16 Historias de cómo el modo “aburrimiento” se apaga automáticamente con la llegada de los niños

Crianza
hace 3 años

Los niños no son solo las flores de la vida, sino también pequeños representantes de la Tierra que aún no han sido limitados por la sociedad. Por eso a veces sus acciones y declaraciones son tan necesarias para que nosotros, los adultos, recordemos que la vida es un juego fascinante en el que es importante no olvidar el humor.

En Genial.guru, adoramos la espontaneidad infantil, porque es en esta donde a menudo hay motivos para reír y, a veces, la sabiduría misma.

  • Mi hija llevaba toda la semana esperando la aventura prometida. Finalmente subimos al avión.
    —Mamá, si cierro esta cortina, ¿nos caeremos y nos estrellaremos?
    —No, no lo haremos.
    —¡Mamá! Si pongo este reposabrazos, ¿nos caeremos y nos estrellaremos?
    —No.
    —Qué aburrido... © valenayaspers / twitter
  • Cada vez que me siento frustrada y quiero abandonar todo, recuerdo las palabras de mi hija de 3 años cuando le cayó mal una zanahoria y vomitó en el suelo del salón diciendo: “¡Necesito más zanahorias!”. © JessicaValenti / twitter
  • “¡Hija, elige lo que quieras!”. Estamos en medio del supermercado y me siento como una buena madre. Estoy lista para llevar a casa kilos de helado y 200 osos de peluche. Mi hija se pasea por los estantes, observando con atención. Me dice al oído: “Quiero un cheque, mamá”. © valenayaspers / twitter

  • Hace algún tiempo noté que mis alumnos de sexto grado comenzaron a usar perfume de manera muy activa. Esto me sorprendió, pero no me molestó: al final, dejar que la clase huela agradablemente a perfumes que, por ejemplo, a calcetines viejos, no es una mala idea. Solo hoy descubrí lo que explica su repentino amor por los perfumes y las colonias: la profesora de Matemáticas es alérgica al perfume. Les pedí a los padres de los chicos que escondieran los perfumes. © feldkurat / pikabu
  • Un día, mi amiga hablaba de su hija y le dije: “Mira, a lo mejor está teniendo una crisis de 3 años”. Y mi amiga dijo: “¿Cómo voy a saberlo? ¡Como si saber cómo se llama ayuda en algo! Seguirá ocurriendo igual”. © svetachalova / twitter
  • Mi hijo de 6 años pidió una “tarántula enjaulada” para Navidad, y le agradezco que haya pensado en una jaula. Pero agradezco aún más que quedan todavía 11 meses para que supere esta idea. © dad_on_my_feet / twitter

  • Estaba en la cola del banco con mi hija pequeña, y el monitor mostraba todo tipo de entretenimientos para que la gente, que estaba esperando, no se aburriera. Incluidos los defraudadores bancarios que solicitaron un préstamo y se fugaron. Un hombre con un aspecto bastante zarrapastroso y una barba de tres días aparece en la pantalla. Mi hija, señalando con el dedo el monitor: “¡Mamá, mamá, mira, papá!” © Elena Vasilishina / Facebook
  • Después de la habitual sesión de preguntas y respuestas al estilo de una ametralladora de mi hija de 5 años, mi mujer le preguntó por qué hacía tantas preguntas. Su respuesta: “Mmm... es que no sé nada”. © minusthemaliciousnes / reddit
  • Mi hijo mayor, cuando le preguntan qué edad tiene su madre, dice: “Mamá tiene 20 años y dos coletas” (y se señala a sí mismo y a su hermano). © Anyutka Dzyubenko / Facebook
  • Yo: “¿Ya hiciste la tarea?”
    Mi hija de 8 años: “No, he estado ocupada”.
    Yo: “¿Haciendo qué?”
    Mi hija: “Postergando”. © XplodingUnicorn / twitter
  • Cuando mi hijo tenía unos 4 años, le oí hablar solo en la bañera y fui a ver qué hacía. Él había agarrado un pequeño trozo de cartón para empujar a una araña hacia la bañera y le decía: “Perdóneme, señor. Perdóneme, señor, ¿puedo sugerirle que vaya por aquí? Oh no, no de esa manera, señor. Por aquí. Perdóneme, señor, pero siento que no me está escuchando...”. © chickaboomba / reddit
  • Hoy nos sentamos a comer en familia. Mi hijo mayor pregunta:
    —Mamá, ¿es cierto que todos los niños deberían tener un padre?
    —Es cierto.
    —Entonces, ¿por qué hay tres hijos en nuestra familia y un solo padre? © 581rus / pikabu

  • Recogí a mi hijo de la guardería, conduciendo a casa, me pregunta:
    —Papá, ¿cuánto es 2+3?
    —Hijo, puedes calcularlo tú mismo.
    —No puedo.
    —¿Por qué no?
    —Llevo manoplas. © prohladniy07 / pikabu

¡Comparte una historia divertida con los niños en el papel principal!

Imagen de portada prohladniy07 / pikabu

Comentarios

Recibir notificaciones

Me reí mucho con la historia de la madre y la hija que estaban en la cola del banco XD

-
-
Responder