Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una artista se divierte tejiendo alimentos idénticos a los originales y sus exposiciones han sido todo un éxito

8-35
984

El arte puede encontrarse en cualquier lugar que guarde un espacio para dejar volar la imaginación. Los que dedican su vida a esto saben que la creatividad es una de las claves para conseguir las mejores obras. Si hablamos del arte gastronómico, son muchas las cosas que pueden sorprendernos cuando nos aventuramos en la comida y sus colores pero. Más allá de solo disfrutar los sabores, la artista Kate Jenkins usa su ingenio, estambre y, en ocasiones, un poco de lentejuelas, para tejer alimentos en 3D y convertirlos en obras auténticas.

¿Qué hay detrás de sus obras? Esta experta del arte tejido compartió con Genial.guru un poco de su historia y la inspiración que se encuentra detrás de sus ideas.

El comienzo de una gran artista

“Sé original, sé amable con todos, trabaja muy duro y ¡nunca te rindas!”, esa es la ideología que ha llevado a esta artista a lograr sus objetivos y encontrar un sentido en cada una de sus creaciones. Desde pequeña, sintió una gran atracción por el arte de tejer y, cuando tenía 8 años, comenzó la aventura que cambiaría su vida por completo. Le gustaba tanto que se volvió adicta a tomar los ganchos y el estambre para adentrarse en lo más profundo de su creatividad.

Desde que su madre y su abuela le enseñaron a tejer, no dejó de trabajar en los proyectos que se le iban ocurriendo. Nunca se aburrió mientras crecía pues, en este pasatiempo, encontró una manera divertida de expresarse. Siempre estaba haciendo algo, ya fuera tejido a ganchillo o bordado, ella siempre tenía un trabajo en proceso. Su infancia estuvo llena de horas felices, y la pasión que surgió, desde el primer encuentro que tuvo con este arte sigue intacta hasta ahora. Sin importar los obstáculos que se han podido presentar en su camino, su amor por lo que hace no ha disminuido ni un poco.

No tuvo que pasar mucho tiempo para que ella notara el talento que tenía para interpretar una idea en 3D, en lugar de hacerlo con técnicas de pintura o dibujo. Fue entonces cuando tomó la decisión de estudiar textiles de moda y luego se especializó en diseño de prendas de punto. Desde entonces, ha desarrollado una carrera exitosa y sus diseños le han dado la oportunidad de disfrutar su más grande pasión y divertirse en el proceso.

La inspiración detrás de su arte

Son miles las piezas que esta artista ha tejido a ganchillo. Gran parte de su inspiración proviene de lo cotidiano y del mundo que la rodea. Todas las personas con las que convive, los viajes que hace y los lugares que visita, son algunas de las bases de sus ideas. Lo que más le gusta es aventurarse en los mercados locales de alimentos y todos aquellos sitios en donde puede ver comida, pues su arte está muy enfocado en esta.

Los empaques y la presentación de los alimentos que usan en cada país son cosas que la emocionan, porque le encanta descubrir nuevas posibilidades para llevarlas a otro plano con su habilidad y tener la oportunidad de compartirlas con otras personas. De tantas cosas que pudo abordar, eligió la comida, debido a las opciones infinitas que esta le brinda para trabajar. De hecho, la artista compartió que no puede tener una obra favorita permanente pues, cuando termina un trabajo, este se convierte en el más querido del momento.

Su primera exposición: un impulso hacia el éxito

Aunque existían muchas inquietudes y nervios, Kate confió en su talento y se atrevió a lanzar su primera exposición en el 2007 para mostrarle a la gente lo que hacía. Su arte era muy diferente y eso la hizo cuestionarse si alguien asistiría o estaría interesado en comprar alguna de sus obras. Para su sorpresa, la presentación fue un éxito y estaba llena. Los asistentes estaban encantados y logró vender todas sus piezas. Esto le dio le confianza para dejarse llevar por su imaginación y arriesgarse por completo.

“Fue increíble, después de pensar en la idea de crear alimentos a ganchillo y enmarcarlos, ver que la gente realmente los compraba. Verlo todo junto fue un gran logro para mí como artista, fue tan gratificante y emocionante porque me dio la confianza para crear cada vez más, tratando de mejorar los últimos trabajos”, compartió. Después de esta exposición, llamada “Comfort Food” (Comida reconfortante), en donde presentaba algunos de los platillos más representativos del Reino Unido, siguió abriendo exposiciones para su público en Londres, Nueva York, Dublín y Barcelona. Su trabajo ha llegado a ferias de arte en Australia, Hong Kong, Washington y países europeos.

Arte a cambio de sonrisas

Probablemente, cualquier artista busca transmitir algo a través de su arte. Para Kate, ha sido muy gratificante saber que genera una sensación de diversión y alegría en las personas con las que comparte sus obras. “A menudo, me dicen que mi trabajo hace sonreír a la gente y supongo que ese es el cumplido más grande que puedo recibir de mi audiencia”, comentó. Además, su mayor satisfacción es tener la oportunidad de vivir de su pasión y seguir en el camino como artista y diseñadora pues, sin importar las circunstancias, ella nunca pensó en rendirse porque el amor por su trabajo era, y sigue siendo, más grande que cualquier adversidad.

El enfoque de su trabajo y los próximos proyectos

Kate ha presentado piezas como mariscos, panes, postres, macarrones, papas fritas, sándwiches, helados, latas de diversos alimentos, entre otros insumos. Cada exposición que ha creado, tiene un enfoque distinto, como la cafetería tejida que presentó en “Kate’s Cafe” (2009), un exhibidor de pescados que diseñó para su exposición “Kate’s Plaice the Stitchmongers” (2015) y una variedad de panes que creó para “Kate’s Bakes” (2019). Y aunque su trabajo está basado en la comida, está abierta a experimentar con otros temas. Actualmente, está preparando su nueva exposición que se tratará de un bar de bagels (Kate’s Bagel Bar) y que presentará en Londres a finales de este año.

“Aunque mi camino ha sido cambiante y emocionante, hay una cosa que no cambia; en mi trabajo siempre pongo mucha calidez e ingenio. Mi deseo siempre será hacer sonreír a las personas”, señaló. Cualquiera que desee comprar alguna de sus piezas tejidas u otro de sus productos, puede dar clic aquí para consultar más información.

Sin duda alguna, esta artista ha puesto todo el corazón en su arte y se ha convertido en la inspiración de muchas personas, pues demuestra que la clave de todo está en el esfuerzo y en tener una visión clara de lo que quieres. ¿Qué opinas del trabajo de Kate? ¿Cuál es tu pieza favorita? Cuéntanos en los comentarios.

8-35
984