Genial
Genial

7 Grandes artistas cuyos caprichos fueron una sorpresa incluso para sus admiradores más devotos

El gran poeta ruso Alexander Pushkin dijo: “El genio y la maldad son dos cosas incompatibles”. Sin embargo, muchas personas están dispuestas a poner en entredicho su declaración. ¿Sabías que el pintor italiano Caravaggio era un hombre de peleas? ¿Y que uno de los creadores del impresionismo, Claude Monet, terminó quemando sus obras?

En Genial.guru examinamos las biografías de artistas famosos y encontramos hechos muy curiosos que tenemos que compartir con nuestros lectores.

1. Salvador Dalí

El rey del escándalo, Salvador Dalí, siempre sabía atraer la atención del público. Solía dar conferencias luciendo un traje de buceo, y paseaba por las calles con su oso hormiguero domesticado. La pasión de toda su vida era su esposa y musa, Gala (Elena Diakonova). Dalí escribió: “Quiero a Gala más que a mi madre, más que a mi padre, que a Picasso e incluso más que al dinero”.

Los contemporáneos de Dalí afirmaban que el pintor hacía que la gente lo considerara una persona impecable y perfecta. El artista rompió relaciones con su familia, ya que los familiares no estaban entusiasmados con su amante y consideraban que Elena era una dama de vida alegre. El conflicto se intensificó hasta tal punto que el padre desheredó a Dalí. En protesta, Salvador se rapó la cabeza y “enterró” su cabello en la playa.

En 1980, el artista comenzó a sufrir la enfermedad de Parkinson. En este periodo, Dalí solía descargar su ira sobre su esposa. Le gritaba, le arrojaba objetos, la maltrataba e incluso le fracturó 2 costillas. Para tranquilizar a su esposo, Gala tuvo que comenzar a administrarle fármacos psicotrópicos.

Después de la muerte de su esposa, los amigos ingresaron a Salvador en una clínica. Allí se negó a comer, se volvió agresivo, escupió a las enfermeras e intentó arañarles las caras.

2. Claude Monet

El impresionista Claude Monet tenía muchas ganas de convertirse en artista contra la voluntad de su padre. No le gustaba estudiar, y durante las clases se entretenía dibujando caricaturas en los márgenes de su cuaderno. Este pasatiempo comenzó a brindarle a Claude un buen ingreso. A los 15 años vendió sus pinturas en una tienda de arte y pronto se convirtió en una celebridad local. Entonces, el joven logró ahorrar 2 000 francos y los gastó en formación profesional.

Entrée de Giverny en hiver, soleil couchant, Claude Monet.

Igual que todos los grandes genios, Monet tenía sus propias peculiaridades. Apenas llegaba a fin de mes y estaba sumido en deudas. Cuando los acreedores quisieron llevarse las pinturas del artista, Claude no pudo inventar nada mejor que quemar sus obras.

Monet era un hombre increíblemente terco. Una vez, en febrero, estaba pintando un paisaje con un viejo roble, pero pronto abandonó esa obra. El artista decidió terminar el trabajo en mayo. Sin embargo, enfureció repentinamente: ¡el roble se había vuelto verde! Se molestó mucho, pero al final tomó una decisión drástica: tardó varios días en arrancar las hojas del árbol hasta que recuperó su estado “original”.

3. Vincent van Gogh

Todo el mundo conoce la historia acerca de que van Gogh se cortó la oreja. Después de una pelea con Paul Gauguin, se cortó el lóbulo con una navaja de afeitar, lo envolvió en un sobre y lo presentó como recuerdo a una prostituta conocida. Los amigos aseguraban que Vincent no sabía discutir, y, además, solía tener ataques repentinos de ira. El artista logró echar a perder la relación con el único ser querido que le quedaba: su hermano. Vivía solo, evitaba a las personas, fumaba mucho y abusaba del alcohol.

Pero, a pesar de su mal genio, van Gogh fue reconocido por su filantropía. En una carta dirigida a su hermano, el artista escribió: “No hay nada más genuinamente artístico que amar a la gente”. Fue laborioso, trabajó duro y aguantaba las burlas de las personas de su alrededor, quienes lo rechazaban por ser excéntrico.

4. Isaak Levitán

El artista que glorificó la naturaleza rusa, el pintor paisajista Isaak Levitán, era un hombre decidido. Nació en la familia pobre de un rabino que se vio obligado a abandonar su camino religioso para alimentar a su esposa e hijos. Isaak tuvo que trabajar duro para pagar sus estudios en una escuela de arte y ayudar a sus padres. Se dedicaba a crear ilustraciones por encargo y a pintar cuadros para venderlos posteriormente.

Maria Chekhova, la amada de Isaak Levitán.

Siendo un joven apuesto, el artista era popular entre las mujeres. Además, era conocido por su carácter ardiente y apasionado. Sus pasatiempos con las damas daban lugar a numerosos chismes. Isaak fue retado a un duelo a causa de las mujeres, persiguió a su amada por todo Moscú, se arrodilló públicamente y montó más de una escena de celos en público. Las señoras le temían al artista obsesivo y trataban de evitarlo. Incluso la hermana del gran escritor ruso Anton Chekhov, María, no pudo resistirse a los encantos del pintor.

5. Caravaggio

Los artistas del Renacimiento también eran propensos a asombrar al público, y las excentricidades de Caravaggio eran conocidas en toda Italia.

El fundador del realismo en el arte, el artista Michelangelo Merisi da Caravaggio, fue un innovador de la pintura. Inmortalizaba a la gente común de la calle: niños, gitanos callejeros, mercaderes y hasta a prostitutas. Merisi buscaba precisión documental, lo cual no era bienvenido por sus contemporáneos. Para retratar a Lázaro en la pintura La resurrección de Lázaro, contrató a trabajadores que desenterraron a un joven recién fallecido, colocaron el cuerpo en una posición determinada y esperaron a que el artista terminara de dibujarlo.

Un fragmento de la pintura La resurrección de Lázaro.

Caravaggio era famoso por su mal genio. Una vez, durante un juego de cartas, el artista le pegó a su oponente con tanta fuerza que el hombre pasó a la otra vida. Merisi se escondió de la justicia durante mucho tiempo, pero no dejó de lado sus andanzas. La segunda víctima fue un joven llamado Ranuccio Tomassoni, quien resultó gravemente herido después de pelear con el artista. El papa Pablo V hasta ofreció una recompensa por la cabeza de Caravaggio.

6. Paul Gauguin

Paul Gauguin fue un corredor exitoso y un hombre de familia ejemplar. Se casó con la danesa Mette Sophie Gad, quien le regaló 4 hijos. Paul tenía predilección por su hijo mayor, Émile. En aquel entonces, en Europa estalló una crisis del mercado de valores, por lo que la familia Gauguin dejó de tener los recursos suficientes para pagar la vivienda y para comprar comida.

La esposa de Paul Gauguin, Pahura, con su hijo recién nacido.

Cansado de la falta de dinero, Gauguin dejó a su familia y se fue a vivir a Panamá, y luego a Tahití. Allí se casó con Pahura Tai. En aquel entonces, Paul tenía más de 40 años, y Pahura, 14. Ella dio a luz a 2 niños del artista.

Uno de los rasgos más destacados de la personalidad de Gauguin era la arrogancia. El artista creía que era un genio. La gente de su entorno decía que era muy narcisista, y, quizás, esta peculiaridad ayudó a Paul a no desanimarse en momentos de falta de dinero y enfermedades graves.

7. Iliá Repin

El artista ruso Iliá Repin fue partidario de un estilo de vida saludable. Prefería dormir al aire libre y rechazaba la carne. Además, trataba de ayudar a los pobres y necesitados, salvándolos del hambre.

Sin embargo, la tacañería y la austeridad excesivas de Repin en relación hacia sí mismo sorprendían a los demás. Solía ir temprano al trabajo, ya que, por la mañana, el boleto le costaba dos veces menos que durante el día. Cuando su hija necesitaba un masaje, Repin sugirió que la chica recordara qué hacía el masajista y que repitiera todo el procedimiento en casa ella sola.

El artista tampoco solía mimar a los miembros de su familia. Consideraba que el salmón, el chocolate, las naranjas y varias delicias eran un lujo excesivo, y pedía que les sirvieran papas cocidas, pepinos y sopa de lentejas. Los amigos de Repin bromeaban diciendo que el artista solía comer sopa de heno para el almuerzo.

En tu opinión, ¿se puede perdonar a los artistas por sus excentricidades en nombre de su genio? Comparte tus pensamientos con nosotros en los comentarios.

Compartir este artículo