Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Zapatos y tenis que marcaron un antes y un después en la historia de la humanidad

8155
182k

El calzado es casi tan importante como una prenda de vestir, y hasta incluso nos da cierta personalidad. Hay diseños de zapatos y tenis que, después de haber aparecido en reconocidas cintas o de haber impuesto nuevas modas, se volvieron emblemáticos y una fuente de inspiración para algunos creadores que vieron la oportunidad y los tomaron como ejemplo para sus propios diseños. También hay otros que se convirtieron en clásicos de todos los tiempos y han sido imitados con réplicas más accesibles.

Genial.guru quiere presentarte una colección de 16 zapatos y tenis que revolucionaron la industria de la moda, los cuales deslumbraron a casi todos en películas clásicas y amadas por millones de personas, además de marcar tendencias de moda que persisten hasta el día de hoy.

1. Los zapatos rojos de rubí de Judy Garland en El Mago de Oz

Los zapatos de rubí de la protagonista, Dorothy, son una pieza clave en la trama de este clásico y éxito de taquilla de 1939 llamado El mago de Oz. Cuando la muchacha llega a la peculiar tierra de Oz luego de un tornado, el personaje interpretado por Judy Garland debe chocar los tacones de los zapatos tres veces y repetir “no hay lugar como el hogar” para poder regresar a su casa.

Para la película se hicieron varios pares de estos zapatos, y se desconoce su valor exacto, pero se sabe que 5 pares sobrevivieron, uno de los cuales fue robado de un museo en Grand Rapids, Minnesota, EE. UU., en 2005, y posteriormente recuperado 13 años después. Los emblemáticos zapatos están hechos con distintos materiales como hilos de seda, plástico, vidrio, pulpa de celulosa, etc. Las lentejuelas color rojo le dan su brillo y color, pero los lazos también tienen cuentas rojas de vidrio.

Estos zapatos han causado fascinación no solo como para ser robados, sino también para ser imitados y para inspirar a todo tipo de mercadotecnia. Un par para adultos de este tipo de imitaciones cuesta alrededor de 40 USD.

2. Chuck Taylor All Stars

Los icónicos Converse All Star son los tenis más vendidos de la historia, hechos de una combinación entre goma y lona que inspiró a varias marcas a imitarlos con diseños similares. Tienen una larga historia que se remonta a la década del 30. Este modelo de tenis cambió su nombre gracias al carismático jugador de basquetbol Chuck Taylor, quien tenía 18 años cuando comenzó su carrera profesional.

Taylor se acercó a Converse con la queja de que las All Star le hacían doler los pies y propuso un par de modificaciones en su diseño, por ejemplo, tener mejor amortiguación. La empresa estadounidense quedó encantada con el joven e incluyó su firma en el parche de los tenis que, desde ese momento, comenzaron a ser conocidos como Chuck Taylor o Chucks, catapultándose al éxito mientras el básquet también escalaba posiciones para consolidarse como un deporte olímpico.

Con el tiempo fueron evolucionando en otros modelos y los materiales fueron perfeccionándose, pero nunca perdieron su vigencia, la cual mantienen incluso hasta el día de hoy.

3. Las zapatillas de ballet de Las zapatillas rojas

Las zapatillas rojas es una exitosa película dramática británica de 1948, protagonizada por Moira Shearer. Durante muchos años y hasta el día de hoy, esta cinta inspiró a la confección de zapatillas de ballet de punta y de media punta de color rojo.

En la película, basada en un cuento de hadas, una bailarina se une a una compañía de ballet establecida bajo un aclamado director y finalmente prueba su dedicación a su oficio cuando debe elegir entre su carrera y el romance con un compositor.

Las zapatillas rojas es famosa por presentar una secuencia de ballet de 17 minutos (de un ballet titulado The Ballet of the Red Shoes) como su pieza central. Esa escena y la cinta en sí causaron que varias generaciones de niñas quisieran ser bailarinas, teniendo el sueño de, algún día, pisar los escenarios que vieron triunfar a la auténtica bailarina de las zapatillas rojas.

4. Nike Air Jordan I

Air Jordan es una marca de zapatillas de baloncesto, ropa deportiva y casual producida por Nike. En un principio, la línea fue creada exclusivamente para el exjugador de la NBA Michael Jordan, quien también es considerado por la mayoría de los especialistas como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Las zapatillas originales presentaban una combinación de azul y negro, y fueron producidas para Michael Jordan a principios de 1984, y finalmente lanzadas al público a fines de 1984.

A finales de los 80 y principios de los 90 hubo una verdadera fiebre por estos tenis, ya que se lanzó un popular anuncio de Nike donde un personaje interpretado por el actor Mars Blackmon intentaba encontrar la fuente de las habilidades de Jordan, convenciéndose de que sus logros se debían a sus zapatillas. El comercial produjo una fuerte demanda de los tenis, los cuales incluso eran robados a punta de pistola.

Los Air Jordan I se lanzaron originalmente en el mercado desde 1985 hasta 1986, con relanzamientos (conocidos como “retros”) en 1994, 2001, 2004 y 2007–2018, variando mucho en colores, diseños y materiales, pero siempre conservando su esencia.

5. Las zapatillas Nike de Michael J. Fox en Volver al futuro 2

Seguramente, todos los fanáticos de Volver al futuro soñaron con tener en sus pies las Nike “autoajustables” que Marty McFly usaba en el futuro y con las que montaba su patineta voladora. Este modelo, llamado MAG, fue fuente de inspiración para crear varias ediciones para la venta, la última lanzada en marzo de este año en Nueva York.

La tienda American Eagle SoHo de Nueva York puso a la venta los exclusivos tenis por un valor de 50 000 USD. Se trata de 89 pares exclusivos, iguales a los que se sortearon por eBay en 2016, en beneficio de la fundación contra el Parkinson de Michael J. Fox, el protagonista de la saga.

A pesar de lucir espectaculares, especialistas han coincidido en que no serían útiles en el día a día debido a su peso e incomodidad.

6. Los “Pigalle” de Christian Louboutin

En este caso, el diseñador francés Christian Louboutin no se inspiró en una película para crear estos zapatos, sino que las celebridades popularizaron los Pigalle, los clásicos stilettos que se caracterizan por su suela roja y por poseer un taco de aguja de 10 centímetros. Louboutin no solo los creó como un calzado para marcar tendencia, sino como algo básico en el armario y unos zapatos que pueden durar toda la vida.

Es uno de los calzados más deseados y es un auténtico emblema de la firma. Creados para la venta en 2004, estos tacones se convirtieron en el calzado básico de muchos famosos no solo en las alfombras rojas, sino también en sus fotografías en otros eventos y en la vida cotidiana. Los Pigalle cuentan con infinidad de versiones, pero siempre mantienen la esencia del modelo original.

7. Las botas de charol de Julia Roberts en Mujer bonita

La taquillera película Mujer bonita (1990), además de lanzar a la fama a Julia Roberts, tuvo un vestuario que fue referente de la moda de aquella época. Roberts tenía 23 años en ese momento, y unas espectaculares piernas de 110 centímetros, como ella misma decía en la película, que lucían a la perfección en unas botas mosqueteras de charol, de esas que suben más allá de la rodilla.

Según la producción de la película, estas botas fueron compradas en una tienda llamada NaNa, en Chelsea (Reino Unido). Los periódicos de ese tiempo se referían a Vivian (el personaje interpretado por Julia en esta cinta) como “la cenicienta con botas de vinilo”.

Entonces, no es extraño el hecho de que ese calzado haya causado furor en las jóvenes, quienes salieron en masa a buscar botas de este estilo para lucir.

8. Botas UGG

Estas abrigadas botas tienen un origen incierto, pero se cree que se crearon en Nueva Zelanda o Australia a principios del siglo XIX.

Eran usadas por los pilotos en la Primera Guerra Mundial, donde se piensa que las calzaban en los aviones sin presión. En la década de 1920 comenzaron a ser utilizadas por esquiladores en zonas rurales de Australia, y, en la década de los 60 y 70, podía identificárselas con los surfistas y nadadores competitivos que las usaban para mantenerse calientes cuando estaban fuera del agua.

Hasta el día de hoy, estas botas unisex hechas de piel de oveja a doble cara con un forro polar en el interior, exterior curtido y generalmente de suela sintética, siguen vigentes. En la década de 2000 se hicieron tendencia de Estados Unidos, lo que llevó a un aumento de sus ventas a nivel global. Estas botas han sido tan inspiradoras que hubo litigios sobre su marca registrada, además de muchas falsificaciones e imitaciones.

9. Los tenis Nike de Tom Hanks en Forrest Gump

La película Forrest Gump, protagonizada magistralmente por Tom Hanks, tocó el corazón de millones de personas de todo el mundo en 1994, y luego se convirtió en todo un clásico. Gracias a los tenis Cortez de Nike, el protagonista de la película corrió miles de kilómetros recordando la frase de su mejor amiga, “Corre, Forrest, corre”.

En realidad, estos tenis deportivos tuvieron su origen en 1972, mucho antes de la película, pero se hicieron más famosos a partir de ella. Hay modelos en varios colores, tanto para mujeres como para hombres. En 2017, Nike relanzó el clásico modelo de color blanco, rojo y azul que se hizo emblemático con Forrest Gump.

10. Zapatos bicolor de Chanel

Los zapatos bicolor de Chanel, también conocidos como slingback, son un clásico que sigue reinventándose a sí mismo y se ha convertido en una “obsesión” para muchas mujeres. Si puedes permitírtelo, los modelos contemporáneos de Chanel son siempre una buena compra porque no pasan de moda. Con su combinación de beige y negro, el de tacón alto cuesta alrededor de 880 USD, y el plano, confeccionado con piel de cabra, cuesta alrededor de 800 USD.

Hay otras alternativas más económicas de marcas que se han inspirado en este clásico de Chanel y han sacado sus propias versiones, tales como Zara, Uterqüe, Loéil, etc.

Coco Chanel lanzó este calzado hacia finales de su carrera, en 1957. Su objetivo era crear un zapato atemporal, que le permitiera a la mujer ir bien calzada siempre, la estilizara, combinara con todo y escondiera la suciedad (por ello la puntera negra). En base a los resultados, parece que la diseñadora francesa logró su cometido.

11. Los ’’manolos’’ de Sarah Jessica Parker en Sexo en la ciudad

Sarah Jessica Parker, bajo el papel de Carrie Bradshaw en la exitosa serie Sexo en la ciudad, convirtió a sus inseparables “manolos” en un accesorio codiciado por casi toda mujer. El par más recordado por todas es aquel que usó en su casamiento con el amor de su vida, el Sr. Big. Eran unos finísimos tacones azules de raso con detalles de joyería.

Este modelo es conocido como Hangisi, y sus ventas se dispararon luego de que se estrenara la película Sexo en la ciudad en 2008, convirtiéndose en el modelo más vendido de la firma.
A su vez, estos zapatos son uno de los diseños más clonados del mundo. Incluso la propia Parker, quien también se reconoce como amante de los zapatos al igual que su personaje, diseñó unos muy parecidos para su propia firma, SJP.

Una de las últimas imitaciones de los Hangisi corresponde a la firma británica Marks & Spencer, la cual lanzó una versión muy económica de este modelo. Mientras que los “manolos” originales cuestan alrededor de 965 USD, los de Marks & Spencer cuestan solo 47 USD.

12. Zapatos de armadillo de Alexander McQueen para Lady Gaga

Los armadillos de McQueen son los icónicos zapatos que la cantante Lady Gaga luce en el video de su éxito Bad romance, y con los que parece muy complicado dar más de un paso.

El diseñador británico Alexander McQueen, poco antes de morir, llegó a presentar su última creación, estos icónicos Armadillo boot, los cuales asombraron al público con su estructura innovadora, su aspecto un tanto grotesco y su originalidad, detalles que rompen todos los moldes.

Su estructura es tan compleja que solo se reprodujeron 21 réplicas de este diseño. Desde entonces, estos armadillos se han convertido en una pieza de museo y en un objeto de beneficencia a través de una subasta, en la cual, Lady Gaga adquirió nada menos que tres pares de estos exclusivos zapatos que ella tanto ama y que tan bien supo popularizar.

13. Los zapatos de cristal de Lily James en Cenicienta

En 2015, durante la grabación de la película Cenicienta, la actriz protagonista, Lily James, se sintió impresionada al calzarse unos zapatos decorados con cristales Swarovski, ya que era consciente de que estos eran extremadamente caros, incluso más que su departamento, según lo que ella misma dijo.

La empresaria austríaca Nadja Swarovski, líder de la marca, expresó que, como los zapatos de cristal representan un icono central de la trama de Cenicienta, el modelo tenía que ser “perfecto”. Así que, para la creación del mítico zapato de cristal del clásico cuento de hadas, un equipo de 8 personas trabajó durante 150 horas para diseñar 6 versiones diferentes hasta dar con el modelo final, una exquisita pieza con facetas de 221 cristales.

Esto motivó a producir varias réplicas de este calzado, pero más bien de acrílico, ya que son más económicas. También inspiró al surgimiento de todo tipo de mercadería, como recuerdos para fiestas de 15, llaveros, adornos colgantes, etc.

14. Los zapatos “antigravedad” de Michael Jackson

En 1988, el rey del pop, Michael Jackson, estrenó su videoclip de la canción Smooth Criminal, el cual dejó boquiabiertos a sus fanáticos por un paso de baile al final de la canción, el cual desafiaba totalmente las leyes de la gravedad.

Este paso, en el que su cuerpo y el de sus bailarines se inclinaba a unos 45 grados respecto al piso, inspiró a la creación de unos zapatos “antigravedad” que incluso el mismo Jackson patentó en 1996, y que luego utilizó para sus giras y conciertos.

Para ello, contactó a dos inventores que lo ayudaron a diseñar estos zapatos que funcionaban gracias a que los tacos se enganchaban en unos tornillos fijos sobre la superficie del escenario. Así, Jackson y sus bailarines podían inclinarse en el aire a un ángulo imposible. Según el resumen de la patente y las imágenes de la Agencia de Patentes de Estados Unidos, se trata de un calzado perforado que le posibilita a una persona caer hacia delante, más allá del centro de gravedad y sin perder el equilibrio.

15. El “zapatófono” de Superagente 86

La serie para toda la familia Superagente 86 fue estrenada en Estados Unidos en 1965, pero pronto se hizo muy popular en todo el mundo. Esta parodiaba a las películas y series de espías, y era protagonizada por Don Adams, como Maxwell Smart, el agente 86, y Barbara Feldon, como la agente 99, quien más tarde se convirtió en su esposa.

A los dos agentes se les encomendaban numerosas misiones, pero la incompetencia de Smart siempre causaba problemas. A pesar de ello, nunca falló en sus misiones gracias a la ayuda de la agente 99 y, lo más importante, gracias a su infalible zapatófono, un avanzado teléfono celular para aquella época, cuyo cuerpo era un zapato, y el cual tenía un disco en la suela.

Lo que pocos se imaginaban es que esta zapatófono inspiraría a un diseñador británico a elaborar un diseño similar a fin de reutilizar antiguos aparatos de teléfono móvil dentro de un calzado bautizado como “Walkie Talkie”. Con este prototipo, el usuario percibía una vibración en el pie cuando recibía una llamada, tras lo cual podía descalzarse, acercar el zapato a su oreja y conversar.

16. Zapatos de casamiento de Bella Swan, diseñados por Manolo Blahnik

Una de las novias más lindas de la pantalla grande fue Kristen Stewart, encarnando al personaje de Bella en Crepúsculo, una de las sagas de vampiros más románticas del cine y la literatura. Uno de los accesorios más impresionantes de toda la cinta fueron los zapatos de boda, creados exclusivamente por el diseñador español Manolo Blahnik para la película.

Posteriormente, estos salieron a la venta al público en los colores blanco, negro y arándano, y, más tarde, también inspiraron a muchas marcas a crear distintas réplicas que se consiguen a valores mucho más económicos. En la página web de la boutique online Neiman Marcus se vendían los originales, los cuales ahora están agotados. Pero en eBay se ofrecen a un valor aproximado (con impuestos) de 1 500 USD.

El calzado, que recibió el nombre de Swan en honor al personaje, es acabado en punta redonda, forrado en satén y con un finísimo aplique de cristales. Estos zapatos de lujo pasaron a formar parte de la colección resort del diseñador, y siguen haciendo suspirar a las jovencitas.

¿Cuál de estos modelos te gustó más? ¿Cuál te gustaría tener en tu guardarropa? ¿Alguna vez pagaste una suma importante de dinero por un par de zapatos soñados? Cuéntanos en la sección de comentarios.

8155
182k