Cómo detectar cámaras ocultas a tu alrededor

Curiosidades
hace 7 meses

El de la gente que está de vacaciones en un cuarto de hotel ha encontrado cámaras ocultas en su alojamiento. Imagínate cuánto más alto sería el número si más gente supiera lo que busca y cómo hacerlo. Así que, ¿cómo se pueden detectar estas cámaras ocultas? Digamos que has llegado a un lugar al azar para tus vacaciones; estás alquilando un bonito departamento. Saca tu teléfono. Será una fuente esencial y beneficiosa para encontrar pistas de cámaras ocultas. Enciende tu bluetooth, da un paseo por el departamento, tu habitación, el baño, la cocina y el pasillo de acceso al departamento.

Monitorea tu teléfono para ver si puede detectar algún dispositivo desconocido que aparezca en su pantalla. Si aparece algo, es un buen indicio para realizar una búsqueda más exhaustiva. Incluso si no detecta nada en el bluetooth, es buena idea registrar a fondo el alojamiento de todos modos. Ve a cada una de las habitaciones, echa un vistazo a tu alrededor y revisa las esquinas de las paredes y el techo, prestando atención a cualquier agujero sospechoso. Los hoyos son un lugar poco probable para encontrar cualquier cámara, a menos que estés en una casa encantada de una vieja película de terror, pero sigue siendo una buena idea revisarlo, independientemente de lo obvio que parezca.

Ahora inspecciona todos los objetos móviles: lámparas, radio, televisión, estanterías y cualquier otra cosa que puedas encontrar por ahí. Revisa si están orientados en un ángulo extraño, por ejemplo, si están dirigidos hacia la cama o el baño. Una vez que hayas inspeccionado todo con las luces encendidas, apágalas: algunas cámaras pueden tener pequeñas luces led que pueden ser de varios colores. Vuelve a repasar la misma zona, buscando cualquier luz sospechosa. Asegúrate de revisar que la alarma de incendios sea solo eso, una alarma. Es un escondite habitual para las cámaras, ya que esta siempre tiene una luz intermitente. Acércate a las rejillas de ventilación e inspecciona de cerca. En su interior podrían esconderse cámaras más grandes.

Ahora que hemos echado un vistazo rápido en la oscuridad, toma una linterna o usa la de tu teléfono y haz brillar esa luz alrededor de la habitación para una búsqueda aun más exhaustiva. Busca con cuidado cualquier pequeño destello de la pantalla de una cámara. El reflejo de la luz será mínimo, así que presta mucha atención a cualquier cosa que brille. Enfoca con cuidado los objetos inanimados del cuarto, revisando de cerca cada ángulo, incluso las plantas. También puedes usar el modo selfi de tu teléfono para detectar fuentes de luz infrarroja en la oscuridad, ya que no las filtra. Estas señales de luz se pueden encontrar en las cámaras de visión nocturna, que se basan en sus ondas infrarrojas para detectar calor cuando está oscuro.

Pon tu teléfono en modo selfi, deja la luz apagada y mira alrededor de la habitación lentamente mientras enfocas la pantalla. Será incómodo moverse por el cuarto oscuro mientras miras la pantalla en modo selfi, pero intenta estar atento a las luces moradas o blancas de la pantalla. Ahora que hemos revisado si hay cámaras, es el momento de revisar los espejos. Las cámaras podrían estar detrás de ellos, y también podría haber alguien mirando desde el otro lado. En primer lugar, determina si están empotrados en la pared o si se pueden ajustar. Si el espejo es semitransparente, estará empotrado en la pared. Estos no son comunes normalmente en un dormitorio, lo que llevaría a sospechar.

Puedes hacer una sencilla prueba para revisar el espejo: solo presiona con la yema del dedo sobre el cristal, empujando con la suficiente firmeza para que quede una huella al alejar el dedo. Fíjate bien en ella. Si hay un pequeño espacio entre la huella y el espejo donde debería estar el cristal, entonces es solo un espejo. En uno semitransparente no habrá ningún hueco. La prueba de la uña funciona de forma similar, detectando si hay un hueco de cristal entre el extremo de la uña y el espejo. Sin embargo, ambas pruebas pueden ser complejas en función de la iluminación del cuarto y de la posición del espejo, por lo que no es una prueba definitiva en todas las situaciones. Los espejos semitransparentes suelen estar empotrados en la pared para que funcionen sin ser detectados.

La pared debe cubrir completamente los bordes. La iluminación del lado oculto requiere una fuente de luz más brillante que la de tu lado de la pared para que funcione. Acerca tus ojos al cristal para confirmar aun más con qué tipo de espejo estás tratando. Pon las manos alrededor de los ojos, asegurándote de que haya la menor cantidad de luz de tu lado, y mira a través del otro lado. Si hay una ligera indicación de luz detrás del espejo, o si puedes ver los contornos de los objetos detrás de él, tienes un espejo semitransparente. Un espejo semitransparente tendrá una pared vacía detrás, por lo que otro método para revisarlo es simplemente golpear el cristal. El sonido de los golpecitos en un espejo semitransparente producirá un sonido de vacío. Si la privacidad sigue siendo una preocupación considerable después de aprender lo fácil que puede ser ocultar las cámaras, hay más opciones disponibles. Tienes muchas opciones de aplicaciones disponibles en tu teléfono.

Algunas revisarán la red wifi para determinar cualquier comportamiento sospechoso en la zona, ya que todas las cámaras y equipos de vigilancia se conectan al wifi. Estas aplicaciones ayudan a detectar los nombres concernientes a los dispositivos y a identificar la marca y el modelo de estos, proporcionando una confirmación adicional de que hay una cámara oculta cerca. Con la gran cantidad de dispositivos de aplicación disponibles, muchos detectores antibichos pueden encontrar cámaras ocultas, el cuerpo de cables, GPS, etc. Hay una amplia gama de estos detectores para elegir, dependiendo de cuánto quiera gastar. Las cámaras de seguridad han recorrido un largo camino en la historia reciente. En el mundo en el que vivimos ahora, puedes encontrar una cámara de cualquier forma y tamaño. Cualquiera puede comprar o modificar una cámara e incluso colocarla donde quiera en su propiedad. Son tan avanzadas y discretas que una podría estar observándote ahora mismo.

Las primeras cámaras de vigilancia se instalaron en 1927. A partir de entonces, la vigilancia en todas sus formas ha cobrado protagonismo en todo el mundo. La evolución de las cámaras de seguridad se ha desarrollado considerablemente. Más aún desde los años 90, cuando el desarrollo y las variaciones han aumentado enormemente cada año. La aplicación y el número de cámaras de seguridad en espacios públicos han crecido tanto que en el 2021 se calculó que habrá mil millones de cámaras de seguridad en todo el mundo. Y teniendo en cuenta que la mayoría de la gente tiene un teléfono o un dispositivo informático que muy probablemente tenga una cámara conectada, se puede asumir que pronto habrá más cámaras que seres humanos en este planeta.

Y por si eso no fuera suficiente, también hay más cámaras secretas de las que ni siquiera eres consciente, que vigilan discretamente todos sus pasos, mientras estás de vacaciones, en el trabajo, en el gimnasio o incluso en tu propia casa. Las cámaras de hoy en día son tan avanzadas que hay muchas en las calles con tecnología de reconocimiento facial. Algunas están controladas por computadora, identifican un objeto, lo rastrean en su sistema y clasifican los objetos en su campo de visión. La definición de estas cámaras es tan potente que pueden hacer zum y enfocar a los objetos más pequeños. Así que cuando accedas a un cajero automático, asegúrate de cubrir siempre el teclado cuando introduzcas tu código pin. Las cámaras ocultas se usan de forma discreta, grabando a las personas mientras no se dan cuenta.

Pueden ser inalámbricas y caben dentro de todo tipo de espacios pequeños, como alarmas contra incendios, televisores y muchos más objetos en los que podría caber una cámara tan pequeña como una entrada de USB, lo que dificulta su detección. Algunos lugares en los que hay que tener cuidado con las cámaras ocultas son cuando uno se muda a un nuevo alojamiento de alquiler y cuando estás de vacaciones. Se ha informado de que se han encontrado cámaras en hoteles y en muchas otras formas de alojamiento. Es posible encontrar lugares en todo el mundo con dispositivos ocultos. En algunos países y regiones, es legal que un propietario tenga cámaras ocultas y otros dispositivos en sus instalaciones. Pero solo porque ellos pueden estar dentro de sus derechos legales en algunos casos para monitorear a su propiedad, tú todavía tienes los derechos de tu privacidad y seguridad.

También tienes la opción de hablar con tu anfitrión o propietario y preguntarle si hay cámaras ocultas. Si te sientes seguro de hacerlo, cuando les plantees la pregunta, fíjate bien en cómo reacciona, prestando mucha atención a ver cómo responde y de qué modo. Si se escandaliza por la pregunta o solo no dice nada, puede ser una indicación para abandonar el sitio de inmediato. Pero si no quieres ese incómodo intercambio, esperamos haberte dado suficientes consejos para ayudarte en lo que podamos.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas