10 Inteligentes empaques ecológicos que ojalá pronto estén disponibles en todo el mundo

El plástico fue una gran solución cuando se inventó en 1860. Pero en ese momento nadie imaginó que se convertiría en un problema ecológico gigantesco porque tarda más de 1 000 años en destruirse. Asimismo, los materiales de los que está hecho suelen tener químicos tóxicos que, al entrar en contacto con la comida, provocan daños a la salud. Es por eso que la mayoría de las empresas se han ocupado de implementar soluciones ecoamigables que les permitan ofrecer sus productos al público sin dañar el medio ambiente.

En Genial.guru hemos recopilado algunas de las propuestas más interesantes que han empezado a usarse en algunos países. Ojalá que pronto sea algo común en todos los rincones del mundo.

1. Caja y manual de instrucciones en uno

La marca de cámaras Nikon le encargó a la diseñadora Karin Hilgenkamp que creara una caja que además fuera el manual de uso. Una vez que el comprador retira la cámara, presiona a los lados de la caja y sigue las instrucciones para armar un pequeño libro de instrucciones que puede conservar fácilmente para futuras referencias. Este proyecto cumple con el requisito de darle una vida larga a los empaques.

2. Vaso de café comestible

La famosa cadena de pollo Kentucky Fried Chicken también se unió al esfuerzo por evitar la basura generada por los empaques. En el 2015, la filial de KFC Inglaterra le encargó a The Robin Collective, un estudio que se dedica a crear empaques comestibles, que elaborara un vaso para café. El vaso está hecho de un tipo de galleta muy popular en Inglaterra, que ellos llaman biscuit, la cual está envuelta en una capa de papel de azúcar y chocolate blanco resistente al calor. Por lo que al terminar de beber el café, las personas pueden comerse el delicioso vaso.

3. Hojas de plátano en vez de bolsas

La cadena de supermecados Rimping, en Chiangmai, Tailandia, utiliza hojas de plátano para envolver los vegetales. Estas hojas son conocidas porque se conservan verdes por más tiempo (lo cual significa que no pierden flexibilidad) y tienen fibras que las hacen muy resistentes. Por lo tanto, son desechos orgánicos que se destruyen naturalmente y sin contaminar.

4. Embalaje que protege el contenido y al planeta

El embalaje que se pone dentro de las cajas es útil para proteger de impactos a los objetos frágiles que transportan, el problema es que se va a la basura en cuanto la caja es vaciada. Por eso es alentador que haya empresas como Mushroom Packaging que producen embalaje 100 % composteable y a costo accesible.

5. Cartón con mínima cantidad de papel

La diseñadora húngara Otília Erdélyi creó un empaque para huevos que los protege y es apilable. Está hecho de cartulina que ha pasado por el microondas y, en palabras de su creadora, eso ayuda a usar mucho menos material de lo que normalmente se utiliza. La forma elíptica del empaque permite que el usuario saque los huevos fácilmente.

6. Agua en cajas

Poder llevar una porción de agua a cualquier parte es tan práctico que la venta de agua embotellada se disparó rápidamente; sin embargo, el plástico del que está hecho este tipo de envases es altamente contaminante. A pesar de que muchas empresas se han esforzado por darle usos alterntivos útiles a las botellas vacías, la verdad es que estará presente por mucho tiempo. Boxed Water propone una solución usando cajas de cartón como envases.

7. Empaques biodegradables

Tomorrow Machine es un estudio sueco, con oficinas en Estocolmo y en París, especializado en diseñar empaques y conceptos alimenticios. Para lograrlo, su equipo de investigadores y de diseñadores hacen pruebas con distintos materiales orgánicos. Los ingredientes con los que experimentan incluyen azúcar caramelizada, cera de abeja, gelatina de agar-agar y agua. El resultado no sólo son empaques biogradables y eficaces para conservar el contenido en buen estado, sino también atractivos a la vista.

8. Botellas de papel

Ecologic Brands es una empresa que se dedica a manufacturar botellas de papel capaces de contener líquidos. El exterior está hecho de fibras de alto rendimiento que se pueden reciclar o convertir en composta y que impiden que el contenido se escape. Por dentro tienen 60 % menos plástico que las botellas normales, gracias a su estructura de monopolímeros no laminados reciclables. Además son BPA-free.

9. Empaques que se plantan

La industria de la belleza orgánica y sostenible no podía quedarse atrás en esta lucha en favor del cuidado ambiental. Pangea Organics, por ejemplo, no se limita a crear productos para el cuidado personal con ingredientes naturales, sino que los empaca en cajas que contienen semillas de plantas, como albahaca, las cuales germinan después de plantarlas. Afortunadamente, esta es una idea que ya se aplica desde hace tiempo.

10. Bolsas resellables ecológicas

La practicidad de las bolsas resellables ya tiene una alternativa ecológica. Se trata de bolsas resellables lavables hechas por la empresa Blue Avocado. Se pueden usar, una y otra vez, para transportar desde productos de uso personal hasta comida, porque son a prueba de goteo.

¿Cuál de estos empaques se debería usar en tu país? ¿Comprarías productos empacados de esta manera? Cuéntanos qué opinas en los comentarios.

Compartir este artículo