Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Cosas que les molestan a las auxiliares de vuelo y ellas ocultan esto detrás de una sonrisa

La profesión de auxiliar de vuelo tiene un toque romántico. Ellas siempre actúan con cortesía, están bien arregladas y sonríen en todo momento, y un trabajo relacionado con los viajes podría parecer un sueño hecho realidad. Sin embargo, no todo ocurre sin problemas, en cada turno no solo te encuentras con un exceso de trabajo, sino también con problemas y en ocasiones con pasajeros groseros.

Para nosotros en Genial.guru es interesante saber qué se esconde detrás de las sonrisas de las auxilares de vuelo y qué hábitos de los pasajeros les molestan. Un pequeño spoiler: muchos de nosotros por lo menos una vez hemos hecho esto. Al final del artículo te espera un adorable bono.

Basta de estereotipos

  • Empecemos con el hecho de decir correctamente “auxiliar de vuelo” y no “azafatas”, como muchos estamos acostumbrados a hacer. Los trabajadores de esta profesión hacen hincapié en esto.

  • Los auxilares de vuelo no se relajan y no se van de paseo a la hora del trabajo. Es un trabajo difícil y peligroso. Los vuelos frecuentemente se llevan a cabo en una modalidad “ida-regreso”, así que no se puede dar un paseo en el punto de destino.

  • Tampoco vale la pena pensar que los auxiliares de vuelo son equivalente a un mesero en el avión, el cual solamente sonríe y trae las bebidas. El servicio de comida y alimentos no es la función principal de un auxiliar de vuelo, este tiene otras más importantes.

Las auxiliares de vuelo en realidad tienen muchas tareas y no vale la pena distraerlas con pequeñeces

  • Una broma aburrida tipo: “¿En dónde tienen los paracaídas?” no hace reir a nadie. Todas estas conversaciones sin sentido simplemente dificultan el trabajo.

  • Es algo insoportable cuando estoy demasiado ocupada y me toman de la mano con preguntas tipo: “¿En qué parte estamos volando?” y al mismo tiempo las personas ven que tengo muchas cosas que hacer pero aún así quieren saber algo sin sentido.

  • A propósito, a las auxiliares de vuelo tampoco les gusta que las sujeten del uniforme y las toquen. Algo que me molesta es cuando alguien me sujeta del uniforme, me toca y me grita de forma histérica: “¡Señoritaa-a-a!”. Debes dirigirte a las auxiliares de vuelo por su nombre, todas ellas deben de tener una placa en donde se encuentre escrito.

  • Algo que siempre pasa es cuando le pregunto a un pasajero: “¿De qué jugo quiere?”. Hay de tomate, naranja, manzana, y me responde: “De cereza recién exprimido”.

  • Un escenario similar se repite al ordenar comida y bebidas. Los pasajeros comienzan a preguntar: “¿Qué tiene?” a pesar de que es muy sencillo tomar y ver el menú que se encuentra frente a cada uno de los pasajeros.

  • Es algo molesto que en reiteradas ocasiones te digan: “Quiero tomar agua”. Además, me irrita la frase: “Y un vaso de agua”, cuando ya he cerrado la botella. Otra cosa que molesta es cuando piden un vaso de agua a través del botón de llamada inmediatamente después de que ya has prestado tal servicio.

Las reglas de seguridad en el avión no son una broma

  • Las personas se levantan de su asiento inmediatamente después del aterrizaje, antes de que se apague la señal. El avión aún no se ha detenido por completo y ya hay alguien sacando su maleta. Esto simplemente es peligroso: en caso de un drástico frenado es posible salir volando por el pasillo lastimándote a ti mismo o a otros pasajeros.

  • Molestan los pasajeros que colocan su equipaje de mano sobre sus rodillas. Debido a esto incluso es posible retrasar el vuelo. Todo eso se debe al hecho de que en caso de una emergencia la maleta puede ralentizar la evacuación.

  • Las personas que fuman en el baño realmente infringen los requisitos en materia de seguridad. El cenicero es necesario para apagar una colilla en caso de una violación a la regla y que el cigarro no se arroje al bote con papel. Además de las posibilidades de provocar un incendio, el humo del cigarro puede ocultar el aroma a quemado si en el avión ha ocurrido algún tipo de falla.

  • Los teléfonos y audífonos distraen a los pasajeros al despegar y aterrizar. En estos momentos se debe estar concentrado al máximo para escuchar a la tripulación en caso de una situación de emergencia.

  • Algo que no me gusta es cuando el panel de “abróchense los cinturones” está encendido y alguno de los pasajeros se encuentra vagando por la cabina.

  • Frecuentemente en los vuelos chárter se intentan llevar consigo un chaleco salvavidas, supuestamente “para que un niño nade en la alberca”. No es nada gracioso. No se tiene que llevar consigo nada de los aviones, especialmente, aquellas cosas que pueden salvarle la vida a alguien.

No creo que las auxiliares de vuelo merezcan que se les falte al respeto

  • Para mí, esta es una angustia personal. Tú muestras las salidas, máscaras de oxígeno, chalecos y los pasajeros te ven con un rostro lleno de ironía. Además, ellos intentan comentar algo gracioso y filmar un video“.

  • No es agradable cuando los pasajeros no te saludan en la entrada. Hay personas que incluso hacen como si no te vieran o incluso te miran de forma extraña.

  • ¿Quieres hacerme enfadar de inmediato? Entonces coloca tu maleta en el compartimiento de tal manera que las puertas no cierren. Y espera a que yo resuelva este problema.

  • Si viajas con un niño y escuchas un timbre, verifica que tu hijo no esté jugando con el botón de llamado a las auxiliares de vuelo.

  • Las personas que no desagüan al momento de ir al baño. No tienen que cerrar la tapa del baño silenciosamente y salir como si no hubieran sido ellas. De todos modos sabré quién lo hizo porque esto se escucha.

  • Es molesto que quieran caminar por la cabina mientras otorgamos los servicios de alimentos y bebidas. Los frecuentes “me da permiso, por favor” y tener que mover el carrito hacia algún lugar en donde sea posible que pasen los pasajeros y tener que volver a regresar es algo irritante.

A algunos pasajeros se les olvida que ellos no son los únicos en el avión

  • Me sorprenden las personas que caminan en calcetines o descalzas, además de ir al baño de esa manera. No hagas eso ya que es antihigiénico. Otro de los lugares sucios es la mesita plegable. Se limpia menos de una vez al día y se utiliza para diversos objetivos: desde reposapies hasta para cambiar pañales.

  • Los pasajeros que viajan con animales y les permiten a sus mascotas tomar agua directamente desde los utensilios de servicio o los tapan con las cobijas.

  • No solo a los auxiliares de vuelo les molestan las personas que colocan sus pies en los asientos de otros pasajeros. Esto crea una incomodidad en las personas de alrededor y puede causar una situación conflictiva.

  • Las personas que cambian pañales en la mesita peglable. En la mayoría de los baños hay cambiadores especiales. Utilízalos.

  • Molestan las parejas que intentan ir al baño juntos. El baño en un avión no es el lugar más adecuado ni el más limpio para la privacidad, además otros pasajeros también pueden requerir utilizarlo en ese momento.

Hay otras pequeñeces que molestan

  • ¿Por qué aplauden las personas? La tripulación sinceramente no comprende esto y los pilotos simplemente no lo escuchan.

  • Si un auxiliar de vuelo te mira detenidamente, esto está relacionado con el hecho de lo que llevas puesto. No todas las personas seleccionan un guardarropa adecuado para un vuelo. No comprendo para que necesitas zapatos con tacón si vas a estar sentada durante horas.

  • Algunas personas no ocupan su lugar asignado cuando el avión no está lleno. Con determinada asginación en los asientos el despegue es más fácil y se gasta menos combustible. Los caprichos de los pasajeros de sentarse en otro lugar simplemente vulneran todo el sistema.

  • Las peticiones de colocar el equipaje no forman parte de las funciones de los auxiliares de vuelo y ellos no pueden ayudarte si la repisa sobre tu asiento ya está ocupada. Es molesto que tengan una gran cantidad de equipaje de mano, lo cual ralentiza el aterrizaje e influye en la seguridad de todos los pasajeros.

  • En invierno al regresar de vacaciones de un destino cálido las personas se sorprenden por el frío. Sin embargo, nadie va a pedir una puerta de embarque cercana para que no te de frío solo porque tú vas en sandalias y short.

Y el bono final: el más lindo de todos los pasajeros

¿Y tú alguna vez has aplaudido después del aterrizaje? ¿O has hecho algo de lo mencionado anteriormente?