Deja de sostener mal tu bebida y 17 cosas con beneficios ocultos

Curiosidades
hace 7 meses

Es tu fiesta de cumpleaños. Ya pediste un deseo y soplaste las velas, hora de cortar este delicioso pastel redondo. Tus invitados mueren por probarlo. Un momento. ¿Seguro que sabes cómo cortarlo? En general, la gente prefiere cortar rebanadas en forma de V. Si bien este método es muy popular, está lejos de ser perfecto. Algunos invitados no recibirán suficiente glaseado, mientras que otros recibirán demasiado. Además, los pasteles son bastante frágiles, así que las migajas pueden caer por todas partes. Este método alternativo se hizo viral por su increíble practicidad. Lo único que debes hacer es presionar una tabla de cortar grande contra el pastel con mucho cuidado. Después, corta el pastel de forma horizontal y coloca el trozo largo sobre la tabla de cortar. Ahora podrás cortar un trozo grande en varias rebanadas pequeñas para los invitados. Eso les dará la oportunidad de pedir exactamente tanto o tan poco como quieran. Esperen, ¿quién podría querer solo un poco? También evitarás que el pastel sobrante se seque demasiado pronto. Y si alguien pide más, basta con repetir el truco de la tabla de cortar tantas veces como sea necesario.

Si el número de invitados no se corresponde con el tamaño pequeño de tu pastel, existe un truco fácil para asegurarte de que todos reciban una rebanada. Corta el pastel en cubos pequeños, ponlos en moldes de papel para hornear y perfora las rebanadas con un mondadientes para asegurarte de que las capas no se deshagan. Puedes servir este canapé de pastel en una bandeja. Cuando no tengas un cuchillo a mano, el hilo dental te ayudará. Si lo haces suavemente, se deslizará con facilidad y no arruinará los adornos de glaseado. Este método también es muy útil cuando quieres cortar capas de tarta o pastel en horizontal. Por supuesto, es mejor usar hilo dental de sabor neutro si no quieres sentir sabor a menta en tu postre.

Quieres colgar algunos cuadros o diplomas enmarcados en una pared (yo tengo varios), pero se niegan a mantenerse rectos. Si usas alambre y un solo clavo, es muy probable que el cuadro quede torcido. La mejor solución es usar 2 clavos: te ayudarán a que la obra de arte siga enderezada. Además, asegúrate de que el alambre tenga el largo necesario. De lo contrario, el exceso hará que los cuadros se tambaleen en la pared. Por último, puedes utilizar esos pequeños adhesivos transparentes. Pégalos en las esquinas de tus cuadros enmarcados y evita que se inclinen. Hasta los marcadores de mejor calidad dejan de funcionar tarde o temprano, pero ese no es motivo para despedirse de ellos. Pega los marcadores alrededor del borde externo de una maceta normal. Después, rocía tu manualidad con pintura dorada. Conseguirás un jarrón glamoroso que le dará estilo a tu hogar. Para completar esta obra, puedes usar no solo una maceta, sino cualquier otro jarrón cilíndrico o latas de aluminio que coincidan con el tamaño de tus marcadores.

¿Alguna vez se te cayó una bebida caliente sobre la ropa mientras ibas del mostrador de la cafetería a tu mesa? Probablemente, sí. La mayoría de las personas rodean la taza con las manos o usan el asa. Pero ninguno de estos métodos es perfecto, ya que podrías terminar con una quemadura. Unos estudios recientes han revelado cuál es la mejor manera de tomar una taza de café para evitar derrames, y estoy seguro de que no la usas. Pon las manos en forma de garra y toma la taza desde arriba con los dedos. Así evitarás que se te queme la palma de la mano y mantendrás tu ropa libre de manchas. Además, se ve muy elegante. Por si no lo sabías, hay unas pequeñas pestañas en las puntas de tu envase de papel aluminio. La idea es que las empujes hacia adentro. Ahora, cuando saques el papel, se deslizará sin problemas, y el tubo quedará fijado en el envase.

Las zapaterías suelen vender sus productos con unos pequeños colgadores de plástico. No te deshagas de este accesorio; no es tan inútil. Si alguna vez se te mojan los zapatos, puedes usarlo para colgarlos en un radiador; así se secarán rápida y uniformemente. Este truco es especialmente útil cuando te mojas los pies de camino al trabajo. Si te gusta lavar y secar tu calzado en la lavadora para mantenerlo fresco y prolijo, sabrás que puede resultar muy ruidoso. Para evitar el sonido de piedras rodando por el tambor, pon tus zapatos y tus agujetas en una bolsa de malla para la ropa sucia. Si no tienes una bolsa para la ropa sucia, prueba con una funda de almohada. También puedes meter una toalla grande y vieja en la lavadora junto con los zapatos. Se frotarán contra tu calzado y te proporcionará una limpieza adicional. Solo asegúrate de no limpiarte la cara con esa toalla. El aerosol limpiacristales es una gran herramienta de emergencia para restaurar tus zapatos de charol. Solo tienes que rociarlo sobre tus zapatos y limpiarlos con un paño suave y seco. Ya está, brillan como un diamante.

¿Hay arrugas en tu calzado? No entres en pánico. Llénalo bien con tela para devolverles su forma original. Después, pon una toalla húmeda sobre la arruga. Pasa la plancha por la arruga suavemente, se volverá más sutil o desaparecerá por completo. Aquí tienes un consejo genial para guardar y servir hierbas frescas. Corta y mezcla diferentes hierbas. Luego, ponlas en una botella de plástico. Tápala y guárdala en el refrigerador. Ya no tendrás que picar las hierbas cada vez que cocines algo. También puedes crear un aderezo exclusivo para ensaladas. Solo tienes que añadir un poco de aceite, especias y salsa en esta botella y agitarla para mezclar todos los ingredientes. Cuando recalientas tu comida en el microondas, una parte se calienta demasiado, mientras que el resto se queda frío. Si buscaste diferentes consejos para lidiar con este problema, aquí tienes el clásico. Pon tu comida en un plato y haz un agujero en el centro, de manera tal que tu comida tenga forma de dona. De esta forma, el microondas la calentará más uniformemente. Pero no pongas el plato en el centro del plato giratorio. Para que se caliente de manera uniforme, es mejor que lo pongas en el borde exterior.

Si necesitas calentar 2 comidas al mismo tiempo, pon una taza limpia al revés en el microondas. Después, apoya tu segundo plato encima de esa taza. Ya está: es fácil y ahorra tiempo. Puedes exprimir el jugo de limón con pinzas de cocina normales. Corta el limón por la mitad y pon una mitad en las pinzas. Ahora ciérralas debajo de un bol para reunir el jugo. Agrega un poco de agua, azúcar y hielo, ¡y disfruta de tu limonada! Estás preparando palomitas en el microondas para acompañar el nuevo episodio de tu serie favorita. Después de 1 o 2 minutos de microondas, aún quedan unos granos duros en el fondo de la bolsa de palomitas. Muchos los comen por error. Morder estos pequeños traidores puede ser fatal para tus dientes. Por suerte, hay una pequeña hendidura en el fondo de la bolsa.

Esto es lo que deberías hacer. Cuando tus palomitas estén listas, no tires la bolsa. Dale la vuelta y agítala enérgicamente debajo de un bol. Todos los granos sin explotar saldrán. Ahora puedes disfrutar tu bocadillo con seguridad. Si se quemó la comida en tu horno por accidente y no quieres lidiar con los detectores de humo, aquí tienes un truco sencillo. Una de las mejores maneras de eliminar el humo rápidamente es con una toalla medio húmeda. Toma la parte seca de la toalla y sacúdela por encima de tu cabeza. La parte húmeda absorberá las partículas sólidas del humo rápidamente. No hace falta un cuchillo para pelar un kiwi, basta con cortar la parte superior y la inferior. Después, mete una cuchara grande en el interior del kiwi suavemente y gírala para separar la piel de la fruta. Listo, ya está pelado. Sin embargo, algunos prefieren comer el kiwi con piel. Es perfectamente comestible y aporta mucha fibra, ácido fólico y antioxidantes. ¡Si no te molesta la textura esponjosa, adelante! Pero no olvides lavarlo primero.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas