Genial
Genial

Leonardo da Vinci dibujó un mapa “satelital” en su época, y su parecido con Google Maps es grandioso

Este mapa no tiene monstruos marinos saliendo a flote ni dragones cuidando las ciudades, pues es el primero de tipo satelital del que se tiene cuenta, y, lamentablemente, los satélites no registran tales criaturas fantásticas. Sin la tecnología digital de hoy, se necesitaba un hombre con una creatividad dotada y un conocimiento de técnicas científicas avanzado para producir algo así, y, en el siglo XVI, ese hombre solo podía ser Leonardo da Vinci.

Genial.guru quiere contarte la curiosa historia de cómo este artista produjo hace más de 500 años un mapa que guarda una insólita similitud con los de Google Maps.

1502: surge el primer mapa “digital”

Leonardo da Vinci no solo fue uno de los más grandes pintores de la historia. Además de artista, fue un renombrado inventor que diseñó planos de invenciones futuristas que inspirarían máquinas modernas como los helicópteros; y un científico entregado a la medicina que estudió el cuerpo humano valiéndose de aquellos que fallecían en su zona. Sin embargo, sus dotes no terminaban allí, ya que también era un matemático privilegiado.

Fueron estos conocimientos los que le valieron ser nombrado “Ingeniero y arquitecto general” de César Borgia, mariscal de las tropas del papa en 1502. Su nuevo jefe le dio el poder de proponer y ordenar mejoras en las fortificaciones. Debido a eso, en agosto de ese año, César y Leonardo se trasladaron a una pequeña ciudad italiana, Imola, donde su jefe militar le pidió que creara un plano exacto de la ciudad, práctico para diseñar estrategias.

Por qué era necesario un nuevo mapa y por qué debía elaborarlo da Vinci

Ya existían mapas de Imola. De hecho, los especialistas en dibujar mapas, los cartógrafos, trabajaban desde hacía siglos. El problema de estos es que eran más bellos que útiles.

Usualmente se veían como la imagen de arriba, similares a una toma panorámica en la que la perspectiva hacía que unos edificios taparan a otros. Las calles se perdían de vista con facilidad, los mares rebosaban de criaturas mitológicas, y las personas representadas podían ser más altas que los edificios próximos a ellas. En conclusión, los mapas no se dibujaban como si estuvieran viéndose desde lo alto, lo que evitaba que pudiera observarse cada calle, esquina y edificio.

Para idear una estrategia militar, los mapas de la época de da Vinci no eran muy útiles. Es por eso César lo escogió a él para diseñarlos, para que su mente innovadora le permitiera obtener un mapa con todos los espacios delimitados, que fuera claro y que mostrara todo desde lo alto.

Qué hizo el artista para dibujar todo detalladamente

Caminar. Al asentarse en Imola, Leonardo caminó a lo largo de todas las calles y recorrió cada rincón para grabar en papel los espacios. También se presume que estudió los planos de los terrenos de la ciudad, propiedades, y, lo más importante, las fortificaciones, para delimitarlas con más precisión. Incluso en el papel se pueden leer anotaciones de da Vinci, quien escribió las distancias desde Imola hasta otras ciudades italianas, como Bolonia.

Sin embargo, Leonardo también utilizó otros métodos científicos para lograr que este mapa se transformara en uno parecido al de una toma satelital.

Cómo fue que Leonardo consiguió dibujar el mapa “satelital” sin utilizar la tecnología disponible actualmente

Con un cerebro privilegiado, Leonardo se valió de la geometría y de una brújula para lograr que sus dibujos parecieran vistos desde el aire. También es posible que haya utilizado un innovador artefacto llamado bussola, un instrumento que puede medir grados y calcular ángulos. Así complementó los métodos de los cartógrafos del siglo XVI y pudo estimar con increíble precisión distancias, ángulos y escalas de edificios, techos, esquinas y caminos.

Pero, además de ello, le puso un ingrediente especial a su trabajo: su evolucionada imaginación. Con ello consiguió recrear Imola como si se tratara de una toma de la cámara satelital de Google. Incuso hoy en día, con sus mínimas imperfecciones, el mapa sigue siendo útil para guiar a los visitantes por la ciudad.

¿Te imaginas qué podría haber logrado Leonardo da Vinci con las herramientas disponibles hoy en día? ¿Qué crees que podría haber inventado? ¡Escribe tus teorías en los comentarios!

Compartir este artículo