Mi esposo y yo llevamos tiempo peleando por su pésima higiene , así que voy a darle una lección

Historias
Hace 3 semanas

En la vida matrimonial, los pequeños detalles pueden convertirse en grandes puntos de discusión. Para una pareja con dos niños pequeños, la rutina nocturna de ducha se ha convertido en un tema de debate constante. Mientras ella es una obsesiva de la limpieza y madre dedicada, él es un mecánico diésel que llega a casa con las secuelas del trabajo. ¿Cómo encontrarán un equilibrio entre el cansancio, la higiene y la comodidad familiar?

“Mi esposo y yo tenemos un problema constante con que se vaya a la cama sin haberse duchado. Le he hablado muchas veces y le he dicho que no quiero que se acueste sin haberse duchado. La razón es que, primero, la higiene; segundo, él es un mecánico pesado que regresa a casa llena de combustible diesel. Se lava tanto como puede en el trabajo, pero aun así llega a casa y puedo ver claramente el diesel en su piel. Siempre encuentra la excusa de que está demasiado cansado y que no puede dormirse inmediatamente después de ducharse. ¡Pero definitivamente se duerme inmediatamente después de su ducha!

Constantemente discutimos por esto porque estoy harta de lavar las sábanas cada dos días debido a las manchas y el olor que dejan. Él me hace sentir como si estuviera pidiendo demasiado y como si fuera una mala esposa por no dejarlo dormir lo suficiente.”

“(Tenemos 2 hijos, uno de 1 año y otro de 2 meses. Entiendo que está cansado por el trabajo y luego ayudándome donde puede con los niños, pero es solo higiene básica. También soy muy pulcra y personalmente me ducho dos veces al día porque odio sentirme pegajosa después de correr con mi hija).

¿Estoy siendo una mala persona por exigirle que se duche antes de acostarse?”

La higiene es algo básico, más aún cuando hablamos de la convivencia, por eso desde Genial.guru queremos darle algunos consejos a esa mujer desesperada:

  • Comprensión mutua: Reconoce sus razones para estar cansado y tratar de entender su perspectiva. Esto puede ayudar a encontrar un punto medio en la situación.
  • Soluciones prácticas: Busca soluciones juntos. Por ejemplo, podrían considerar que se duche temprano en la tarde o justo al llegar a casa para evitar el cansancio nocturno.
  • Higiene compartida: Habla sobre la importancia de la higiene familiar y cómo afecta a la salud y comodidad de todos en casa, especialmente con niños pequeños.
  • Compromiso y paciencia: El cambio de hábitos no siempre es fácil. Dale tiempo y apoyo a tu esposo mientras intenta ajustar su rutina de ducha.
  • Respeto mutuo: Mantén el respeto y la comprensión en todo momento. Evita que la discusión se vuelva personal y enfócate en resolver el problema juntos como equipo.
Imagen de portada Sea-Mousse2216_ / Reddit

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas