Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Mitos sobre el cuidado de las mascotas que creímos durante años

El 57 % de las familias en todo el mundo posee una mascota, según las estadísticas. Y todos tratamos de brindarles a nuestros animales domésticos nuestro mayor amor y nuestro mejor cuidado. Sin embargo, a veces podemos cometer errores debido a las creencias erróneas comunes.

En Genial.guru hemos recopilado algunos mitos sobre el cuidado de las mascotas y hemos revelado las verdades sobre ellos.

Mito #1. Una nariz caliente significa que tu perro está enfermo

De hecho, no hay evidencia de que la temperatura de la nariz de tu perro pueda ser de algún valor en un diagnóstico. La temperatura puede variar debido a diferentes razones, por ejemplo, sobrecalentamiento, genética o incluso fluctuaciones normales de temperatura durante el día.

Si crees que tu perro está enfermo, los médicos te aconsejarán que prestes más atención a su comportamiento, la forma en que come, bebe, orina y defeca. Y por supuesto, usa un termómetro real para evaluar la temperatura de tu mascota.

Mito #2. No puedes enseñarle nuevos trucos a un perro viejo

En realidad, los perros son entrenables, independientemente de su edad, si tienes suficiente paciencia. Practica tanto como sea posible y motívalos adecuadamente.

Y tal vez hayas oído hablar de Chaser, el perro más inteligente del mundo, el cual aprendió trucos nuevos incluso en su vejez.

Mito #3. La comida humana no es dañina para tu mascota

Hay algunos productos de tu propio consumo que pueden ser buenos para tu mascota, como la carne, las verduras al vapor o frutas, así como las verduras finamente picadas. Por supuesto, solo las sobras sanas podrían ser un buen suplemento para la dieta de tu mascota, por lo que no debería hallarse algún tipo de comida chatarra.

Además, algunos alimentos que son totalmente saludables para los humanos, pueden causar graves daños intestinales a las mascotas, como por ejemplo, las uvas, los aguacates, las cebollas y los ajos.

Mito #4. Los perros y los gatos necesitan refuerzos de vacunación anualmente

Las vacunas son de hecho muy importantes para la salud de nuestro fiel compañero. Sin embargo, no necesitan “un refuerzo o una estimulación”. La investigación ha demostrado que una sola vacuna contra el parvovirus, el moquillo y la panleucopenia da como resultado una protección a largo plazo contra las enfermedades, y esto sería de 7 años hasta una vida de protección.

Un anális de sangre muy simple puede detectar si tu mascota tiene suficientes anticuerpos para resistir alguna infección. Entonces, la próxima vez que tu veterinario insista en una vacuna de refuerzo puedes pedirle que le haga este análisis de sangre en primer lugar.

Mito #5. Cuando las mascotas lamen sus heridas, aceleran el proceso de curación

Lamer demasiado una herida ralentiza el proceso de curación en lugar de acelerarlo. De hecho, existe un gran riesgo de que una herida que se lame demasiado pueda irritarse o incluso infectarse.

Los veterinarios aconsejan el uso de aerosoles o lavados antisépticos en el caso de heridas pequeñas, pero si hay una herida profunda debe ser vista por un médico.

Mito #6. Está bien mantener peces en pequeños recipientes de cristal

A pesar del hecho de que los tazones de cristal son muy populares para mantener peces, estos en realidad son hogares terribles para ellos. Estos recipientes de vidrio son pequeños y no contienen suficiente agua para que un pez se sienta cómodo. Además, debido a la pequeña cantidad de espacio, los cuencos de cristal no proporcionan suficiente oxígeno, lo cual es muy importante para los peces.

Si deseas tener un pez como mascota, un tanque rectangular o cuadrado sería una mejor opción, ya que tienen la superficie más grande.

Mito #7. Puedes enseñarle a cualquier loro a hablar

Definitivamente es cierto que la mayoría de los loros tienen la capacidad de hablar. Sin embargo, hay algunos tipos de loros que no hablarán. Es por eso que podrías pasar innumerables horas enseñando a tu mascota a hablar, pero no tendrás resultados. Por lo tanto, es muy importante verificar y ver si tu mascota es capaz de hacer esto. Pero aún así, algunos loros pueden aprender solo unas pocas palabras, mientras que otros hablarán todo el día y tendrán un vocabulario más amplio.

Mito #8. Cambiar los alimentos es malo para la digestión de tu mascota

¿Te maginas comiendo la misma comida, 3 veces al día, todos los días? No sería muy apetitoso, ¿verdad? Lo mismo se aplica para tu mascota. Cambiar la comida de tu mascota es saludable y proporciona una mejor nutrición, siempre que los productos sean de alta calidad. La variedad es importante para tu perro o gato y pueden comer diferentes comidas sin tener algún problema con esto.

Además, los veterinarios dicen que darles el mismo alimento repetidamente puede causar el desarrollo de sensibilidades hacia cualquier tipo particular de alimento o proteína en forma de alergias.

Mito #9. Los gatos necesitan leche

Contrariamente a la creencia popular, los gatos no pueden digerir la lactosa que contiene la leche de vaca. Para tu mascota, consumir leche puede causar vómitos, diarrea y otros problemas intestinales. Además, los veterinarios explican que la leche contiene muchas más calorías que las que un gatito necesita por día.

Mito #10. No es seguro acostarse con tu mascota

Si tú y tu mascota son saludables, es absolutamente seguro dormir con tu fiel amigo en la misma cama. Además, los estudios muestran que en realidad es bueno para tu salud y ayuda a relajarte.

Y a pesar de la creencia común, dormir con tu perro en la cama no le causará problemas de comportamiento. Así que continúa si lo estás haciendo y pasa todo el tiempo que desees con tu amada mascota.

¿Creías en estos mitos antes de leer esto o conoces otras creencias erróneas parecidas? Comparte tus consejos en la sección de comentarios a continuación.