Jugar a las escondidas sale mal: un niño terminó en otro país

Historias
hace 7 meses

“¡Un, dos, tres por mí!” es esa frase que recordamos con nostalgia al pensar en el juego de las escondidas. Aunque es común que en este juego despierte el espíritu competitivo y el ninja interno de cada niño con tal de ganar, un chico de 15 años llevó todo muy lejos, literalmente, al terminar en otro país gracias a su escondite inesperado.

En Port Klang, Malasia, los trabajadores de un barco se desconcertaron al escuchar golpes dentro de uno de los contenedores que acababan de llegar del extranjero. Cuando lo abrieron, se encontraron con lo inimaginable: un niño de 15 años. Los empleados del puerto no pudieron averiguar quién era ese misterioso chico que, al parecer, había viajado durante seis días dentro de ese contenedor, pues no hablaba el idioma de la localidad.

Pese a pensar lo peor, resultó que el pequeño Fahim había terminado ahí por un juego de las escondidas, que no salió cómo lo esperaba. Según reveló después, se encontraba jugando a las escondidas en una ciudad portuaria en Bangladés cuando decidió ocultarse en aquel contenedor donde se quedó dormido sin darse cuenta de que lo habían subido a una embarcación que lo alejaba miles de kilómetros de su hogar.

A pesar de que Fahim fue encontrado bastante confundido por la situación y desorientado, ya que pasó seis días allí adentro sin comer ni beber nada, pronto fue atendido para que las autoridades pudieran regresarlo a su hogar. Incluso, reportes revelaron que probablemente volvería en el mismo barco, pero claro, no dentro de un contenedor.

Sin duda, los niños están llenos de sorpresas. Y aunque no todos terminan en un barco rumbo a otro país, muchos encuentran una forma de hacer el día a día más emocionante:

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas