Un hombre hace videos para acompañar y enseñar a quienes no tienen padre

Historias
hace 5 meses

La ausencia de una figura paterna es una realidad desafortunada para muchos. Sin embargo, hay personas que deciden tomar acción y marcar la diferencia. Este valiente hombre ha encontrado una forma de llenar ese vacío a través de las redes sociales, convirtiéndose en el padre que tantos anhelaron tener.

Rob Kenney es un amoroso y responsable padre de familia. Sin embargo, para él las cosas no fueron tan fáciles. Cuando era pequeño, sus padres se divorciaron. Su madre fue declarada no apta para cuidarlo a él y sus hermanos, por lo que quedaron en custodia de su papá.

Su padre, pronto, consiguió una novia y solía desaparecerse semanas enteras de su hogar. Rob tenía solo 14 años cuando su papá dijo que simplemente ya no quería tener hijos y los abandonó. Tuvo que mudarse con su hermano y juró que nunca permitiría que sus hijos pasaran por un dolor similar. Y así lo cumplió. Formó su propia familia y junto a su esposa, es papá de dos hijos, para los que siempre ha estado presente, criándolos como dos adultos responsables.

Pero Kenney sabía que podría hacer mucho más y fue así que comenzó con su proyecto “Dad, How do I?” (Papá, ¿cómo lo hago?). En sus redes sociales, sube videos para quienes, como él, no cuentan con una figura paterna en sus vidas

Así, enseña todo tipo de cosas que los papás suelen enseñarle a sus hijos mientras crecen. Por ejemplo, cómo cocinar diversas recetas, atar una corbata, cambiar el aire a una llanta y reparar cualquier cosa de la casa. Además, también ofrece consejos, palabras de aliento para quienes las necesiten y los típicos chistes e historias de papá.

El impacto de su canal ha sido sorprendente, alcanzando más de 4.5 millones de suscriptores. Muchos de ellos, como Rob, fueron abandonados por su padre, sufrieron sus pérdidas o tienen uno que simplemente no cumple con su función.

Por diversas razones, sus seguidores, sin duda, logran un vínculo con Kenney y no dudan en expresar su gratitud y admiración en los comentarios. “¡No puedo creer que un hombre que no conozco me haya dedicado más palabras que mi propio padre!”, “Estás llenando un hueco que siempre había permanecido vacío. Gracias”.

Así es como de la manera más comprensiva y amorosa, un youtuber logra suplir por momentos esa figura en la vida de sus espectadores. Su presencia en línea se ha convertido en mucho más que un simple canal de YouTube, es un gran consuelo para aquellos que nunca tuvieron la suerte de contar con un guía paterno en sus vidas.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas