Por qué algunas parejas pueden tener hijos con diferente color de piel, según la genética

Somos un planeta diverso y, sin embargo, genéticamente, todos los seres humanos somos 99,9 % iguales. La diversidad en el aspecto proviene de ese 0,1 % de la diferencia en los genes. Estos últimos, denominados alelos, garantizan que nos parezcamos a nuestras familias. Si bien los niños no son copias al carbón de sus padres, sus características coinciden. Pero a veces sucede todo lo contrario.

En Genial.guru analizamos los porqués y los cómo de casos reportados en los que los bebés se veían muy diferentes a sus padres. Y las razones también desconciertan a la comunidad médica.

1. Por qué los genes son diferentes a veces

Nuestros genes determinan el color de los ojos, la piel y el cabello junto con otros detalles pequeños. Por ejemplo, deciden si los ombligos se meten o van hacia afuera, si el cabello es rizado o lacio, si el pulgar es plano o curvo, y los lóbulos de las orejas unidos o separados. Determinan nuestra altura y nuestra predisposición a las enfermedades, y básicamente trazan nuestro futuro.

Pero a veces los genes se saltan un latido, pierden generaciones o evolucionan repentinamente para tomar una dirección diferente. Por ejemplo, las personas perdieron la capacidad de producir vitamina C en sus cuerpos. Esto condujo a un cambio masivo en la evolución humana.

Y hay otras ocasiones en las que puedes ver la genética en juego cuando los bebés lucen absolutamente diferentes a sus padres. Los genetistas, investigadores y otros expertos dan principalmente 3 razones para esto.

2. Primero, hay una mutación genética única

A veces, los genes sufren una mutación. Cambian sin motivo alguno y pueden dar lugar a un conjunto completamente nuevo de características en las próximas generaciones, o no. Esto significa que pueden aparecer en una y desaparecer en la siguiente.

Conocemos algunas mutaciones genéticas, como la distiquiasis, que resulta en pestañas inusualmente gruesas. Luego está la heterocromía, o los ojos de diferentes colores. A veces, mutaciones similares en genes que determinan el tono de la piel pueden hacer que los bebés de piel clara nazcan de una pareja de piel más oscura o viceversa.

3. Podría ser un caso de genes inactivos durante mucho tiempo

Cuando se trata de descendencia, es el mismo conjunto de genes, pero es cómo se hace la combinación lo que decide cómo se verá un niño. El color de la piel de una persona es el resultado de una combinación de pigmentación de 11 genes diferentes que básicamente controlan la cantidad de melanina producida en la piel.

También hay 2 tipos de melanina, eumelanina y feomelanina. Los genes dictan si tu piel tendrá más eumelanina, que creará una piel más oscura, o más feomelanina. Esta última hace que la piel sea más clara y con pecas.

Si un bebé de piel clara nace de padres de piel más oscura, los médicos teorizan que los papás podrían ser portadores de genes de piel clara. Estos pueden estar inactivos en ambos, pero pasar a primer plano en el bebé. También se ha visto lo contrario porque, a veces, los niños de piel oscura nacen de parejas caucásicas de piel clara. A veces, los genes simplemente deciden despertarse, mientras que en otras ocasiones permanecen inactivos. La comunidad científica todavía está tratando de comprender qué causa estos cambios en primer lugar.

4. El albinismo extremo podría ser otra causa

El albinismo podría ser otra causa detrás de la evidente diferencia de color de piel entre un niño y sus padres. Cuando se presenta esta condición, la piel no produce tanta melanina como exige la etnia genéticamente.

El albinismo puede ser parcial, dejando la piel en parches, o puede ser completo, dando lugar a un niño de piel muy pálida, incluso si los padres son de piel oscura y provienen de otras etnias. En varios países africanos, las personas con albinismo están sujetas a supersticiones y, lamentablemente, a veces son rechazadas por sus propias familias.

5. Las confusiones entre la paternidad y la FIV son otra causa

A veces, se trata simplemente de la paternidad o la maternidad. Las mujeres de piel más oscura pueden tener y tienen hijos de piel clara si el padre es de piel clara y viceversa. Como en el caso de Zendaya, cuyo padre es de ascendencia afroamericana, mientras que su madre es de ascendencia europea mixta. Si se conocen la paternidad y la maternidad, no es de extrañar.

Pero en los casos en los que se desconoce la paternidad (como en la FIV o fecundación in vitro), a veces se producen confusiones. Una pareja de piel oscura que se somete a FIV puede solicitar un donante de ascendencia africana, pero ocurren errores, lo que lleva a un niño de piel clara de diferente etnia.

6. La adopción es una razón obvia

Una razón muy obvia y dulce es la adopción. Tomemos como ejemplo la familia multiétnica de Angelina Jolie y sus hijos, a quienes comparte con su ex, Brad Pitt. Está Maddox, que fue adoptado en Camboya, y Zahara, que fue adoptada en Etiopía. Jolie y Pitt tuvieron su primer hijo biológico, Shiloh, en 2006, y luego adoptaron a Pax de Vietnam. Finalmente están sus gemelos, Vivienne y Knox, que nacieron en 2008.

7. La historia de Nmachi

Cuando Ben y Angela Ihegboro fueron al hospital por el nacimiento de su hija, Nmachi, todo terminó en una verdadera sorpresa. La pareja es nigeriana, de etnia africana, pero su hija es pálida, blanca como una persona caucásica, con cabello rubio y ojos azules.

Los médicos analizaron las 3 posibilidades en este caso. Su piel clara y sus ojos azules podrían deberse a una especie de albinismo, genes recesivos o incluso una mutación genética desconocida. Afortunadamente, los padres de Nmachi declararon que la amarían tanto como a sus otros hijos de piel oscura.

¿Tienes alguna característica única en tu familia?

Compartir este artículo