Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

6 Evidencias de que la Catedral quemada de Notre Dame de París es una pérdida no solo para Francia, sino para todo el mundo

En la tarde del 15 de abril, se produjo un incendio en Notre Dame de París. La causa más probable del incidente es la negligencia de los trabajadores de restauración. Debido al incendio, el techo y la torre del edificio se derrumbaron por completo, y los bomberos no creían poder sofocarlo; además, un representante de Notre Dame dijo que parecía que no quedaría nada de la catedral. Los parisinos pasaron toda la noche rezando con la esperanza de que las llamas se apagaran.

En Genial.guru, junto con todo el mundo, observamos esta tragedia mundial. Hoy queremos hablar sobre Notre Dame y explicar por qué es tan importante no solo para Francia, sino también para la historia y la cultura de la humanidad.

1. Monumento religioso más antiguo

La catedral se encuentra en un terreno que fue considerado sagrado durante siglos: durante la época del Imperio Romano, aquí se encontraba el templo de Júpiter, con el advenimiento del cristianismo, la iglesia de San Esteban, la que más tarde fue reemplazada por Notre-Dame de Paris.

Su construcción duró 2 siglos. En 1163, el rey Louis VII colocó la primera piedra, y los parisinos vieron la estructura terminada solo en 1345. Aquí es donde se bautizaban, coronaban y casaban los reyes, oraban los cruzados antes de ir a la guerra y convocaron al primer parlamento. Durante siglos, Notre Dame fue uno de los principales centros culturales, religiosos y políticos de Francia. En 2013, celebró el 850 aniversario.

2. Estructura arquitectónica única

El rey Louis quería que el edificio alojara a todos los habitantes de París. En ese momento, la población de la ciudad era de 10 mil personas, y eso es el aforo actual de la catedral. Se divide en naves (salas internas alargadas). En la nave más grande de Notre Dame cabe un edificio de 12 pisos.

Una de las principales obras maestras del edificio es la fachada. Las esculturas recrean en detalle la historia del cristianismo desde la caída hasta el juicio final. En la Edad Media, se creía que las personas pobres que no sabían leer podían estudiar la Biblia a partir de ellas. Las quimeras y las gárgolas no son menos famosas. Para la cultura contemporánea, la catedral es un ejemplo ideal de la arquitectura románica y gótica. Cada año es visitada por alrededor de 14 millones de personas.

3. Depositario de reliquias antiguas

Uno de los principales tesoros de Notre Dame es la corona de espinas de Jesucristo. El rey Louis IX la compró a un emperador bizantino, luego fue trasladada a la bóveda de la catedral. Afortunadamente, se encuentra en la parte del edificio que no se vio afectada por el incendio; las autoridades ya informaron que se salvaron las reliquias más importantes, incluida la corona y la túnica de San Louis.

Además, antes del incendio, varias estatuas, esculturas de los 12 apóstoles y algunas otras obras históricos fueron retiradas de la azotea de la catedral para su restauración. Sin embargo, muchos monumentos únicos de pintura y escultura de la Edad Media y el Nuevo Tiempo fueron consumidos por el incendio.

4. La catedral ya había estado al borde de la destrucción

Durante casi 1 000 años de su existencia, Notre Dame ha estado expuesta a varios peligros. Su decoración sufrió muchísimo durante la Revolución Francesa: luego, ciudadanos enfurecidos irrumpieron en el edificio, decapitaron las estatuas de los reyes judíos, saquearon el tesoro, destruyeron parte de las reliquias y la aguja de la catedral. Los revolucionarios querían hacer explotar la catedral, pero, afortunadamente, cuando se apoderaron de la catedral, ya no les quedaba más explosivo.

Pero a pesar de que Notre Dame no fue destruida, dejó de ser una catedral: el edificio fue proclamado como el “Templo de la Razón”, no se celebraban las misas, y en el siglo XIX cayó en decadencia y requería restauración.

5. Notre Dame de París fue rescatada por los propios ciudadanos

De hecho, los parisinos salvaron la atracción principal de la ciudad más de una vez. Uno de los líderes de la revolución, Robespierre, quería destruir este símbolo de la monarquía y la religión. Los residentes de la ciudad, para salvar la catedral, tuvieron que pagar impuestos para su mantenimiento. Pero a pesar de que pudieron salvarla, se veía tan mal que tuvieron que cubrir el interior con alfombras. Fue Víctor Hugo quien inspiró su restauración.

En 1830, publicó su novela “Nuestra Señora de París” con un breve prólogo: “Uno de mis objetivos principales es inspirar a la nación a amar nuestra arquitectura”. Después de eso, las autoridades decidieron preservar el edificio único, atrajeron a los arquitectos y realizaron una restauración completa por primera vez: restauraron la aguja destruida, las estatuas dañadas y despejaron el territorio adyacente para mejorar la vista del edificio.

6. Afortunadamente, la catedral sobrevivió a la tragedia de hoy

Parece que las plegarias de los habitantes de París han sido escuchadas: por la mañana, los bomberos lograron apagar el incendio principal, la mayoría de las reliquias no sufrieron daños y el presidente de Francia prometió restaurar el monumento principal de la arquitectura y la historia del país.

Y así es como reaccionaron a lo que estaba sucediendo en Internet:

No se sabe cuánto tiempo tomará la restauración, pero hay muchas posibilidades de que Notre Dame vuelva a abrir sus puertas. ¿Tuviste la oportunidad de visitar este monumento único antes de la tragedia?

Imagen de portada jordanbardella / instagram
Compartir este artículo