Genial
Genial

A los 56 años, Cindy Crawford acepta su edad y ya no quiere ser llamada “eterna”

Cindy Crawford es el epítome de una supermodelo. Pero, desafortunadamente, la gente tiende a someter a las modelos a estándares de belleza poco realistas, especialmente a medida que envejecen. Crawford rechaza cualquier expectativa de edad que la gente pueda tener sobre ella y tiene algo de sabiduría para compartir con todos los que tienen miedo de envejecer.

¿Cómo te sientes acerca de hacerte mayor?

Crawford definió la era de las supermodelos de los 90

imago stock&people/EAST NEWS

Cuando pensamos en las supermodelos de los 90, uno de los primeros nombres que nos vienen a la mente es, sin duda, Cindy Crawford. Su ascenso a la fama comenzó en 1990 cuando apareció en la portada de British Vogue junto a nombres como Naomi Campbell, Linda Evangelista y Christy Turlington. Desde entonces, Crawford desfiló y posó con frecuencia para las principales casas de moda y revistas de la década.

En 2000, exactamente 10 años después de que su carrera se disparara, Crawford dejó el modelaje a tiempo completo a la edad de 34 años. Desde entonces, la exsupermodelo ha escrito un libro, Becoming, trabajó como portavoz de varias marcas e incluso lanzó su línea de muebles. Aun así, a pesar de que haya colgado el sombrero de modelo hace más de 2 décadas, Crawford todavía está luchando con las expectativas poco realistas que la gente tiene de los demás.

El hecho de envejecer fue difícil de aceptar para ella al principio

Cuando Crawford comenzó a acercarse a los cincuenta, empezó a notar su edad en pequeñas cosas: “Tu piel, tu cabello, tu cuerpo. Me cuido, pero sé que soy una mujer de 51 años”.

Y, sin embargo, Cindy se dio cuenta de que sus preocupaciones se basaban más en las expectativas que otras personas tenían de ella. “Quiero hacer bien mi trabajo y quiero cumplir, pero también sé que lo que tengo para ofrecer ahora es diferente de lo que tenía para ofrecer a los 25”.

La exsupermodelo también tuvo dificultades con la gente en línea que reaccionaba a su cambio de apariencia y decía: “No necesito que todos en Instagram señalen que no me veo igual que cuando tenía 20 años. Porque ya lo sé”. Pero después de la lucha vino la aceptación, de la que todos podemos aprender.

Crawford ha aceptado su edad y se niega a mirar hacia atrás

AF Archive/Graham Whitby Boot/Mary Evans Picture Library/East News, Sipa USA/Sipa USA/East News

Después de un tiempo, Crawford aceptó que no se puede retroceder el tiempo y que es mucho más importante concentrarse en el ahora. Dijo: “No importa lo que haga, no voy a lucir de 20 o 30. Solo quiero lucir genial a mis 50. Hay presión sobre las mujeres para que hagan lo imposible, que es no envejecer. Pero se trata de lucir genial a la edad que tengas, independientemente de cuál sea ese número”.

En este momento, también rechaza la idea de ser eterna y quiere que todos dejen de impulsar esa narrativa. Crawford dijo: “Que me digan que soy eterna no está bien, especialmente porque envejecer ya es bastante difícil, incluso sin mencionar que vivamos en una cultura obsesionada con la juventud”.

En última instancia, la edad de Crawford se convirtió en su orgullo, ya que refleja todos sus logros. “No tengo 25 años, entonces, ¿por qué debería tratar de aparentar 25? ¿Para qué querría que alguien me confunda con una persona de 25 años? Tengo hijos. Tengo toda esta experiencia de vida”.

Genial/Famosos/A los 56 años, Cindy Crawford acepta su edad y ya no quiere ser llamada “eterna”
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos