¿Por qué solo la Tierra es habitable?

Curiosidades
hace 4 meses

¡Sube! ¡He preparado un recorrido por los demás planetas compañeros de la Tierra! Empecemos por Mercurio, el más pequeño del sistema solar. Durante el día, la temperatura en su superficie puede alcanzar los 430 ˚C. Y durante la noche, puede bajar a −180 ˚C. Las temperaturas aquí son muy extremas porque el planeta no tiene atmósfera. En lugar de esta, Mercurio tiene una delgada exósfera. Esa es una de las razones por las que no es habitable. Las temperaturas y la radiación solar son demasiado extremas para que cualquier organismo pueda sobrevivir ahí.

Ahora, imaginemos que hubiera una forma de vivir en Mercurio. Entonces, ¿cómo sería la vida ahí? Su superficie se parece a la de la Luna. A lo largo del tiempo, los meteoritos dejaron muchas marcas en ella. A diferencia de la superficie de la Luna, la de Mercurio es de color marrón grisáceo. Ahora, mira hacia arriba. El Sol en Mercurio se vería casi tres veces más grande que en la Tierra. Y la luz solar sería casi siete veces más brillante. Me pregunto qué tipo de lentes de sol usaría la gente si viviera ahí. ¿Puede aparecer vida en este planeta en el futuro? No te hagas ilusiones: es muy poco probable.

Ahora, ¿qué te parece aterrizar en Venus? Podrías pensar que el planeta más caliente de nuestro sistema solar es Mercurio, ya que es el más cercano al Sol. Pero en realidad, este título es para Venus. ¿Qué es lo que lo hace hervir? La principal razón es su atmósfera. Está compuesta casi en su totalidad por dióxido de carbono. La atmósfera es tan densa que hace que el planeta se caliente sin parar. Básicamente, los gases de la atmósfera impiden que la radiación térmica salga de Venus. Así que el planeta simplemente no puede enfriarse: el agua de su superficie se convierte constantemente en vapor. Si su superficie fuera comida, su atmósfera sería el microondas. Por eso las temperaturas en este lugar pueden llegar a los 465 ˚C.

¿Cómo sería vivir en Venus? En la Tierra, las estaciones cambian debido a la inclinación del planeta. Pero Venus no experimenta ningún cambio significativo a lo largo del año. Las cosas son bastante constantes por la noche y también durante el día. ¿Y qué hay de la visión del cielo? Las nubes de Venus tienen un aspecto amarillo o blanco brillante. En su mayoría, están hechas de ácido sulfúrico venenoso. Pero entonces, ¿por qué Venus aparece de color naranja rojizo cuando se lo mira desde la Tierra? Hablar de los verdaderos colores de los planetas puede ser un asunto complicado. La tonalidad de un cuerpo espacial puede ser diferente cuando se lo mira desde otro planeta. Si viajáramos hasta Venus, nos recibiría una superficie de color marrón rojizo. Las moléculas de dióxido de carbono y ácido sulfúrico bloquean la luz solar que llega a la superficie de Venus. De ahí el color rojizo anaranjado del planeta.

Ah, ¿y sabes que a Venus se le suele llamar el gemelo de la Tierra? Ambos planetas tienen casi el mismo tamaño. Ambos poseen superficies relativamente jóvenes y atmósferas espesas con nubes. Además, la órbita de Venus es también la más cercana a la Tierra. Eso podría hacer pensar en la posibilidad de vida en Venus. Y siento darte esta noticia, pero no. Venus no es habitable.

El siguiente destino es Marte. A diferencia de Venus, Marte tiene estaciones debido a la inclinación del planeta sobre su eje. También tiene un efecto estacional secundario causado por su órbita altamente elíptica. El hemisferio sur tiene inviernos más fríos y veranos más calurosos que los del hemisferio norte. La temperatura media en Marte es de −60 ˚C. Pero las temperaturas también pueden variar desde los polos hasta el ecuador, e incluso en una misma semana. Aun así, no está tan mal comparado con los dos planetas anteriores, ¿no? Bien, ¿y Marte es habitable? La cosa número 1 de la que debe preocuparse un organismo vivo aquí es la radiación espacial. La Tierra tiene un campo magnético y una gruesa atmósfera para proteger su superficie de la radiación. Marte no tiene ni lo uno ni lo otro. La gravedad del planeta es un tercio de la de la Tierra. Por lo tanto, una gravedad más débil y una atmósfera más delgada hacen que sea más difícil para cualquier ser vivo sobrevivir en el planeta rojo.

En 2013, la NASA informó de un antiguo lago de agua dulce que podría haber sido un entorno hospitalario para la vida microbiana. Ahora hay pruebas de que en Marte fluyó alguna vez agua líquida. Esta confirmación sugiere que este planeta podría haber tenido el entorno necesario para albergar vida. Pero ¿qué pasó con el agua en Marte? La explicación más popular es que la atmósfera del planeta se volvió demasiado fina y fría para mantener el agua líquida en la superficie de Marte. La desaparición del agua también podría estar relacionada con la pérdida de los primeros campos magnéticos. O la razón podría ser el tamaño del planeta rojo. Marte es probablemente demasiado pequeño para mantener agua. Así que, por ahora, no es habitable. Pero como los científicos siguen enviando misiones a este, tal vez encuentren alguna información nueva. Esperemos y veamos.

Ahora, Júpiter. ¿Te has preguntado alguna vez cómo sería vivir en el planeta más grande de nuestro sistema solar? El entorno de Júpiter es un lugar poco probable para albergar vida. Las temperaturas de este planeta y su composición son demasiado extremas para que aparezcan organismos en él. Tiene capas de gas, principalmente hidrógeno y helio. Estos gases llenan todo el planeta. Literalmente, no hay una superficie sólida en él. Los gases llegan hasta el núcleo. Por debajo de la superficie, se vuelven líquidos y se convierten en plasma, porque la presión atmosférica ahí es mucho más intensa que en cualquier lugar de la Tierra. Para ponerlo en perspectiva, un organismo en Júpiter tiene que resistir 1000 veces más presión atmosférica que en la Tierra. ¿Puede un ser vivo sobrevivir en esas condiciones? Es poco probable. Júpiter es completamente inhabitable. Pero ¿has oído que su luna, Europa, podría ser una posible zona habitable?

Cambio de escenario: Saturno. Es el segundo planeta más grande de nuestro sistema solar. Al igual que Júpiter, Saturno es una gigantesca bola de gas formada principalmente por hidrógeno y helio. ¿Y la temperatura allí? Es gélida. Además, ahí hay vientos extremadamente potentes. Los vientos en la atmósfera superior de Saturno alcanzan una velocidad de 490 metros por segundo. Comparémoslos con las tormentas en la Tierra para tener una mejor comprensión. El huracán más fuerte jamás registrado en la Tierra se movía a 107 metros por segundo. Así pues, la respuesta a la pregunta “¿Hay vida en Saturno?”, parece bastante obvia, ¿no? La vida, tal como la entendemos, no existe ahí.

La siguiente parada es Urano, uno de los mayores gigantes de hielo. Su atmósfera está dominada por el hielo. Pero no es la única razón que provoca el color azul del planeta. También es el metano de la atmósfera, que absorbe la luz roja y refleja el azul. Lo mismo ocurre con Neptuno. Urano es el planeta más frío del sistema solar. Las temperaturas ahí pueden ser tan bajas como −224 ˚C. La vida en la Tierra necesita la luz del Sol para obtener energía. Pero en Urano no hay nada que pueda producir energía para que las formas de vida prosperen. La conclusión es que este planeta no tiene el entorno necesario para sustentar la vida. Nos dirigimos a Neptuno, el segundo gigante de hielo. ¿Qué hay del planeta más alejado del Sol? Obviamente, es increíblemente frío. No hay una fuente de energía que la vida bacteriana pueda explotar ni una fuente de agua líquida. Actualmente, los científicos creen que es poco probable encontrar vida en Neptuno debido a estas condiciones tan poco amigables.

Entonces, ¿qué hace que nuestro planeta sea habitable? Y no me refiero solo a la vida humana, sino a cualquier organismo vivo, ¡incluso los microbios! La vida requiere condiciones muy especiales para existir. Todos los seres vivos necesitan algún tipo de alimento, agua y la temperatura adecuada para desarrollarse. La atmósfera es un elemento vital. Los seres humanos, por ejemplo, necesitan oxígeno para respirar. Y solo pueden sobrevivir en temperaturas que no sean extremadamente calientes o frías. Otra cosa es la gravedad. Todos los demás planetas que he mencionado no tienen exactamente las mismas condiciones que la Tierra. La vida ahí probablemente sería diferente a la que tenemos aquí. Todos los seres vivos de la Tierra se han adaptado a su atmósfera. Y las formas de vida en otros lugares tendrían que ser capaces de sobrevivir en las condiciones de ESE planeta.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas