Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Escenas incómodas de películas que a los actores les gustaría olvidar, pero no pueden

A menudo, tenemos la sensación de que la vida de los actores es una fiesta sinfín. Charlas interesantes, buenos honorarios, fama y el amor de todo el mundo: puedes actuar a gusto. Pero casi nadie se detiene a pensar en que, a veces, los actores se ven obligados a hacer cosas poco agradables y recuerdan algunos episodios de su vida profesional con claro estremecimiento.

Genial.guru leyó sobre la experiencia de algunas estrellas de Hollywood y puede afirmar con rotundidad que no le gustaría estar en su lugar. Al llegar al final de este artículo, podrás descubrir cómo Arnold Schwarzenegger forzó a Sylvester Stallone a probar un papel del que este último todavía se lamenta.

1. Alyson Hannigan — Cómo conocí a tu madre

Durante el rodaje de la serie Cómo conocí a tu madre, Alyson Hannigan y su pareja de reparto Jason Segel se convirtieron en amigos y, sin mucho esfuerzo, lograban interpretar a los enamorados. Pero a la actriz se le hacía duro rodar las escenas con besos. Jason fumaba a menudo y ella no soportaba el olor a tabaco, por lo cual, en los momentos cruciales, dudaba y parecía tensa. “Odio el humo del cigarrillo”, contó más tarde Alyson, “es como besar un cenicero. Y aunque Jason trata de ser amable y recurre a la goma de mascar o menta, eso no ayuda”. Al final, para salvar la situación y ayudar a su colega, Jason juntó toda su fuerza de voluntad y dejó de fumar.

2. George Clooney — Batman y Robin

Los espectadores no apreciaron bien el trabajo de interpretación de George Clooney en la película Batman y Robin y, después, durante mucho tiempo, debatieron sobre los detalles de su traje en las redes sociales. El actor se sentía tan incómodo que durante mucho tiempo se disculpó por la destrucción de la imagen del superhéroe y los pezones ridículos que aparecían en el traje del hombre-murciélago.

Dieciséis años después, en una entrevista sobre la película Gravedad, se le preguntó a Clooney qué traje le había parecido más cómodo, si el de astronauta o el de Batman. A lo que el actor respondió: “Seamos sinceros: el traje del astronauta fue incómodo solamente para mí, mientras que el de Batman, para todo el mundo. Ni siquiera a los niños pequeños les gustó la película. Todavía recibo patadas por parte de aquellos que en su infancia vieron a mi Batman. Aunque yo ni siquiera sospechaba que habían colocado esos estúpidos pezones en el traje hasta que se estrenó la película”.

3. Jason Statham — Muerte anunciada (Crank)

Jason Statham confiesa que, durante el rodaje de Muerte anunciada, tuvo que tomar muchas bebidas energéticas. Esto en sí no fue una tarea fácil, ya que, en grandes cantidades, Red Bull provoca un efecto muy potente. Pero lo más horrible, según el actor, era tomar la bebida y después comer dulces: tras una toma, tenía que meterse en la boca una barra de chocolate o un puñado de caramelos TicTac.

4. Halle Berry — Fiebre salvaje

Halle Berry reconoció que, después de trabajar como modelo, le resultó muy complicado ganarse la confianza de los directores de cine. Por eso, para interpretar el papel de una drogadicta en la película Fiebre salvaje, la actriz tomó medidas extremas. La joven renunció a la ducha y durante todo el tiempo que duró el rodaje (alrededor de 8 semanas) no se acercó al agua. Más adelante, al recordar esa experiencia, Berry la calificó de terrible, especialmente porque no podía asearse algunas partes importantes de su cuerpo.

5. Liam Hemsworth — Los juegos del hambre

En una entrevista, Liam Hemsworth admitió que, para él, las escenas más incómodas en Los juegos del hambre fueron los besos con la protagonista. “Jennifer es una de mis mejores amigas y la quiero”, aseguró el actor, “pero antes de rodar los besos, ella siempre comía algo desagradable. Y luego decía: ’Sí, comí atún’ o bien ’Mastiqué ajo y no me lavé los dientes’. Solo me quedaba responderle: ’¡Fantástico! ¡No puedo esperar para sentir también ese sabor en mi boca!’”.

6. Lily James — La Cenicienta

Lily James afirmó que el rodaje con un vestido ceñido para La Cenicienta lo había soportado “con sangre, sudor y lágrimas”. El corsé, que en la pantalla producía el efecto de cintura de avispa, era tan estrecho que la actriz no podía respirar con normalidad, sintiendo dolor por el pecho apretado, por lo que constantemente sufría eructos.

7. Leonardo DiCaprio — El renacido

Después de recibir el tan deseado Óscar, Leonardo DiCaprio confesó ante los periodistas que durante el rodaje de El renacido, tuvo que enfrentarse a más de una docena de episodios desagradables. El actor narró que, aunque sabía a qué se exponía, algunos momentos preferiría nunca más volver a vivirlos. Entre otras escenas, destacó el salto a un río helado, el consumo de hígado de búfalo crudo y pasar la noche en el cuerpo de un caballo muerto. Es poco probable que a alguien le guste algo así, en absoluto.

8. Henry Cavill — Los Tudor

Incluso antes de hacerse famoso por su papel de Superman, Henry Cavill participó en la serie Los Tudor. Así, una de las escenas de cama provocó que se sonrojase y tener que disculparse. Según señala el actor, se distrajo por la belleza de su compañera, percibió sus movimientos activos, por lo que se sobreexcitó y asustó a la joven. El actor recuerda este episodio de manera incómoda, ya que se disculpó con su compañera y el equipo de rodaje en varias ocasiones.

9. Ellen Burstyn — El exorcista

Una escena del rodaje de El exorcista todavía provoca que Ellen Burstyn se estremezca al nada más mencionarla. Para provocar un mayor efecto visual en la escena, la actriz fue atada con un cable y fue arrastrada por el suelo hasta que gritó de dolor. El director, al parecer, quedó contento con la emoción verdadera que Burstyn emitió, mientras que ella tuvo que andar con muletas hasta el final del rodaje.

10. Arnold Schwarzenegger — Batman y Robin

Terminator no es el único personaje robótico que Arnold Schwarzenegger tuvo la suerte de interpretar. En 1997, en la película Batman y Robin, el actor encarnó el papel del villano Mr. Freeze, el antagonista de Batman. Pero a Schwarzenegger no le hace mucha gracia recordarlo, y esto se debe a un incidente provocado por su traje. Cuando comenzaron a rodar primeros planos, los técnicos colocaron luces LED en la boca de Arnold; estas tenían que iluminar con un gran efecto visual la mandíbula del actor. Pero no tuvieron en cuenta un detalle importante: con este diseño, la saliva llegaba rápidamente a la batería, interactuaba con esta y comenzaba a secretar en la boca de Mr. Freeze un ácido corrosivo. Obviamente, Schwarzenegger no estaba para nada contento con esto y confesó que sentía “algún tipo de sabor desagradable” en su boca.

11. Margot Robbie — El lobo de Wall Street

Tal y como admitió Margot Robbie en una entrevista, hacer el amor sobre un montón de dinero es, en realidad, una actividad muy poco agradable. La actriz contó que, después de esta escena de cama en El lobo de Wall Street, su espalda sufrió muchos cortes: “A lo mejor el dinero de verdad es mucho más suave, pero el falso, que parece papel, puede dejar verdaderos rasguños en la piel”.

Bono: Sylvester Stallone y “la peor película de todo el sistema solar, incluidas las producciones alienígenas que nunca hemos visto”

Tras el éxito rotundo de Rocky, Sylvester Stallone, durante un tiempo, actuó en dramas y películas de acción hasta que decidió probar suerte con una comedia. Esta no fue la mejor experiencia, y todavía siente vergüenza por ella.

Para conseguir el papel en la película Para o mi mamá dispara, Stallone tomó la iniciativa por la rivalidad que mantenía con Arnold Schwarzenegger. Queriendo adelantarse a su competidor, Sylvester decidió ser el primero en firmar el contrato para el rodaje. Y más tarde descubrió que la estrella de Terminator, deliberadamente, había rumoreado sobre su interés para burlarse de su compañero de cine, ya que este ya había leído el guion y, por decirlo suavemente, no estaba para nada entusiasmado.

Más tarde, el propio Stallone, describió su participación en la película Para o mi mamá dispara de la siguiente manera: “Si quieres que alguien confiese un asesinato, simplemente, oblígalo a ver esta película. ¡Confesará todo en 15 minutos!”.

Si tú fueras actor, ¿qué escenas te resultarían más difíciles de interpretar?