Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Citas de Lady Di, quien no logró reinar Inglaterra, pero sí los corazones del pueblo

Hace casi 22 años, el 31 de agosto de 1997, falleció Diana, la princesa de Gales; una mujer cuyo destino fue una intersección sorprendente de lo trágico y lo mágico. Al casarse con el príncipe Carlos de Gales, Lady Di pasó a través de una multitud de pruebas que no la hicieron más amargada, sino más compasiva y valiente. Ella fue la primera aristócrata británica en quitarse los guantes al saludar a pacientes con SIDA. Además, se atrevió a pasar por un campo desminado (nadie sabía si habían quedado minas allí) para atraer la atención de la sociedad a los problemas de la guerra. Y esto es solo una pequeña parte de cómo la princesa mejoró el mundo.

Genial.guru está seguro de que, si la vida de la princesa de Gales no se hubiera acabado de una manera tan trágica en 1997, ella habría hecho muchas cosas buenas. Pero, desafortunadamente, la historia no conoce el “hubiera”.

  • Si los hombres tuvieran que dar a luz, ninguno de ellos tendría más de un hijo.
  • En este matrimonio éramos tres, demasiada gente.
  • La felicidad por imposición no existe, no se deben crear ilusiones. Se gastarán tantas fuerzas en los intentos por acostumbrarse y soportarse que no quedará tiempo para la felicidad.
  • Quiero entrar a una habitación de un hospital para pacientes a punto de morir o sentarme al lado de niños enfermos y siempre sentir que soy necesaria. Quiero servir y no simplemente existir.
  • Cuando eres feliz, puedes perdonar mucho.
  • Si quieres que te amen y confíen en ti, colócate un paso por debajo. Especialmente si se trata de niños: con ellos puedes hablar únicamente al agacharte o inclinarte muy bien.
  • La novia solo es el personaje principal en una boda; por algo todos los cuentos de hadas terminan con una boda y ni uno solo comienza con una.
  • La experiencia es invaluable no solo porque aprendemos algo nuevo, sino también porque nos obliga a reconsiderar nuestro pasado. ¡Si tan solo también nos protegiera de los errores del futuro!
  • Puedo aconsejar a las mujeres divorciadas: si las cosas que quedan después del divorcio de tu esposo no son tan importantes para ti (por supuesto, no todos pueden permitirse tirar las cosas, muchas continúan usando productos compartidos), destrúyelas con estilo, rómpelas, desgárralas y hazlas pedazos incluso si son cosas buenas. La ira que arrojas sobre estos restos de una vida pasada te dejará para siempre. Y sin ella, sin esta ira, la vida será mucho más fácil.
  • A veces las mujeres piensan que un hombre es el único método para su realización personal. En realidad, el trabajo es un mejor método.
  • La mayor enfermedad de este siglo es que la gente no se siente amada.
  • Nada me trae más felicidad que tratar de ayudar a las personas más vulnerables de la sociedad. Este es el objetivo y una parte esencial de mi vida, una especie de destino. Si alguien me necesita, puede llamarme. Iré corriendo donde sea que esté.
  • Los hombres mienten menos que las mujeres, excepto cuando hablan de sus sentimientos.
  • Les aconsejo a mis hijos: antes de hacer una propuesta de matrimonio, asegúrense de que su elegida no lleve puestos lentes de color rosa, que vea todo como realmente es; de lo contrario, hasta el amor más sincero puede traer problemas.
  • Las mujeres de la familia real están hechas de acero y concreto, no se preocupan, no se enferman, no tienen nervios, ¡están listas para cumplir con sus deberes media hora después de dar a luz o sufrir un ataque cardíaco!
  • La mentalidad filosófica es el arte de soportar las desgracias de los demás.
  • Los abrazos pueden hacer mucho bien, especialmente en los niños.
  • Se dice que es mejor ser pobre y feliz que rico e infeliz, pero ¿y si nos conformamos con ser moderadamente rico y simplemente temperamental?
  • Nunca me consideré a mí misma como la reina de mi país. Me gustaría ser la reina en el corazón del pueblo.
  • No puedes reemplazar una figura esbelta con ningún collar hermoso; las piernas largas siempre son más atractivas que un vestido caro.
  • Vivir en una burbuja es muy difícil, pero escapar de ella es aterrador.
  • La alegría y recibimiento de grandes multitudes que se reúnen para verme, esto no es amor, para ser más exactos no amor hacia mí. Las personas aman la imagen creada de la princesa que fue una Cenicienta, pero no quieren darse cuenta de que la antigua Cenicienta es infeliz.
  • Una amante es perdonada por la ausencia de cintura o unos senos caídos, pero una esposa no. El desaliño en un amante incluso es pícaro; en la esposa, la peor barbarie. El aburrimiento o la descortesía de una amante hablan de su identidad, y en la esposa, de lo insoportable que es.
  • A todos los hombres del mundo: si quieren ser amados y respetados por sus esposas, ¡no olviden que sus defensores principales son ustedes!

¿Qué opinas sobre el destino de esta extraordinaria mujer?

Imagen de portada eastnews
Compartir este artículo