Nunca te pares debajo de este árbol cuando llueva

Curiosidades
hace 6 meses

En Florida y algunas partes de la costa del Caribe, puedes encontrar un árbol inusual. Por fuera no parece nada del otro mundo: un tronco gris, hojas verdes y frutos similares a manzanas pequeñas. Pero recuerda: no toques esas “manzanas”, y jamás te pares junto al árbol, sobre todo si está lloviendo. Este es el árbol manchineel, y es considerado el árbol más peligroso del mundo. Su tronco, corteza, ramas y frutos contienen un líquido venenoso. Una gota de este ácido líquido y corrosivo puede dañar tu piel... y mucho. El árbol secreta este líquido y, si lo tocas por accidente, corres el riesgo de quemarte la mano.

Cuando llueve, las gotas de agua caen sobre el árbol y se mezclan con el veneno. El agua también puede rebotar de la corteza y tocar tu piel, así que tampoco debes acercarte. Casi no hay arbustos u hongos en los alrededores, los animales evitan estos árboles y la gente no los tala ni arranca sus frutos. No se puede hacer una fogata con sus ramas: la madera quemada emite un humo venenoso que puede dañar los ojos. Los lugareños los conocen bien, pero los turistas y los viajeros pueden lastimarse por accidente. Por eso, la mayoría de los árboles de manchineel están marcados con pintura o tienen una señal de advertencia.

Para ver el siguiente árbol sorprendente, debemos visitar el lugar más húmedo de la Tierra. Bienvenidos al pueblo de Mawsynram, en la India. El golfo de Bengala no está muy lejos, y toda la humedad que se condensa allí se desplaza hacia el pueblo. Debido a esto, el pueblo vive literalmente en una enorme nube húmeda, y las lluvias rara vez se detienen. Curiosamente, la gente se ha adaptado a la vida en un lugar como este: caminan y trabajan bajo unos paraguas caseros especiales hechos con juncos. Pero lo mejor son los puentes. Se construyen para que la gente pueda desplazarse por el pueblo. A causa de las interminables lluvias, aquí es imposible hacer puentes y carreteras normales. Los materiales de construcción no tienen tiempo de solidificarse: el agua los erosiona y los convierte en papilla.

Por suerte, esta zona cuenta con una vegetación muy rica; por ejemplo, los árboles del caucho. Sus fuertes raíces no crecen bajo tierra, sino en la superficie. Con la ayuda de armazones y sujeciones especiales, la gente ha aprendido a controlar el crecimiento de estas raíces. Supongamos que un árbol está junto a un pequeño pozo y que se necesita construir un puente de un extremo a otro. Hay que dirigir las raíces del árbol en la dirección necesaria. Con el tiempo, las raíces penetran en el suelo y se fortalecen bajo los interminables chaparrones. Hacen falta unos 15 años para crear un puente. Uno de los árboles más coloridos del mundo crece en las cálidas selvas tropicales del sudeste asiático. A diferencia de otros árboles con hojas de colores, este tiene un tronco colorido y brillante. Desde lejos, parece como si alguien hubiera derramado diferentes pinturas sobre él. Los colores brillan como gotas de gasolina sobre el asfalto.

El patrón es tan hermoso y brillante que es difícil creer que fue creado por la naturaleza. Se llama eucalipto arcoíris. Los colores de su tronco cambian constantemente, dependiendo de la época del año. Al principio hay más tonos verdes brillantes; luego, son sustituidos por el rojo, el naranja y el púrpura. El último color es el marrón, y después este ciclo de colores se repite. El siguiente árbol crece en Estados Unidos. Para encontrarlo, hay que conducir por la carretera de Vashon. La carretera está rodeada por un denso bosque. Continúa hasta ver una parada de autobús, ese será el momento de abrirte paso entre la espesura.

Arbustos, tierra, ramas, el canto de los pájaros y... ¡eso es todo! Te encuentras con un árbol bastante ordinario. Hay cientos de árboles similares a tu alrededor. Pero mira hacia arriba y verás por qué este es tan único. Hay una bicicleta roja y oxidada incrustada en el tronco. Parece como si hubiera crecido dentro del árbol, literalmente. Una de las ruedas y el manubrio siguen siendo visibles, mientras que todo lo demás ha sido devorado por el árbol. Ahora, la bicicleta parece parte del bosque. El árbol lleva más de 50 años creciendo de esta manera. Todo comenzó en 1954. Un niño recibió una bicicleta, pero no estaba muy contento con el regalo, debido a sus neumáticos delgados y su manubrio incómodo. Un día, el niño olvidó la bicicleta en el bosque mientras jugaba con sus amigos. La dejó apoyada en un árbol joven y se fue a casa. El árbol siguió creciendo y, tiempo después, la bicicleta pasó a formar parte de él.

Los árboles más grandes del mundo son las secuoyas. Y una de ellas, una secuoya gigante, es la más grande de todas. Crece en el Parque Nacional de las Secuoyas, en California. El árbol se llama General Sherman y tiene más de 2000 años. Su volumen es de 1500 m3, ¡lo que equivale a la mitad del tamaño de una piscina olímpica! Una casa con varias habitaciones, baños y un amplio salón cabría fácilmente dentro del árbol. A pesar de su edad, el General Sherman no está ni cerca de ser el árbol más antiguo. En el parque hay secuoyas de más de 3000 años. El árbol más alto del mundo también crece en California, y también pertenece a la familia de las secuoyas. Se llama Hyperion ¡y su altura alcanza los 115 metros! ¡Eso equivale a un tercio de la altura de la Torre Eiffel!

El árbol más antiguo del mundo es un pino longevo de la Gran Cuenca. ¡Tiene casi 5000 años! Ya crecía en los tiempos del Antiguo Egipto y la Antigua Grecia. Pero no mucha gente lo ha visto, quizá esa sea una de las razones por las que ha sobrevivido hasta nuestros días. El árbol crece en condiciones muy duras. Durante miles de años ha sido azotado por fuertes vientos fríos, pero esto solo ha hecho que su madera sea más resistente. Además, debido a las malas condiciones climáticas, ha crecido muy lentamente, lo que también ha contribuido a su longevidad. Gracias a su lento crecimiento y su densa madera, ahora no teme a los insectos, los hongos, la podredumbre o la erosión. Y la falta de vegetación alrededor del pino longevo hace que esté protegido de los incendios forestales. Su ubicación exacta se mantiene en secreto para que nadie pueda hacerle daño.

Por cierto, los árboles aparecieron en nuestro planeta hace unos 385 millones de años. Algunos de ellos siguen creciendo en colonias que se clonan a sí mismas. Esto significa que, en lugar de un árbol viejo, aparece uno nuevo con una estructura genética similar. En la actualidad existen unos árboles cuyos “árboles genealógicos” nacieron en la época de los dinosaurios. Parecen haber sido arrancados del suelo, puestos patas arriba y plantados de nuevo. Los baobabs son algunos de los árboles más bellos de la región central del sur de África. Sus ramas crecen de esta forma tan inusual porque son muy finas para la amplia circunferencia del árbol. Sus troncos recuerdan a esponjas: se expanden y absorben la humedad durante la temporada de lluvias. Los elefantes beben esta humedad durante las sequías: arrancan partes del árbol para saciar su sed. Por las noches, sus flores florecen. Huelen a leche agria y atraen a los murciélagos.

Este árbol parece una botella, ¡no es de extrañar que se llame árbol botella! Crece en Namibia y atrae a muchos turistas. Pero no te acerques demasiado, ya que es uno de los más peligrosos de la Tierra. Un jugo lechoso fluye dentro de su tronco, y es altamente tóxico para el cuerpo humano. El lado Genial es que tiene unas hermosas hojas blancas y rosadas con un centro rojo. Hay un árbol que crece en el oeste de Australia y que en el pasado fue utilizado como prisión. Durante mucho tiempo existió una celda para criminales en el interior del Boab Prison Tree. Las personas no pasaban mucho tiempo dentro, solo una noche. Después, eran trasladadas a su destino final. La “prisión” se construyó hace más de 1500 años y se ha conservado a la perfección hasta la actualidad. Los turistas que visitan este lugar pueden echar un vistazo a su interior.

Uno de los árboles más asombrosos del mundo es conocido como “el árbol de la vida”. Crece en el desierto de Bahréin y lleva más de 400 años en la cima de esta colina arenosa, rodeado de kilómetros de arena. Aquí hace mucho calor y no hay humedad. A pesar de ello, el árbol tiene hojas verdes y sigue creciendo. Hasta ahora, los científicos no han averiguado cómo obtiene la humedad y los nutrientes. Solo hay lugares con depósitos de petróleo a su alrededor. Los lugareños creen que es un árbol sagrado; después de todo, es prueba de la magia de la vida y el poder de la naturaleza. Algunos científicos están seguros de que todo se debe a las raíces: llegan tan profundo que alcanzan fuentes de agua subterráneas.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas