Genial

15 Cosas que no pueden faltar en una telenovela mexicana

5-25
20k

Ver una telenovela significa sumergirse en una ficción con, probablemente, una historia de amor con muchas intrigas de por medio. Quien ha visto varias de ellas seguramente se habrá dado cuenta de que son muy similares entre sí, pero, a pesar de ello, cada una acaba teniendo un encanto especial, y algunas incluso rompen récords de audiencia, ganándose un lugar muy importante en el corazón de la gente.

Genial.guru quiere hablarte más sobre algunos elementos, personajes o situaciones que son casi imprescindibles en cualquier telenovela mexicana.

1. Villanos al estilo “si no es mío, no será de nadie más”

No existe una buena historia sin un buen villano. Los protagonistas necesitan una fuerza opuesta para que, cuando al fin logren su felicidad, esta nos sepa aún más dulce. Y es por eso que, en las telenovelas, el antagonista suele ser un malo muy malo; una persona capaz de hacer de todo con tal de separar a la pareja protagonista, llevando a cabo engaños, chantajes, manipulaciones y hasta crímenes pasionales.

2. Escenas con mucho llanto

¿Qué sería de una telenovela sin llanto? En algún punto (o varios) de la historia, algo fatal ocurre y a las personas no les queda más remedio que llorar, llegando incluso a contagiarle las lágrimas a la audiencia, que también sufre cuando uno de sus personajes favoritos muere o sus sueños se ven frustrados.

3. Diferencia de clase social entre la pareja protagónica

Ya lo dijo la física, “los polos opuestos se atraen”. En el amor televisivo ocurre lo mismo, ya que muy raramente la pareja principal está compuesta por personajes similares, principalmente en lo referente a su clase social: uno debe ser pobre y el otro rico, así toda la historia puede girar alrededor de su “amor prohibido”.

4. Un oscuro secreto

El misterio es otro ingrediente importante en un melodrama. Nunca está todo dicho, y puede que haya algo que los personajes no saben, pero el público sí, o lo opuesto.

Estos secretos pueden ser de diferente naturaleza, relacionados con una herencia, una infidelidad, el verdadero asesino de un personaje, entre otros. Sin embargo, hay uno que casi nunca falla: hijos ilegítimos, lo que lleva a que se revele que la muchacha pobre es, en realidad, hija de un millonario (lo que solucionaría el problema del amor prohibido del punto 3).

5. El sacerdote que sabe todos los secretos

Aunque en una novela escrita, generalmente el narrador es quien sabe todo lo que sucede, en las telenovelas, toda esa información pasa a un sacerdote (más aún si la historia se desarrolla en un pueblo pequeño). En muchas ocasiones, gracias al secreto de confesión, el cura se entera de intimidades tanto de los buenos como de villanos, las cuales no puede revelar.

6. Un personaje con amnesia temporal

Un personaje con amnesia es como una hoja en blanco en la que se puede comenzar a escribir nuevas historias, aunque tampoco es tan sencillo como eso, pues las relaciones entre personajes se alterarán y seguramente habrá algún villano queriendo sacar provecho de la situación. ¿Cómo hacerlo aún más dramático? Mientras el personaje está desaparecido y con amnesia, los demás creen que está muerto.

7. El personaje que nos hace reír

Entre tanto drama y villanías, hace falta algo que también nos haga reír. Ese toque cómico normalmente corre a cuenta de un personaje que divierte con sus ocurrencias y ofrece un respiro en momentos de mucha tensión.

8. Un embarazo sorpresivo

Ya sea en la vida real o en la ficción, la llegada de un bebé representa un cambio importante. En el caso de las telenovelas, usualmente hay tres posibilidades:

  • A) La villana está embarazada.

  • B) La protagonista está embarazada.

  • C) Ambas están embarazadas y el padre de su hijo es el mismo hombre.

9. El mejor amigo enamorado de la protagonista

La protagonista suele tener un buen amigo, un confidente de buenos sentimientos que escucha sus penas de amor ocultando que está perdidamente enamorado de ella, pero que muy raramente es correspondido.

10. Momentos entre la vida y la muerte

Ya sea por un intento de asesinato o un accidente, comúnmente hay escenas dramáticas que se desarrollan entre una sala de espera y la habitación de un hospital, donde los personajes se debaten entre la vida y la muerte mientras sus seres queridos suelen rezar para que sobrevivan.

11. El villano que se arrepiente

Esto no ocurre con todos los villanos, y cualquier televidente experimentado sabe que no siempre hay que confiar en el arrepentimiento de quienes se la han pasado haciendo fechorías durante toda la trama, pero es algo que hemos visto en algunos melodramas, generalmente momentos antes de la muerte del personaje.

12. Peleas

Estas pelean ocurren entre los roles protagónico y antagónico, y es el momento cumbre donde sus rivalidades se enfrentan. Si la pelea es entre hombres, habrá golpes a puño cerrado; si es entre mujeres, cachetadas.

13. La abuelita que todos quieren

Generalmente, las telenovelas incluyen la participación de una primera actriz que interpreta a una abuelita que acaba ganándose el corazón del público por su dulzura, sus sabios consejos y hasta sus ocurrencias.

14. Una canción interpretada por uno de los protagonistas

Muchas veces, los actores que participan en la telenovela también tienen una carrera como cantantes, así que aprovechan para convertir una de sus canciones en parte de la banda sonora de la serie. A partir de ese momento, será imposible escuchar la canción sin pensar en la historia de amor ficticia que la acompaña.

15. Final con una boda

Casi indefectiblemente, todas las telenovelas terminan con una boda en la que vemos a la pareja protagonista ser feliz al fin, recorriendo el pasillo de una iglesia mientras los personajes secundarios le sonríe desde las bancas. El final lo sabemos desde el capítulo uno, pero lo interesante es todo lo que tienen que pasar los protagonistas para llegar a ese momento.

¿Qué otro elemento “telenovelero” sumarías a esta lista? ¿Has visto novelas con estas características? Cuéntanos en los comentarios.

5-25
20k