Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Cosas típicas que hacen a México único, pero que son difíciles de explicarle a un extranjero

16-914
219k

Cada país posee costumbres únicas y asombrosas, las cuales también pueden llegar a ser incomprensibles para quienes no viven ahí. México es una nación muy grande y singular, pues cuenta con una historia milenaria llena de tradiciones que fueron el resultado de todas las culturas que alguna vez habitaron en su territorio. Insectos en la comida, picante que pica y que no pica, y descargas eléctricas para acompañar tu bebida son solo algunas de sus divertidas particularidades.

Genial.guru quiere hablarte sobre algunas de las cosas que llenan de confusión a muchos de los turistas que visitan México año tras año, en especial si viven en el país por algún tiempo.

1. Fruta con chile

La fruta mexicana ya es buena de por sí, ya que el país cuenta con diferentes climas, los cuales son ideales para cada tipo de fruto. Sin embargo, añadirle lo mexicano significa ponerle un toque picosito que contraste. Puede ser con salsas, chamoy o polvos de diferentes tipos de chile, pero no hay vendedor de frutas que no lo ofrezca de cajón.

2. El diminutivo en todo

El mexicano no come huevos con frijoles, sino huevitos con frijolitos refritos. De la misma manera, no le da jaqueca, sino que le duele la cabecita. Varios lingüistas han estudiado la importancia del uso del diminutivo para el mexicano, y se afirma que es un diminutivo afectivo. Sin embargo, incluso hay estudios que relacionan esta particularidad del español con la influencia de la lengua náhuatl.

3. Chile que pica y que no pica

Sentarse a comer en México implica probar algún picante, pero en ello hay matices. Es común que un mexicano, al ver un extranjero comer, le indique cuál salsa pica y cual no lo hace. Lamentablemente, esa diferencia solo será percibida por un paladar experimentado, aunque, en lo que respecta a la comida callejera, es común que se ofrezcan esas dos variedades.

4. Los chapulines

La tradición prehispánica nos trajo un sinnúmero de ingredientes que abonaron a la gastronomía internacional. En México, los insectos son muy comunes, aunque no de consumo cotidiano, y básicamente no saben a nada. En Oaxaca se acompañan con limón, sal y, a veces, picante, o forman parte de otros platillos.

5. Las mañanitas

En el mundo se cantan diferentes canciones para celebrar un cumpleaños, y todas dicen básicamente lo mismo: “feliz cumpleaños”, así, sin más. Para esas ocasiones, en México hay una canción específica llamada Las mañanitas, la cual tiene un origen incierto. Esta posee diferentes versiones, algunas muy largas, e incluso una cantada por Roger Waters en vivo.

6. Xochimilco

Las preguntas de un extranjero suelen ser: “¿es un bar? ¿Es un río? ¿Es un restaurante?”. Sí, sí y mil veces sí. En estas “trajineras”, como se llaman estas embarcaciones, puedes encontrar gente que te venda antojitos callejeros mientras navegas y festejas con tus acompañantes. Es muy probable que te encuentres grupos, bandas y mariachis en otras embarcaciones, quienes te venderán alguna canción. Además, es un escenario para recrear cómo se vivía en el antiguo Tenochtitlán, cuando era el centro del lago de Texcoco.

7. Piedrazos

Los piedrazos son una comida callejera de Oaxaca que consiste en pan muy duro que es sumergido en vinagre. Mientras más tiempo pase en el líquido, más blando quedará. Se acompaña de salsa valentina y tiene un olor muy fuerte. Sencillamente inexplicable hasta probarlo.

8. Cómo debe comerse un taco

Hay un dicho que enuncia que “serás conocido por cómo agarres la tortilla”, y no le falta razón. Aunque en México hay gente de todos lados, su graduación como mexicano es la manera como sostiene y muerde un taco. La forma más arraigada de hacerlo como un experto implica girar la cabeza a 45° al morderlo, sosteniéndolo con tres dedos. Hay niveles más avanzados que implican sostener el plato con la otra mano y una botella de refresco a la vez, pero eso ya es demasiado.

9. Ahorita, ya mero

El “tiempo mexicano” implica toda una dimensión desconocida para los turistas, pues “ahorita” jamás querrá decir “en este momento”, pero tampoco necesariamente después. Es una paradoja que mezcla un “ahora” pequeño con un tiempo indefinido.

10. No se dice “qué”, se dice “mande”

Es muy fácil identificar a un mexicano en el extranjero a partir de una simple palabra: “mande”. Desde niños, las madres mexicanas instruyen a las personas a ser amables y prudentes. Responder un seco “qué” a una pregunta no entendida o al llamado de alguien es considerado demasiado rudo. La respuesta correcta siempre es “mande”, y un extranjero siempre se confunde con “qué es lo que debe mandar”.

11. Comida callejera a toda hora

En varios países hay horas específicas para comer, y es importante conocerlas porque no hacerlo implica quedarse con el estómago vacío. En México hay comida todo el día en la calle. Si no se puede comer en un restaurante, seguro habrá algún puesto de comida disponible, pero quedarse con hambre no es una opción.

12. Todos son güeritos y amigos

Hay hospitalidad de sobra en el mexicano, por eso, todos pertenecemos a una gran familia a la hora de ir de compras. El vendedor intentará persuadir a sus clientes diciéndoles “güerito”, “amigo” o hasta “primo”. Todo sirve a la hora de mostrar amabilidad y cercanía.

13. Órale

Esta expresión tiene un significado que depende totalmente del tono en el que se diga. Puede ser sorpresa, “órale, no me lo esperaba”; de aliento, “órale, aviéntate”; acuerdo común y aprobación, “órale, ya quedamos”, y la menos frecuente, como saludo, “órale, ¿cómo te va?”.

14. Fiestas a la muerte

Aquí se mezclan dos cosas. Por un lado, la tradición prehispánica de honrar a la muerte y tenerla en un lugar especial en el que los ancestros están presentes de forma constante, y, por el otro, que el mexicano es alegre hasta para conmemorar un suceso triste.

15. Guajolotas

Una parte de la fauna alimenticia de un mexicano es la guajolota, o torta de tamal. Para quien no la ha probado es difícil de entender, pues, en esencia, es pan dentro de otro pan y parece poco atractiva, pero nada más falso que eso. Probarlas es amarlas.

¿Conocías todas estas peculiaridades? ¿Nos faltó mencionar alguna que te parezca inexplicable? ¿Cuál te pareció más exótica? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada Laura Lauch / Unsplash
16-914
219k