La historia de la pareja cuya insólita norma del hotel les aguó la luna de miel

Historias
hace 5 meses

La luna de miel es uno de los momentos más esperados por las parejas que se casan, ya que supone una oportunidad de celebrar su amor y disfrutar de unas vacaciones inolvidables. Sin embargo, no siempre todo sale como se planea y a veces se pueden encontrar con situaciones desagradables que arruinan su experiencia. Este es el caso de Magdalena Brylinska-Beaton y Andrew Beaton, una pareja escocesa que reservó una estadía económica en un hotel que más bien parecía un chiste de mal gusto.

Un hotel de pesadilla

La pareja, que pagó alrededor de 1000 euros (casi 1100 dólares) por diez noches, se encontró con un hotel sucio, descuidado y con reglas absurdas. Al hacer el check-in, les dieron dos vasos de plástico de colores que debían usar para todas sus bebidas, desde el café hasta la sangría. Magdalena pensó que era una broma, pero pronto descubrió que era una norma del hotel y que tenía que lavar los vasos con su propio gel de ducha.

Pero lo más indignante fue el estado del baño de su habitación, que estaba lleno de cabellos y manchas negras. La pareja reclamó a la recepción, pero nadie les hizo caso. Magdalena tuvo que comprar productos de limpieza y fregar ella misma la ducha y el lavabo. Cuando al fin vino alguien a limpiar, solo sacó un puñado de cabello de la ducha y lo tiró a la papelera del baño.

La pareja no soportó más y decidió cambiar de hotel, aunque eso implicara perder el dinero que habían pagado por adelantado. Solo les devolvieron 11 euros por impuestos turísticos. En el nuevo hotel, pudieron relajarse y disfrutar de su luna de miel como habían planeado, pero quedaron con un mal recuerdo del sitio anterior. Magdalena dijo que había aprendido la lección: “Si reservas barato, es un desastre”.

La historia de Magdalena y Andrew nos muestra que a veces las vacaciones pueden convertirse en una pesadilla por culpa de un mal servicio o de una mala elección. Sin embargo, también nos enseña que se puede salir adelante y buscar una solución alternativa para no dejar que nada arruine un momento tan especial como la luna de miel.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas