Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Significados de apodos de famosos personajes de la historia

9-87
67k

Los personajes más reconocidos en la historia no solo han destacado por sus hazañas y proezas memorables, sino también por tener apodos tan legendarios como Iván El Terrible o el rey Felipe El Hermoso. De hecho, gracias a estos sobrenombres es que sus biografías han cobrado aún más dimensiones. Por supuesto, no es casualidad, estos apodos fueron puestos por alguna característica física o de su personalidad.

Genial.guru hizo una recopilación de los personajes históricos con los apodos más reconocidos para explicar su origen.

1. Alejandro Magno

Alejandro III de Macedonia, conocido como Alejandro Magno (356-323 a.C.), ganó fama gracias a permanecer invicto durante toda su vida en el campo de batalla y crear un imperio que abarcó desde Grecia hasta el Himalaya. Fue uno de los gobernantes y estrategas más reconocidos de todos los tiempos y solo vivió 33 años.

2. Calígula

Su nombre fue Cayo Julio César Augusto Germánico (12-41 d. C.). Fue el tercer emperador romano, pero pasó a la historia como uno de los gobernantes más odiados de la historia. Además de ser un hombre adepto a actos sanguinarios y excentricidades, llevó a su pueblo a una crisis económica y de hambruna. Su apodo se debe a que, cuando era muy pequeño, acompañaba a su padre, Germánico Julio César, a las campañas militares vestido como él. Este uniforme incluía pequeñas caligas, que eran unas sandalias de cuero que cubrían hasta los talones, similar a una bota. Así que Calígula significa “botitas”.

3. Atila, El Azote de Dios

Procedente de los hunos, una tribu con posibles orígenes en Asia, Atila (395-453 d. C.) fue el último y más poderoso de los caudillos. Gobernó el mayor imperio europeo de su época: desde Europa Central hasta el mar Negro y desde el río Danubio hasta el mar Báltico. Su apodo “El Azote de Dios” lo debe a lo imponente que solía ser su presencia. Se trataba de un hombre con el rostro marcado por antiguos rituales, con los ojos ovales y mirada penetrante y de fornida complexión. De hecho, su nombre rememora muchas veces a la crueldad y la barbarie.

4. Ricardo Corazón de León

Este fue el apodo de Ricardo I de Inglaterra (1157-1199 d. C.), quien tuvo fama como líder militar y guerrero, incluso tiempo antes de convertirse en rey de Inglaterra. Es uno de los monarcas ingleses más recordados, pues uno de sus más contundentes objetivos fue la Cruzada de la Cristiandad contra Saladino, quien acababa de tomar Jerusalén. Sin embargo, a pesar de ser muy importante para la historia inglesa, Ricardo Corazón de León vivió casi toda su vida en el sur de Francia y no hablaba inglés.

5. Vlad El Empalador

Vlad III de Valaquia (1431-1476 d. C.) o Vlad Drăculea fue un sádico príncipe que dedicó gran parte de su vida a combatir al Imperio otomano, que amenazaba con expandirse en el este de Europa. Se trataba de un hombre cruel y visceral que tenía como diversión malsana empalar a sus enemigos. Su vida sirvió de inspiración al escritor Bram Stoker, quien inmortalizó su leyenda en la mítica novela Drácula.

6. Felipe El Hermoso

Felipe I de Castilla (1478-1506 d. C.) fue el primer miembro perteneciente a la casa de Habsburgo en reinar Castilla, luego de contraer matrimonio con quien sería conocida como Juana La Loca. El apodo de Felipe se lo puso el rey Luis XII de Francia cuando Felipe y Juana hicieron una parada en Blois, camino hacia su coronación. Luis XII dijo: “He aquí un hermoso príncipe”. La frase le gustó tanto a Felipe que la usó sin tapujos y la aprovechó para conquistar a muchas mujeres.

7. Juana La Loca

Juana I de Castilla (1504-1555 d. C.) fue esposa de Felipe y reina de la Corona de Castilla. Su fama no solo se debe a su apodo, sino también por tratarse de una de las hijas de los reyes católicos. Sin embargo, su peculiar apodo lo debe a la supuesta enfermedad mental que, según su padre e hijo, ella padecía. Esta era la excusa perfecta para mantenerla lejos del trono, encerrada en Tordesillas durante toda su vida. Se cree que la enfermedad era producto de los celos por su marido, Felipe El Hermoso, quien le fue infiel más de una vez, y por el sufrimiento después de la muerte de este.

8. Sor Juana Inés de la Cruz, La Décima Musa

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana nació en México en 1648 y fue una de las escritoras más importantes del siglo XVII. Desde muy temprana edad, aprendió a leer y escribir; prefirió llevar una vida religiosa antes que el matrimonio para poder dedicar su vida entera al conocimiento, pues en la época solo la iglesia era la poseedora de los libros más especializados. Su apodo de La Décima Musa fue póstumo a su vida, y hacía referencia a las musas griegas, pues los críticos literarios se referían a su escritura como excelsa.

9. Luis XIV, El Rey Sol

Luis XIV de Francia (1638-1715) fue famoso gracias a su reinado que duró 72 años, uno de los más largos en la historia de Europa. A esto debió su apodo, pues se decía que su reino era tan brillante como el Sol. De hecho, Luis XIV instauró el absolutismo en Francia, consiguiendo centralizar todos los poderes allí mismo. Su frase “el Estado soy yo” es tan memorable como emblemática.

10. José Bonaparte, “Pepe Botella”

José Bonaparte (1768-1844), hermano del emperador francés, Napoleón Bonaparte, obtuvo el sobrenombre de Pepe Botella pues, en su círculo más allegado, era bien conocido que tenía una adicción desmedida al alcohol. Sin embargo, algunos cronistas difieren de esto y aseguran que, por el contrario, el apodo se debía a que José Bonaparte decidió abolir el impuesto sobre las bebidas y quitó restricciones sobre su consumo.

11. Puyi de China, El Último Emperador

Puyi de China (1906-1967) fue nombrado emperador desde los dos años, pero tuvo que abdicar en 1912 a causa de la crisis que tuvo como consecuencia la instauración de la República de China. De hecho, Puyi pasó algunos años en prisión por ser traidor a su país, pero finalmente pudo vivir como un ciudadano casi anónimo en la China de Mao Zedong.

12. Pancho Villa

José Doroteo Arango Arámbula (1878-1923) fue uno de los jefes de la Revolución mexicana durante el régimen del presidente Victoriano Huerta. Al lado de Emiliano Zapata, luchó por los ideales agraristas de tierra y libertad. El origen de su conocido nombre “Pancho Villa” tiene muchas versiones, pero la más sonada es que José Doroteo fue protegido de un famoso bandolero llamado Francisco Villa, quien, al morir, le cedió su lugar como líder de su banda.

¿Qué otros personajes de la historia que también tengan apodos peculiares te vienen a la mente? ¿Te gustaría que escribiéramos sobre ellos? Queremos conocer tus comentarios.

9-87
67k