Los usas a diario, pero no como deberías

Curiosidades
hace 4 meses

¿Cuántas funciones hay en tu auto de las que nunca habías oído hablar? Hoy en día, la mayoría de los autos utilizan un código de colores debajo del capó. Así es más fácil saber lo que hay que revisar, como la varilla de nivel, el tapón del aceite o el líquido refrigerante. Incluso puedes echar un vistazo al líquido de frenos y del parabrisas. Pero será mejor que dejes todo lo que sea negro o gris en manos del mecánico. ¿Has visto el copo de nieve en el tablero del auto? Si creías que está ahí para indicar que se acercan las vacaciones de invierno, estás equivocado. Es un sensor que indica la temperatura exterior. La luz se enciende cuando hay una advertencia en la carretera debido a un descenso brusco de la temperatura.

A veces incluso emite un aviso sonoro o una advertencia de que las carreteras pueden estar heladas en el tablero, para que puedas adaptar la velocidad o cambiar los neumáticos de ser necesario. También existen instrumentos especiales para el verano, como las viseras. Puede que tu auto cuente con otra ventaja adicional. Probablemente ya sepas que se pueden desplazar hacia el costado cuando no tienes el sol de frente, pero algunas viseras también pueden extenderse y dar más sombra. Sin embargo, si no puedes alargar la tuya, existe una solución sencilla: puedes comprar un extensor, e incluso puedes conseguirlo en Internet. Se acopla a la visera o ventana para protegernos mejor del sol y darnos una mejor visibilidad.

Ahora veamos qué secretos ocultos hay en nuestro hogar. No hace falta ser un genio, pero existe una forma incorrecta de hacer hielo, y es probable que no estés usando la bandeja para hielo como se debe. Tienen esa forma particular porque hay que llenarlas hasta que el agua cubra la parte superior. Esto hará que puedas sacar los cubitos más rápido, ya que esa capa se agrieta al girar la bandeja y los cubitos sobresalen. Así es más fácil recogerlos para poder disfrutar más rápido de tu bebida. Si el calor del horno es demasiado alto o necesitas ajustar la temperatura para preparar algún platillo, existe una manera fácil de ajustarlo. Las perillas deberían tener unos tornillos de calibración en la parte posterior. Saca la perilla de plástico y ajústala a tus preferencias. Tan solo asegúrate de desconectar el horno de cualquier fuente de energía antes de hacerlo.

¿Sabes qué tienen en común tu estufa y tu auto? Puedes abrirlos si quieres echar un vistazo o hacer algo de limpieza. Si te fijas bien, verás dos bisagras situadas en las esquinas de la parte de atrás. Podrás levantar las rejillas fácilmente y limpiar toda la suciedad acumulada. ¿Te has preguntado alguna vez por qué el pegamento no se adhiere al interior de la botella? La respuesta es un poco compleja, ya que depende del tipo de pegamento, pero la respuesta sencilla sería que no tiene aire dentro. El pegamento PVA contiene agua y unas moléculas llamadas polímeros. Cuando el pegamento está afuera, el agua se evapora y solo quedan los polímeros pegajosos. Con el pegamento extrafuerte ocurre más o menos lo contrario: tiene una sustancia química que se solidifica en cuanto entra en contacto con los vapores de agua del aire.

¿Sabías que Microsoft Word tiene una función para las referencias y la bibliografía? No solo es útil para hacer un seguimiento, sino que además formatea automáticamente toda la información. Si te gustan las plantas de interiores, aquí tienes una forma fácil de averiguar si necesitan que las riegues: mete el dedo en la tierra. Podrás darte cuenta más fácilmente que observando la superficie de la planta. Si metes el dedo en la tierra de 5 a 7 centímetros y sientes que está seca, lo más probable es que la planta necesite agua. Sin embargo, este truco funciona mejor con plantas en macetas pequeñas, ya que no son tan profundas. En cualquier caso, siempre es mejor investigar qué necesita la planta en cuanto a riego y luz solar antes de decidir qué hacer. Y ten cuidado con dañar las raíces.

Seamos sinceros, hay ropa que usas prácticamente todos los días, mientras que otras prendas se quedan olvidadas en el fondo del armario. Existe una forma de diferenciarlas. Para empezar, pon todas las perchas al revés. Si quieres poner más esfuerzo en este proyecto, puedes colocar un poco de cinta aislante en las perchas y escribirles la fecha de inicio. El paso siguiente es bastante obvio: cada vez que te pongas prenda, dale la vuelta a la percha para que quede mirando hacia adelante. Después de seis meses o un año, deberías considerar donar o vender todas las prendas a las que aún no les hayas dado la vuelta. Otra manera de utilizar las perchas para ayudarte a organizar tu guardarropa es usarlas para tus bufandas.

No se arrugarán, quedarán más visibles y te será más fácil darte cuenta de cuáles usas realmente y a cuáles deberías decirles adiós. Si quieres contar con más espacio en el armario, sobre todo para los cambios de estación, consigue unas bolsas de almacenamiento al vacío. Después, dobla tus prendas u otras telas (como la ropa de cama o las mantas) y guárdalas en las bolsas. Enciende la aspiradora, coloca la boquilla en el cierre de la bolsa y quita todo el aire. Esto hace que la ropa ocupe menos espacio y la mantiene limpia, seca y libre de polillas. Si tienes un canasto vacío y sin usar, puedes reutilizarlo como lámpara. Los canastos de mimbre son los que mejor funcionan.

Solo tienes que hacer un pequeño agujero en la parte inferior y agregarle una lámpara colgante. Incluso puedes pintarlo a mano o con aerosol si lo quieres de un color determinado. Otra forma de reutilizar cosas en la casa es usar los frascos de galletas para guardar las bolas para la secadora, pero también tienes muchas otras opciones. Puedes usar hojas de secadora para limpiar el polvo de las pantallas, como las de las computadoras, las laptops o la televisión. Estos dispositivos están cargados eléctricamente, por lo que suelen atraer muchas partículas de polvo. Las hojas de secadora reducen la adherencia estática, así que no solo eliminarán el polvo, sino que también evitarán que se adhiera a estas superficies. Aunque no lo creas, estas hojas pueden ser útiles si tienes un mal día de cabello. Ayudan a controlar esos pelos rebeldes cuando el frizz está fuera de control. Pasa una de esas hojas desde la raíz hasta las puntas y sorpréndete.

Si te gusta mucho el aroma de un jabón en particular y quieres que tu ropa huela igual, te contaré qué puedes hacer. Coloca el jabón en un paño y luego ponlo entre tus prendas. Tus camisas olerán de maravilla cada vez que te las pongas, y también podrás ahorrar en suavizante. No sé si a tu lavadora le pasa lo mismo, pero la mía se sacude demasiado. Si la tuya tiende a moverse de su lugar, sobre todo durante esos intensos ciclos de centrifugado, es porque no está bien fijada al suelo. Lo bueno es que la mayoría de las lavadoras modernas pueden autonivelarse, ya que vienen con un par de patas. Basta con levantar la parte trasera para que las patas caigan y puedas asegurarlas en su lugar una vez que queden niveladas.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas