Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Protocolos que las mujeres casadas con un príncipe deben cumplir

La mayoría de las mujeres crecen soñando desde su infancia que conocerán a su Príncipe Azul y vivirán el famoso “felices por siempre” de las películas. Lo cierto es que esa idea está un tanto lejos de ser así. Pero no porque sea imposible, sino porque al estar en pareja con un príncipe, hay ciertos protocolos y normativas estrictas que seguir.

Genial.guru preparó una lista de los principales protocolos reales que, si alguna vez te pasó por la mente querer ser “princesa”, deberás cumplir.

1. Primero, necesitas la aprobación de la Reina

La Reina, como de costumbre, tiene injerencia en todas las decisiones de los miembros de la familia real, por lo que, si el príncipe pertenece a los seis primeros de la línea de sucesión a la corona, va a necesitar el consentimiento de la Reina para pedirte matrimonio. Así que, como novia, no solo debes enamorar al príncipe, sino también a toda su familia para obtener su bendición.

2. Casarte no te convierte en una princesa

Al obtener la aprobación de la Reina para el matrimonio, se cumple el primer requisito para que te conviertas en princesa, o eso es lo que pensabas. La verdad es que cuando existe un matrimonio con rango social desigual (Persona de la realeza vs. Plebeya) este título no se comparte.

Lo que sucede en este caso es un Matrimonio Monárquico, donde el cónyuge y cualquier hijo de dicha unión no heredan u obtiene los títulos, privilegios y propiedades del noble. Su esposa solo obtiene la denominación de “Consorte”, ejemplo: Reina Consorte o Princesa Consorte.

3. Deberás vestirte según los protocolos reales

Si las tendencias de la moda son tu pasión y te encanta vestir al último grito de la moda, debes saber que en la Familia Real esto no está permitido, por lo que tendrás que cambiar tus jeans y tenis favoritos por vestidos de gala, tacos y sombreros pomposos para cumplir las normativas de vestimenta.

4. Debes seguir las reglas de etiqueta al pie de la letra

Es indispensable conocer las reglas de etiqueta y recordar siempre los buenos modales en todo momento. Es muy importante saber que para todo se debe respetar el protocolo real, es decir, se debe esperar a que la Reina ingrese primero al salón, siempre caminar detrás de ella, esperar que te salude e inicie la conversación para hablarle. ¿No es la suegra soñada?

Además, se debe esperar que ella comience a comer para que tú puedas hacerlo también. Incluso se considera de mala educación y es muy mal visto irse a dormir antes que la Reina. En resumen, la espontaneidad no es una opción.

5. No podrás demostrar cariño a tu pareja

Saludar a tu familia con un abrazo y un beso quizá es lo más normal del mundo, menos en la monarquía (o al menos públicamente). Dentro de la familia Real no existen este tipo de saludos, sino una reverencia o leve inclinación ante los miembros de mayor jerarquía y con suerte un apretón de manos.

Además tendrás que evitar cualquier demostración de cariño con tu príncipe, tanto dentro como fuera de la casa real.

¿Crees que te podrías casar con un príncipe y seguir todas estas normativas? ¿Cuál es tu opinión acerca de los protocolos? Comparte este artículo con tus amigas que sueñan conseguir su Príncipe Azul y podrían desconocer esta información.

Compartir este artículo