Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una modelo que dejó de depilarse las cejas causa furor en las redes sociales

Romper con los estereotipos de belleza hace que las personas se sientan cómodas con su aspecto físico, o eso es lo que piensa una modelo llamada Sophia Hadjipanteli, cuya uniceja forma parte de su identidad. A causa de su estilo único, la joven modelo cuenta con un gran número de seguidores en las redes sociales, aunque también ha tenido que enfrentarse a detractores en el camino.

Genial.guru investigó más acerca del movimiento social que creó Sophia para celebrar las distintas manifestaciones de belleza que existen.

La decisión de guardar las pinzas de depilar

Sophia Hadjipanteli es hija de una madre británica y un padre grecochipriota, de quien heredó las cejas pobladas. Desde pequeña siempre adoró tomarse fotos y modelar delante de las cámaras, recibiendo elogios de sus familiares por su belleza natural.

Durante muchos años, Sophia sintió fascinación por las hermosas cejas de su madre, quien, a su vez, le recomendaba no depilarse en exceso. Así que, con el tiempo, la modelo prescindió por completo de las pinzas de depilar, y dejó que sus cejas crecieran libremente hasta formar una línea bien gruesa y definida en su rostro.

Admirada por muchos, criticada por otros

Durante su etapa escolar, Sophia sufrió de acoso debido a su aspecto y a sus extravagancias. Pero en lugar de sentirse mal, continuó con su sueño de convertirse en una modelo diferente de las que suelen salir en las revistas de moda.

Con el tiempo, su imagen comenzó a salir en algunas publicaciones, y, a través de sus redes sociales, Sophia comenzó a compartir fotos de su estilo único. Esto la llevó a ganar admiradores, pero también la convirtió en blanco de críticas y comentarios despectivos sobre su apariencia.

Movimiento contra todo tipo de prejuicios

Cuando Sophia dejó de depilarse, creó un movimiento a través de Instagram conocido como #UnibrowMovement (“Movimiento uniceja”), cuyo hashtag inspiró a las personas a exhibir sus cualidades físicas.

El aspecto físico no define a la persona

Para Sophia, la sociedad en general está obsesionada con la belleza. Tal es así que todos los que se salen de los estereotipos se convierten en blanco de burlas y rechazo. Es por eso que es importante resaltar la importancia de tomar nuestras propias libertades y aceptar los gustos de los demás, aun cuando nos parezcan extraños o diferentes de lo socialmente aceptado.

¿Conoces a otra persona que también es juzgada por su apariencia? ¿Qué habrías hecho en el lugar de Sophia? Cuéntanos en la sección de comentarios.