Profesor fríamente despedido porque a sus estudiantes les ofende la biología

Historias
hace 7 meses

Este profesor de la una universidad comunitaria de Texas, fue abruptamente despedido por lo que muchos podrían considerar la injusticia más políticamente correcta del año y, después de que algunos de sus estudiantes se retiraron de su clase de reproducción humana, se enteró de que los conceptos científicos que enseñaba, eran ofensivos. Aquí te contamos su historia.

A lo largo de los últimos años, distintos movimientos sociales han ganado fuerza, lo que ha sido un gran acontecimiento para personas que, en el pasado, se vieron afectadas negativamente ante la cosmovisión alegadamente androcentrista que dominaba gran parte del mundo.

Ahora, las personas pueden expresarse más libremente o luchar por lo que piensan sin temor a la censura. Sin embargo, todo lo bueno tiene sus defectos y, en ocasiones, se dan casos que nos hacen preguntarnos dónde dibujar los límites a las creencias sociales.

Un caso como este, surgió en junio de este año cuando el profesor Johnson Varkey, fue acusado por la universidad donde enseña, St. Philip’s College, de impartir discursos misóginos, religiosos y ofensivos para la comunidad LGBTQ+. ¿Cuál fue su crimen? Enseñar biología.

El profesor cuenta cómo en noviembre de 2022, durante su clase de reproducción humana, él mencionó cómo el sexo de las personas es determinado por los cromosomas X e Y. Además, durante la lección, expresó el hecho científicamente comprobado de que la vida comienza en la concepción.

Él supone que estos datos fueron los culpables de lo que terminaría en la repentina terminación de su contrato, puesto que fue después de esta lección en específico, que cuatro de sus estudiantes, molestos, abandonaron su clase.

Sin embargo, nadie se tomó la molestia de informarlo del proceso. Pocos meses más tarde, lo único que el profesor escucharía de parte de la universidad, sería un mensaje por correo electrónico donde le comunicaba que se había abierto una investigación sobre la ética de su enseñanza.

Al leer este mensaje, el profesor se apresuró a preguntar cuáles eran las quejas que tenía en su contra, a lo que la institución se limitó a decirle que Recursos Humanos lo contactaría para ofrecerle más información.

Eso nunca pasó y, al contrario, algún tiempo después, recibió un correo con la notificación de la terminación de su contrato tras haber llegado a la conclusión de que su curso tenía contenidos ofensivos e inaceptables.

Estas acusaciones resultaron especialmente inesperadas para el profesor, puesto que estas quejas llegan por primera vez en su carrera y tras haber enseñado anatomía y fisiología humana a más de 1500 estudiantes desde 2003.

Lo que es más, en su historial como profesor, no ha habido más que halagos por su impresionante labor educativa. Además, Varkey hace hincapié en el hecho de que ha sido muy estricto en nunca discutir opiniones personales ni religiosas con sus estudiantes.

Ante lo sucedido, el profesor ahora ha presentado una carta para apelar la decisión de la universidad y pide ser reincorporarlo, dado que lo único que hizo fue enseñar “conceptos básicos y ampliamente aceptados de biología”, puesto que los cromosomas X e Y, sí determinan el sexo biológico de una persona.

No obstante, aparentemente enseñar estos conceptos implica “ir más allá de los límites de la libertad académica”, según la universidad, y pueden resultar “ofensivos para muchas personas”. Sin embargo, para los abogados del profesor, esto no es más que el resultado de una “tóxica” cultura de cancelación.

Imagen de portada CBN News / YouTube

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas