Genial
Genial

9 Señales por las que puedes darte cuenta de que estás en un departamento típico inglés

Pregúntale a cualquier persona qué sabe sobre la vida cotidiana de los británicos y probablemente te dirá en respuesta que a la gente del Reino Unido le encanta el té. Y tendrá toda la razón: allí se beben alrededor de 165 millones de tazas de té todos los días, y casi todo el mundo lo toma con leche. Pero la cultura del té no es lo único que distingue a este país del resto.

Genial.guru espió los departamentos de los residentes británicos promedio y descubrió qué diferencia a las viviendas típicas inglesas de las del resto del mundo.

1. Los baños no tienen tomacorrientes

Por ley, en los baños del Reino Unido solo se pueden instalar enchufes si la distancia hasta la bañera o la ducha es de al menos 3 metros. Y como los baños en casas y departamentos suelen ser pequeños, no tienen enchufes. Por eso, una lavadora, por ejemplo, suele instalarse en la cocina.

2. La luz del baño se apaga con un cable

Los interruptores ordinarios son una gran amenaza en los baños debido a la alta humedad. Una solución más adecuada desde el punto de vista de la seguridad son los interruptores instalados en el techo. Para encender y apagar la luz, debes tirar de una cuerda especial.

Por supuesto, también se usa el interruptor común que todos conocemos, pero solo se puede instalar fuera del baño. También es curioso el detalle de que funcione al revés en Gran Bretaña: cuando la llave se mueve a la posición “arriba”, la luz se apaga, y se enciende en la posición “abajo”.

3. Se instalan enchufes totalmente diferentes en las casas

En el Reino Unido se utilizan enchufes de tres clavijas. Se consideran los más seguros del mundo. Tal salida generalmente tiene su propio interruptor en forma de palanca, lo que genera muchos inconvenientes a sus propietarios. Por ejemplo, pones tu teléfono a cargar, pero olvidas ubicar el interruptor en la posición de “encendido”: el dispositivo no se cargará hasta que de repente lo recuerdes.

Por cierto, el voltaje de la red allí no es de 220 ni de 110 voltios, sino de 230.

4. Los acondicionadores de aire son raros de ver en los hogares locales

Dado que el clima no castiga a los lugareños con días calurosos, no hay necesidad especial de usar acondicionadores de aire. Si hace falta ventilar la habitación, los británicos simplemente abren las ventanas. Si esto no es suficiente, usan un ventilador común.

5. Los ventanales son muy populares en el Reino Unido

Un ventanal aquí es una ventana que consta de varias hojas rectangulares (generalmente tres) y que sobresale más allá de la pared principal de la casa. Estas ventanas se consideran tradicionales y una de las ventajas es que dejan entrar mucha más luz que las ordinarias.

6. Hay alfombras en todas partes

En la mayoría de los departamentos y las casas, todas las habitaciones, excepto quizás la cocina, están cubiertas con alfombras. Incluso el baño. Si la casa tiene escalera, también tendrá una alfombra. En este caso la alfombra es sinónimo de seguridad: los pies no resbalan sobre ella, lo que significa que el riesgo de caerse de los escalones es mínimo.

Las alfombras generan muchos problemas: se ensucian terriblemente, son difíciles de limpiar y absorben la humedad en los baños, lo que causa aún más problemas. A pesar de ello, la mayoría de los ingleses están acostumbrados a andar por la casa con zapatos que usan en la calle. Aunque esto es terriblemente molesto para todos, ya que la limpieza de las alfombras toma un giro verdaderamente amenazante. Pero es una tradición.

7. Los garajes de las casas particulares no se utilizan para guardar coches

Resulta que tradicionalmente los garajes en el Reino Unido son pequeños (antes, los automóviles eran muy chicos) y, por lo tanto, el automóvil a menudo no cabe dentro. Así que mucha gente usa el garaje como trastero y almacena un montón de cosas allí.

8. El correo se entrega a los hogares como en las películas, a través de un orificio especial en la puerta

Por supuesto que en Gran Bretaña hay diferentes tipos de buzones de correo: puede ser un buzón separado, un grupo de buzones en el primer piso de un edificio de departamentos y apartados de correos. Todas estas variantes se encuentran en muchos países, pero el agujero de correo en la puerta tiene un estilo puramente inglés.

Los propietarios de tales buzones, sin embargo, notan que no es un sistema precisamente cómodo. Por ejemplo, si tienes un perro, tendrá tiempo de comerse el periódico tres veces antes de que veas que te lo han entregado.

9. Por lo general, las puertas se abren hacia adentro, no hacia afuera

Si bien abrir una puerta interior hacia afuera ahorraría más espacio, en la mayoría de las casas antiguas las puertas se abren hacia adentro. Esto se debe, entre otras cosas, a la tradicional observancia de confidencialidad: cuando una persona camina por el pasillo junto a tu habitación, no te ve, incluso si la puerta está entreabierta.

Las puertas de entrada también tienden a abrirse hacia adentro. Hay varias razones para eso: seguridad (para que la puerta se abra hacia afuera, hay que poner las bisagras sobre las que descansa la puerta afuera también y esto aumenta los riesgos de robo), protección contra la intemperie (imagínate que abres la puerta de par en par y toda la casa se cubre de nieve o de lluvia) y practicidad (por ejemplo, es mucho más fácil llevar un montón de comestibles de la tienda a la casa si la puerta se abre hacia adentro).

¿Te gustaría implementar alguna de estas características en tu propia casa?

Genial/Lugares/9 Señales por las que puedes darte cuenta de que estás en un departamento típico inglés
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos