Según estudios, dejar que tus hijos escojan su ropa puede estimular su autoestima e independencia

Los niños crecen y ser padres se torna más complicado de lo esperado. Con cada año, los hijos avanzan a pasos de gigante y, a veces, simplemente no se sabe cómo seguirles el ritmo. Ellos quieren tomar decisiones y los adultos dudan, intentan pensar en maneras de ceder ante los pedidos de sus pequeños, pero no detectan cuál es la mejor forma. Continúa leyendo para conocer cómo es que dejarle a tu hijo elegir su vestimenta puede estimular su independencia y habilidad para tomar decisiones.

Genial.guru quiere facilitar la crianza de los hijos compartiendo este estudio contigo, el cual te ayudará a comprender qué puedes hacer para que tu niño se desarrolle correctamente.

Permítele tomar decisiones

Los niños no solo crecen físicamente; todo su cerebro cabeza está sometido a una gran marcha de desarrollo. Cada vez que ellos desean hacer algo, están optando por un cierto interés y por todo lo que esto significa. Sobre todo a partir de los 3 años que, según el Departamento de Educación en California, es cuando los pequeños comienzan a cuestionarse el porqué de las cosas y quieren comenzar a averiguar por ellos mismos. Si los padres aprenden a ceder ante los pedidos de los hijos, estos podrán cultivar nueva información a través de sus experiencias.

Se cálido y ayúdalo

Sobre todo en los primeros meses y años del bebé. Estudios han demostrado lo esencial que es la presencia amorosa y paciente de los padres en el crecimiento de los hijos. Ellos deben presenciar una figura de autoridad cálida que les de seguridad y confianza. Si los padres logran equilibrar estas características, sus hijos podrán apoyarse en ellos ante los diversos conflictos que surgirán en el camino de los descubrimientos.

Apoya su independencia

Una decisión que ayudará a los pequeños a entender qué es una decisión y cuáles son las consecuencias que esta puede traer es dejarlos elegir su ropa. El Departamento de Educación en California insiste en que esta es una manera muy fácil de que los niños puedan ir ganando poder sobre sus decisiones y, a la vez, vayan entendiendo indirectamente cómo funciona la independencia.

Refuerza su autoestima

Los padres pueden dar una mano a la hora de elegir y rechazar la ropa que se pondrán los chicos. Sobre todo si se trata de utilidad, es necesario marcar para qué sirven las botas de lluvia y para qué el traje de baño. Pero, si logramos darle lugar al niño para escoger, este sentirá un gran impulso de confianza. Como ese sentimiento proviene de las dos personas que él más aprecia y que más le sirven de ejemplo, su autoestima crecerá y, con ello, sus ganas de continuar aprendiendo.

Enséñale qué es la responsabilidad

Comprender qué es la responsabilidad es una de las consignas más difíciles con las que los pequeños se pueden enfrentar. En los primeros años, es casi imposible que logren medir las consecuencias de sus actos; no pueden entender qué hay de malo si pintan la pared con sus crayones. A medida que van creciendo, se van dando cuenta de qué sucede si vuelven a hacer algo así. Una vez que se hayan acostumbrado a elegir su ropa, se irán dando cuenta de qué vestimenta es mejor para las distintas actividades que concurran.

¿Qué ideas se te ocurren para estimular la independencia de tu hijo? ¿Conoces a alguien que lleve a cabo estas recomendaciones? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Compartir este artículo