me escribió por la red y me ofreció conocernos. Acepté. Luego, el siguiente diálogo:
    — Busco una chica seria que sepa lo que quiere.
    — Quiero comer. Sé con certeza que quiero comer, y es serio.
    Ya no me escribió más. ¿Por qué? Si sé lo que quiero. © ol_fa_sol / Twitter

  • Mi amiga hace poco viajó en el metro y le gustó el chico sentado enfrente. Usó AirDrop, encontró su Instagram. Resultó que hace piercing. Ahora mi amiga está pensando en perforarse algo y conocerlo “accidentalmente”. © Derbershto / Twitter

  • Hoy tuve el mejor coqueteo de mi vida. Estaba haciendo un pedido en KFC, el cajero preguntó:
    — ¿Tienes una tarjeta de bonificación?
    — No
    — ¿Tienes novio?
    — Sí.
    — Cambiemos: la tarjeta por el novio.
    Yo, en shock. Él, en shock por verme en shock, y, aparentemente, comenzando a comprender lo que acababa de decir, me regaló una tarjeta. © SongOfaWhale / Twitter

  • Un cajero de McDonald’s una vez me dijo: “Tus ojos son tan hermosos como estas papas”.
    P. S.: eran papas rústicas. © diana_Demiku / Twitter

  • Un chico trató de conocerme. Y yo, absolutamente sin querer, por costumbre le dicté el número de mi ex padrastro, con quien todavía sigo enojada. Luego dijo que tenía prisa y me escapé. © _tomato_hater / Twitter

  • ¿Qué saben ustedes sobre situaciones embarazosas? Un chico se me acercó en el metro y me dijo: “Me has estado mirando atentamente durante tanto tiempo... He esperado alguna acción tuya, pero aparentemente eres tímida. Decidí venir yo mismo”. Y yo no lo miraba a él, sino a un punto perdido, pensando en mis problemas. © olya_dd / Twitter

  • Hace poco estaba caminando y vi a una chica genial con una cámara. Me acerqué:
    — Disculpa, ¿tomas fotos de eventos?
    — Sí, ¿por qué?
    — Entonces ven a tomar fotos de nuestra primera cita. © jewwantsmoney / Twitter

  • Es extremadamente raro que alguien coquetee conmigo, pero nadie superará el caso de hoy.
    Chico:
    — Hermoso...
    Yo:
    — ¿Qué es hermoso?
    Chico:
    — Tu silencio es hermoso. ¿Quieres ir a caminar? © rijsamurai / Twitter

¿Qué casos extraordinarios de coqueteo te han ocurrido a ti?

Imagen de portada _tomato_hater / Twitter