Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Rarezas de Corea del Sur que los locales no tienen prisa por compartir con los extranjeros

Todo turista sabe que Corea del Sur es un planeta diferente. Y, aunque algunas cosas saltan a la vista de inmediato (por ejemplo, la particular gastronomía de la nación), solo aquellos que viven o vivieron allí saben de otras. Esto aplica para los estándares de belleza, particularidades de la educación de los niños y hasta el estudio en las universidades.

Genial.guru se sumergió por un rato en la vida cotidiana de Corea y sacó de las profundidades los hábitos, reglas y fundamentos más extraños de ese hermoso país.

1. Algunas mujeres coreanas se sientan con mantas en las rodillas

Muchas coreanas ponen una manta en sus rodillas, incluso cuando hace calor en la habitación o en la calle. Lo hacen tanto las ídolas del K-pop e invitadas de programas de televisión, como las mujeres coreanas comunes en las cafeterías, restaurantes y otros lugares públicos. Esto se hace para protegerse de posibles “accidentes” al usar una minifalda, así como para proteger el espacio personal propio, porque una manta se considera un símbolo de privacidad. Para un hombre, arrojar una frazada o una chaqueta sobre las piernas de su dama es un gesto de nobleza.

2. Las chicas se cubren la boca cuando se ríen

En el pasado, a las niñas se les decía que la risa no era muy femenina. Cuando algo las hacía reír, se daban vuelta u ocultaban su sonrisa con algo (hoy en día solo hacen esto último). Si ves a una mujer coreana cubriéndose la boca, lo más probable es que solo esté riéndose de algo, no bostezando de aburrimiento.

3. Con respecto a la apariencia femenina, se valoran las líneas V y S

La línea en V indica un mentón cincelado, lo que es considerado un estándar de belleza tanto para las chicas como para los chicos, porque hace que su aspecto luzca más elegante. La línea S es la del contorno de una figura femenina, una especie de versión más esbelta que la del reloj de arena. Si un coreano dice que tienes una linda línea V o S, entonces, quiere decir que tienes una hermosa barbilla o silueta.

4. Todos los conductores pasan la prueba de alcoholemia

Por la noche, más frecuentemente los viernes y los sábados, la policía coreana bloquea un carril y realiza test de alcoholemia a los conductores de automóviles, camiones y motocicletas (menos a los taxistas). Al ver a una patrulla, el conductor está obligado a detenerse, bajar la ventanilla y soplar por el alcoholímetro.

Las sanciones se prescriben según el contenido de alcohol en la sangre: por 0,05 a 0,10 por mil, puedes pagar de 1 400 a 2 800 USD. La leyenda coreana dice que puedes beber 400 ml de cerveza o un vaso de soju sin peligro para tu billetera. En áreas donde la gente va a divertirse, tales controles no son llevados a cabo.

5. La temporada de lluvias no es motivo para quedarse en casa

La temporada de lluvias comienza en julio o agosto, y, a veces, en este período se producen inundaciones. Pero los autos se usan hasta el último momento, y los lugareños se mueven por la ciudad hasta las rodillas en el agua, pero bajo un paraguas. Lo más desagradable para una mujer coreana es mojarse el cabello.

6. La comida en los hospitales no tiene nada que envidiarle a la de los restaurantes

Todos los días, los hospitales coreanos comunes sirven una comida diferente, con bocadillos tradicionales como kimchi, rábanos en escabeche y panqueques de verduras, agregados a los platos principales (sopa de almejas, gachas de champiñones y otros).

7. El año escolar comienza en marzo, y los estudiantes luchan por lugares libres en las cátedras

Antes del comienzo de clases, los estudiantes reciben una capacitación especial en la facultad. Durante 2 días y 1 noche, los alumnos del primer año estudian la historia de la universidad y se conocen. Como dicen los propios estudiantes, esto es una tapadera: en tales entrenamientos, los alumnos mayores les enseñan a los recién llegados cómo divertirse y tener la cabeza fresca por la mañana.

Los coreanos eligen solos los cursos que quieren estudiar, y el horario se muestra en el sitio web de la universidad. El número de vacantes en las cátedras es limitado: puede haber de 60 a 100 personas en una clase al mismo tiempo. En las disciplinas principales, los lugares se ocupan en cuestión de minutos, por lo que, para inscribirse, deben conseguir Internet de alta velocidad. Esto puede hacerse en el campus o en un club de computación. En este último, por cierto, no solo puedes estudiar o jugar, sino también pedir comida.

8. En lugar de muñecas Barbie, allí se venden ídolos del K-pop

Los cantantes de K-pop son tan populares que puedes comprar su pequeña copia en cualquier tienda común. Por ejemplo, en la foto de arriba puedes ver los muñecos de los miembros de la banda BTS.

9. Los turistas ahorrativos pueden alojarse en saunas

Los saunas coreanos se llaman jjimjilbang. Están abiertos las 24 horas, y una visita cuesta solo 7 USD. Por lo tanto, los turistas que van al país por un corto período de tiempo tratan de alojarse en los saunas, y los lugareños van allí para recuperarse después de un día de trabajo o una fiesta ruidosa. Los pijamas y las toallas se entregan en la entrada: estas últimas se llaman yangmeori, o “cabeza de oveja”, y se atan de una manera especial. En el interior, además de los aparatos de sauna habituales, hay sofás, juegos para niños y algo de comida.

10. Los coreanos no se comunican con el sexo opuesto si están en una relación

En el país de la frescura matutina creen que la amistad entre un hombre y una mujer no existe. Por lo tanto, cuando un chico y una chica comienzan una relación, no pueden seguir reuniéndose con sus amigos del sexo opuesto.

11. El día de los enamorados es celebrado el 11 de noviembre

La fiesta se llama “día del Pepero”, en honor a los palitos de galleta con glaseado de diferente tipo que se asemejan a la fecha 11/11. Los enamorados se regalan galletas y hacen un juego: muerden el bocadillo de los dos lados, y el ganador es el que se queda con la parte más pequeña. Puedes darles regalos no solo a los seres queridos, sino también a los amigos o familiares.

Se rumorea que la festividad fue inventada por la empresa Lotte, la cual fabrica los tubos de galleta Pepero. Sea como sea, la fiesta se arraigó y se convirtió en parte de la cultura.

12. Un coreano no saldrá con una chica más corpulenta que él

En Corea del Sur no encontrarás una pareja en las calles en la que la chica sea más alta o más corpulenta que el chico. Los residentes del país se guían por una serie de reglas estrictas al elegir a una pareja. No importa cuán buena sea la persona elegida, un chico no saldrá con alguien más relleno que él. Las chicas inmediatamente descartan a los novios más bajos que ellas. Además, la edad y el tipo de sangre también son importantes.

13. A los coreanos les encanta calentarse las manos en el sentido literal

Si entras en una peluquería, un salón de belleza u otro lugar similar en Corea, seguramente te ofrecerán un calentador de manos (incluso si la calefacción del lugar funciona correctamente). Y no será un viejo calentador de goma con agua tibia, sino uno bonito, de terciopelo.

14. Las escuelas tienen una patrulla de padres

“Policía de padres de la escuela”.

Todos los días, 2 padres inspeccionan la escuela: verifican cómo va el proceso educativo y mantienen el orden. Ellos también prueban las comidas escolares para saber qué tan bien se alimentan sus hijos. Cuando las madres y los padres patrullan la escuela, se ponen un uniforme, y tienen un horario que indica a qué hora y qué deben hacer. En su tiempo libre pueden relajarse en una habitación especial.

15. Los padres coreanos siempre acompañan a sus hijos

Los padres coreanos siempre acompañan a sus hijos, y no se alienta el deseo de criar una personalidad independiente. Muchas veces, solo los padres de la familia trabajan, y las madres se dedican a la crianza: se involucran tan profundamente en el proceso, que se disuelven en los niños, y su propia vida ya no les pertenece. No importa lo que haga el pequeño (si va la escuela o a un taller), la madre debe formar una parte muy activa de todo.

Una bloguera que ha estado viviendo en Corea desde hace mucho tiempo contó la siguiente historia: “Antes, mi hija viajaba sola por la ciudad, pero ahora tengo que acompañarla a todas partes porque recientemente se le preguntó:” ¿Es cierto que tu madre no es tu mamá biológica?". En la percepción de los coreanos, una madre no puede ser tan indiferente con sus hijos y dejarlos ir solos por la ciudad". Después de eso, la mujer tuvo que acompañar a su hija a todas partes, incluso al set de la serie donde la muchacha actúa.

16. No necesitan oscuridad y silencio absolutos para dormir

Los niños coreanos no tienen que dormir en una habitación perfectamente tranquila y oscura. Se quedan dormidos con luz y ruido, porque, de esa manera, fortalecen su sistema nervioso. Como adultos, pueden recuperar sus fuerzas cuando hay al menos un poco de tiempo para hacerlo, por ejemplo, cuando viajan en tren o en autobús. Los residentes del país son independientes de factores externos y pueden quedarse dormidos en cualquier lugar.

¿Cuál de estas características haría falta en el país donde vives? ¿Algunas de estas costumbres y hábitos cotidianos te parecen inadecuados? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada ARIRANG K-POP / YouTube