10 Errores históricos en telenovelas en donde los guionistas, antes de escribir, debieron leer

Famosos
hace 10 meses

No es fácil hacer una ficción ambientada en épocas en las que ni siquiera nuestros abuelos habían nacido. Se necesita investigar mucho y leer libros y libros con teorías de historiadores, así que es comprensible que haya algún que otro error que se nos escape a la vista cuando vemos televisión. Pero existen verdades tan universales, como que los conductores de automóviles no existían en la Edad Media, que cuando ocurre lo opuesto en la televisión, pueden volver una telenovela dramática en toda una comedia.

1. Nadie posaba con una sonrisa — Corazón Salvaje (2009)

Por alguna razón, siempre que recordamos la versión del 2009 de Corazón Salvaje, se nos viene a la mente algún que otro error de la producción. En el capítulo 22, y en algunos episodios más, podemos ver que Regina, al tomar fotografías, pide a sus modelos que sonrían frente a la cámara.

La historia estaba ambientada en la segunda mitad del siglo XIX, y si bien ya existía la fotografía, no era tan popular, y los modelos no posaban con una sonrisa aun cuando estuviesen en la mitad de una fiesta. Esto se debía a que en aquellos tiempos la sonrisa de oreja a oreja se consideraba inapropiada y una señal de locura.

2. Las gitanas no se vestían así — Corazón Salvaje (2009)

Corazón Salvaje sin duda se dio sus libertades a la hora de vestir a las protagonistas, a veces gracias a eso creó vestidos hermosos como el de Regina el día de su boda. Pero sin duda se les fue la mano al vestir a Angelique Boyer como la gitana Jimena.

El diseño de su indumentaria no estaba siquiera cerca de parecerse a cualquier tipo de ropa que se usara en aquella época, en ninguna clase social, y mucho menos en la comunidad gitana.

3. Las monjas no usaban tacones — Corazón Salvaje (2009)

Los zapatos de tacones eran un lujo en el siglo XIX, los cuales se volvían un complemento importante de las damas a la hora de vestirse. Así que eso podía contrastar mucho con la vida humilde y modesta del hábito que llevó Regina en varios episodios de la telenovela.

4. La gente no iba por ahí besándose en público — Alborada

En el capítulo 83 de la telenovela no hubo una boda, sino dos, y en ambos casos las parejas se besaban, mientras los invitados aplaudían o gritaban “¡Beso! ¡Beso!”. Muy emotivo y romántico, pero en aquella época una situación así habría hecho que cualquiera se tapase la cara de la vergüenza y recordaran el momento como un bochorno. Las muestras de afecto, tales como un beso apasionado, solo eran algo que las parejas hacían en privado.

5. Los telegramas no existían — Amor real

Amor real nos gusta tanto que le perdonamos todo. Pero incluso esta historia cometió algún que otro error. Como por ejemplo, en varios episodios dicen la palabra “telegrama”. Si bien es cierto que el telégrafo, para la época en la que la telenovela está ambientada, ya existía, lo que no existía era la palabra “telegrama”. Ese término fue acuñado en 1852, pero demoró mucho tiempo hasta llegar a México y necesitó aún más para adaptarse al vocabulario cotidiano, así que durante casi todo el siglo XIX al telegrama le decían “despacho telegráfico”.

6. Las cremalleras ni siquiera estaban a la venta — Amor real

En el capítulo número 11, se puede escuchar que Manuel tiene una cremallera en su pantalón, pero la misma es un invento moderno, que se diseñó para la venta apenas en el siglo XX. En aquel entonces solo usaban botones.

7. El divorcio no era legal en 1800 — Amor real

Desde el primer momento en el que se casaron Matilde y Manuel, no dejaron de hablar de divorcio, y francamente, no entendemos por qué Manuel le insistía tanto a la protagonista con no divorciarse cuando ni siquiera podían hacerlo.

El divorcio se legalizó en México apenas en 1914, muchas décadas después del contexto de la telenovela. En aquel tiempo era inconcebible algo así. Además, en el episodio 17, el galán se pone a enumerar las condiciones que, según él, justificaban un divorcio: “enfermedad e imposibilidades para tener hijos”, pero las mismas correspondían más bien a una nulidad.

8. El vestido de Marie era muy adelantado a su época... tal vez demasiado — Amor real

Está bien, lo entendemos, Marie era extranjera, y utilizaba indumentarias europeas que aún no se usaban en México. Entre sus atuendos innovadores tenía un polisón, de origen francés, que iba atado a la cintura para abultar los vestidos.

Pero esta indumentaria fue creada a finales del siglo XIX, por lo que la villana de esta historia se adelantó no solo a las costumbres de su país, sino también unas cuantas décadas a su tiempo.

9. Uñas futuristas — Pasión

En el capítulo 81 de Pasión, Ricardo se entera de que su amada Camila estaba esperando un hijo de él. Sin duda fue muy emotivo, pero en vez de interesarnos en el momento, nuestra atención se enfocó más en las uñas postizas de la extra, ya que esta moda comenzó a comercializarse apenas en el siglo XX, dos siglos antes que el de la ambientación de la historia.

10. Las casas estaban demasiado iluminadas para ser 1850 — Corazón Salvaje (1993)

La historia se desarrolla en los albores del siglo XX, pero apenas en 1937 comenzó a masificarse el servicio eléctrico. Suponiendo que la casa de los protagonistas era una de las privilegiadas en tener electricidad, esa bombilla eléctrica que aparece dentro de la lámpara no se parece en nada a las primeras que comenzaron a distribuirse en la sociedad, más bien tiene un diseño de los 90. ¡Qué casualidad! La novela se produjo en aquel entonces.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas